Alumnos reeditaron el reclamo por el arreglo de las calderas en Normal

Una imagen del año pasado en Escuela Normal, donde no había calefacción por problemas en la caldera

A pocos metros donde comenzó la recorrida por la iniciativa “Baldosas por la memoria” (ver página 6), un grupo de estudiantes se negaba a ingresar a las aulas en reclamo por la reparación del sistema de calefacción en la Escuela de Educación Media 10 (ex Normal), que se encuentra fuera de funcionamiento desde hace meses.

En paralelo, los directivos intentaron dar explicaciones a los jóvenes y las garantías de que cuatro máquinas serán reemplazadas en los próximos días, en el marco de una obra financiada a través del Fondo Educativo.

Lo cierto es que los inconvenientes comenzaron a fines del año pasado, cuando se produjo la clausura de las instalaciones por parte de Camuzzi. En función de ello el Consejo Escolar inició las gestiones para restablecer el servicio y solicitó el recambio de cuatro calderas.

 

La sentada

 

La movilización comenzó a gestarse en los últimos días, cuando las jornadas de bajas temperaturas comenzaron a hacerse sentir y cuando las respuestas de las autoridades no conformaban. “Estamos acá porque siguen dando vueltas”, expresó una de las jóvenes mientras sostenía un cartel con la leyenda “Basta de frío. Queremos la solución” y recibía el apoyo de sus pares de otros cursos del turno tarde.

En primer lugar contextualizó que “desde principio de año están rotas las calderas”, ante lo cual “nos dicen que en diez días se arreglan, pero no pasa nada”, y respecto a las explicaciones de las autoridades dijeron que “supuestamente la plata está y tienen que mandar a comprar los materiales a Buenos Aires. Pero nos dicen eso desde principio de año”.

“Tenemos frío”, expresó uno de los chicos que asiste al establecimiento educativo que acompañó la movida, mientras que otra joven sostuvo a modo de queja que “no se puede estar adentro, tenemos que venir con camperas, bufandas, guantes. No se puede estudiar así”.

En conjunto reclamaron “una repuesta concreta” que finalmente se haga efectiva “porque hace meses que nos dicen que en diez días la reparan”, cuestionar.

Para finalizar, y a la espera de una solución que beneficie al conjunto, no descartaron otra movilización si la situación no se resuelve.

 

La palabra de la directora

 

La directora de la escuela, Susana Coponi, mantuvo un breve intercambio con el grupo que encabezó la actividad frente al edificio de avenida Santamarina al 800, en el que repasó la situación actual y las gestiones iniciadas en conjunto hace dos meses con el Municipio y el Consejo Escolar para atender la situación.

Luego, en diálogo con El Eco de Tandil confirmó que las calderas “están rotas” y que en reemplazo se adquirieron nuevos aparatos que llegarán “en esta semana, porque la adaptación de las viejas, por cuestiones de seguridad, quedó desestimada”.

“Entran otros niveles de inspección que tienen que ver con el nivel de calorías. Entonces la solución más eficaz será cambiarla completamente”, evaluó la directora.

“Son equipos que tienen 35 años y su funcionamiento no es el ideal”, analizó Coponi, y remarcó que “no cumplen con las normas de seguridad”, por lo que no se las pueden habilitar.

Estimó que las nuevas máquinas podrían llegar a la ciudad en el transcurso de la semana entrante, y que las tareas comenzarán los días posteriores.

En cuanto a la movilización, minimizó la convocatoria al señalar que “es un grupo del turno tarde” y que a la mañana los chicos “vinieron a clase perfectamente”.

“Me parece perfecto que se manifiesten porque estamos en democracia y precisamente la escuela es una cuna de aprendizaje social”, dijo.

Para finalizar, analizó las condiciones y dijo que “manteniendo la puerta de las aulas cerradas, no es un ambiente ideal, pero es soportable”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario