Alto acatamiento y denuncias por “aprietes”, en el balance de la primera jornada de paro docente

El paro docente tuvo un elevado acatamiento en la ciudad de Tandil, aunque fue dispar en los diferentes establecimientos educativos. De acuerdo a los datos aportados por la Jefatura Distrital de Educación, la adhesión fue del 82 por ciento, mientras que los gremios aseguraron que más del 90 por ciento de los maestros se plegaron a la huelga.

El jefe distrital de Educación, Rodolfo Badin, informó que la adhesión media del distrito fue del 82 por ciento pero que hubo instituciones donde la totalidad de los maestros hizo paro, otras donde la adhesión fue del 50 por ciento, en otras del 90 y en algunas del 20 por ciento. En tanto, en la mayor parte de los establecimientos rurales los docentes no se plegaron a la huelga.

“Es un nivel de acatamiento alto, porque realmente el resto del año oscila en un 70 por ciento. Por ser el día de inicio escolar ha sido alto”, aseguró.

Y aclaró que siempre intentan garantizar que los establecimientos “estén abiertos por si algún docente quiere trabajar y en este momento se ha dado la conjunción que también hay paro de ATE, es decir de porteros”.
“Generalmente el directivo va a la escuela, aunque no firme y se adhiera al paro, está presente para informarnos las novedades”, indicó.

En tanto, recordó que el miércoles, a las 10, van a realizar el acto de inicio del ciclo lectivo en la Escuela Primaria 21, porque “respetando el derecho a huelga tomamos el 6 y 7 que eran paro y el 8 arrancamos con la actividad normal”.

“No hemos sido
escuchados”

La referente del gremio FEB, Carmen Núñez, aseguró que la adhesión en Tandil al paro fue de alrededor del 90 por ciento, al igual que en el resto de la provincia de Buenos Aires.

“No es una situación cómoda para los docentes no haber podido llegar a un acuerdo con el Gobierno, son momentos difíciles para todos”, admitió.

En cuanto a los voluntarios que convocó el Gobierno, explicó que “es para cumplir en los CIC, en la iglesias, en eso lugares barriales para dar apoyo, no para ir a las escuelas. Es una puja política”.

“Los docentes el año pasado le dimos al Gobierno un voto de confianza, esa es la realidad, y este año no hemos sido escuchados”, argumentó.

Y recordó que “nosotros queríamos ser convocados desde agosto del año pasado, no fue así, se esperó hasta último momento y el viernes la propuesta del Gobierno fue ofrecer sumas en negro, 800 pesos para el que recién inicia y 2 mil para los que tienen 25 años de antigüedad por única vez y a cuenta de supuestos futuros aumentos. En realidad no hay ofrecimientos en firme que sea valedero”.

En tanto, señaló que “este paro es a nivel nacional, la Provincia no decretó ningún paro aún, por eso vamos a seguir convocando a asambleas y reuniones de delegados, el paro nacional es por la reapertura de las paritarias porque el ministro (de Educación de la Nación, Esteban) Bullrich se niega a hacerlo”.

Por otra parte, afirmó que “los días de paro se descuentan. En años anteriores siempre se ha negociado el no descuento porque hemos podido llegar a un acuerdo pero hoy no está puesto en la mesa por parte del Gobierno el no descuento” y aseguró que hasta el momento no tienen fecha de nueva convocatoria de reunión paritaria.

Una voz fuerte
de reclamo

Por su parte, Hugo González, titular de Suteba, coincidió en que superaron el 90 por ciento de acatamiento a la medida.

Consideró que la adhesión fue “muy alta” y sostuvo que “tuvimos una movilización de todas las provincias multitudinaria, con una voz fuerte de reclamo”.

“Esperemos que se entienda el mensaje que estamos transmitiendo. Este es un conflicto de toda la docencia argentina, no de un solo dirigente. La foto de hoy demuestra que realmente lo que estamos planteando es serio”, manifestó pero consideró que el Gobierno les está “cerrando las puertas”.

Actitud
persecutoria

En cuanto a la convocatoria a voluntarios, que finalmente no se concretó en las escuelas, dijo que “no es legal ni eso, ni la conciliación obligatoria que nos quieren imponer en la provincia que realmente no corresponde. De hecho, ya hubo una presentación en la Justicia porque nos están cercenando el derecho a huelga y no nos pueden convocar a una conciliación obligatoria cuando es un conflicto nacional”.

Además, contó que el viernes tuvieron un “apriete” por parte del Gobierno ya que desde los organismos centrales se les pidió a inspectores y jefaturas regionales y distritales que elevaran una nómina de los docentes que se iban a adherir al paro.

Frente a ese panorama, explicó que “hicimos una presentación en el día de hoy a primera hora, y también a nivel central rechazando esto y marcando que es una actitud intimidatoria y persecutoria porque todas nuestras asistencias e inasistencias se vuelcan mensualmente en una planilla de contralor. No se necesita hacer una nominalidad, estaban pidiendo nombre y apellido, DNI, todos los datos del trabajador. Es una actitud de amedrentamiento”.

“Hemos hecho todas las presentaciones en la Justicia declarando todos estos elementos. No tenemos propuestas, pero sí tenemos un montón de amenazas y acciones mediáticas por parte de la Gobernadora, atacándonos, tratando de poner al conjunto de la sociedad en nuestra contra”, cuestionó.

Y resaltó que “la verdad es que nosotros estamos orgullosos de la comunidad porque nos ha manifestado su acompañamiento y solidaridad, nadie quiere mandar su hijo a tener clase con un desconocido y saben que estamos reclamando algo justo y que es una situación de apriete. Vivimos en democracia, hay un marco legal, tenemos derechos”.

Unidos en
la lucha

González adelantó que en los próximos días se van a reunir con el resto de los gremios, que son los seis en la provincia, que están “unidos en esta lucha y estarán evaluando las medidas de fuerza, que se van a profundizar si no tenemos algún tipo de convocatoria a una propuesta seria”.

“Hacer lo que hicieron el otro día de poner plata en la mesa para que levantemos un paro es lamentable, fue una extorsión”, criticó.

Y aseguró que “en el ámbito público sufrimos estas situaciones de apriete, pero en el privado también. Hoy lo denunciaba el Sadop (el sindicato de docentes de colegios privados) que en muchos lugares estaban contratando suplentes para reemplazar al docente que hace la medida de fuerza. Es algo ilegal. Pero eso no logró frenar el paro en privado”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario