Alumnos de Polivalente y el IPAT llenaron de color la esquina de Alem y Pinto con murales y arte público

En el marco de la Semana de las Artes, alumnos de la Escuela Polivalente y del IPAT sacaron “el arte a la calle” mediante una original y divertida muestra que se atrajo las miradas de los transeúntes que interactuaron con los chicos. En tanto, los estudiantes del instituto terciario pintaron murales en la fachada del edificio situada sobre la calle Pinto.

El trabajo de los chicos de sexto año de Polivalente surgió en la materia Arte Público, que se incorporó este año con el nuevo plan de estudios.

Verónica Gabastou, una de las profesoras, explicó que la propuesta surgió en el marco de la Semana de las Artes.

Sacar el arte
a la calle

“Nosotros estamos con una muestra de arte público, que es una materia nueva y que implica que el arte sale a la calle”, resaltó.

La docente explicó que “estábamos acostumbrados a ver murales, la idea de trabajar las estatuas fue salir del cuadro, e interactuar con el espectador, y cada uno de los chicos fue trabajando una temática diferente”.

En tanto, aclaró que no se trata solamente de una representación de tipo estética sino que “cada obra tiene una preocupación, un mensaje, una metáfora. Algunos de los chicos trabajaron con el calentamiento global; otros con la madre naturaleza; otros con la historia de México, de qué manera ven el tema de la muerte que para nosotros es fuerte; otros trabajaron el cine, el Cisne Negro. Cada uno fue tomando distintos temas y haciendo resignificaciones, llevándolo al espacio e interactuando con el espectador”.

Sorprender

En ese marco, afirmó que “la idea un poco era sorprender en las calles de Tandil en un horario en el que no está previsto, que sorprenda a la ciudad”.

“Una de las chicas trabaja con el karate en su vida, concursa y lo toma con la filosofía de vida, entonces la idea es acercar al espectador a esa situación”, señaló.

Y añadió que “es una de las primeras muestras que hacemos saliendo a la calle con esta nueva materia. Este año hicimos una pequeña intervención dentro de la institución”.

Asimismo, resaltó la importancia de que el espectador le pueda hacer “preguntas a los personajes, que exista el diálogo, el divertirse y que el arte comienza a formar parte de la vida cotidiana”.

Finalmente, Verónica Gabastou contó que el 25 de noviembre, a las 18.30, se va a realizar el evento La Noche de Poli, en el edificio nuevo situado en 4 de Abril y Sarmiento, en el cual van a participar las estatuas, y además habrá esculturas y música en vivo.

Murales

Por su lado, los alumnos de segundo año del profesorado de artes visuales del IPAT realizan un mural en la fachada que da a la calle Pinto del histórico edificio.

El profesor de pintura José Aerolaza contó que “la idea surgió a partir de un proyecto entre dos cátedras del profesorado de artes visuales, muralismo y pintura y lo que están haciendo los chicos es a partir de una construcción colectiva, generan la idea”.

“Les propusimos una técnica pictórica que era trabajar con esténcil y a partir de esa impronta, va surgiendo la temática que tiene que ver con la relación de la institución con lo que antiguamente era un hotel”, manifestó.

Una de las alumnas, Natalia Naranjo, contó que en primer lugar se propusieron “hacer un trabajo de campo sobre un tema, éramos dos grupos dentro del salón y salimos a investigar, hacer trabajo de fotografía, ir a la estación a los archivos, mirar fotos y encontrar relación entre el hotel, la institución y Tandil, para generar un boceto”. “Los dos grupos planteamos un boceto final a escala. Defendimos cada grupo el suyo y de los dos, se generó uno solo. Nos llevó medio año ese trabajo, un buen tiempo”, manifestó.

Y señaló que “el juego con el esténcil es que se repita la imagen, y se genera movimiento”.

Dejar una marca
en la escuela

En cuanto al significado que tiene para ellos, indicó que “es una esquina muy céntrica. Muchos hicimos la secundaria acá, así que es esperado llegar a segundo año para hacer muralismo”.

A lo que su compañera, Pilar Murrone, agregó que “es dejar una marca en la escuela”.

Además, indicó que buscaron reflejar “la historia del hotel Roma y usar la estética de esa época, por eso usamos muchos ornamentos, está el farol de la época, los autos, las maletas”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario