Amigos de un motociclista herido llevan adelante una vigilia frente al Hospital

Extensas banderas con inscripciones de aliento montaron los familiares y amigos del motociclista Carlos Falcon (20), quien sufriera gravísimas heridas al chocar contra un colectivo, el lunes por la mañana en Colectora Macaya y Juárez.
Además, se han instrumentado cadenas de oración para rogar por la recuperación del joven, que es padre de dos criaturas.
Juan Carlos Falcon, padre del lesionado, explicó a Multimedios El Eco que los amigos permanecen frente al centro asistencial para exteriorizar su apoyo a la familia en tan complicado momento.
El hombre admitió que hubo informes que ?no fueron muy alentadores, ya que nos dijeron que su estado era gravísimo y que estaba transitando horas críticas: las famosas 72 horas?.
Acotó que restaba ?tener fe, mucha fe?, tras lo cual destacó ?el esfuerzo que están haciendo los facultativos y médicos. Tenemos mucha fe en Dios y mucha confianza en la gente que nos ha tocado. Mi hijo está en manos de Dios y de profesionales muy buenos. El área de terapia intensiva es lo mejor que tenemos?, enfatizó.
Falcon indicó que trabaja en el centro asistencial, por lo que ?he visto muchas cosas de estas, pero ahora estoy del otro lado. He visto muchas cosas buenas con esta gente que está atendiendo a mi hijo?.

Amistad sin fin

Juan Carlos Falcon también destacó la actitud de los amigos de su hijo y convocó a sumarse a una cadena de oración.
El joven que sufrió gravísimas heridas ?cumplirá 21 años el 27 de septiembre. Tiene una criaturita de tres años, Benjamín, y Morena, de un año. También por ellos queremos que él salga y podamos a estar todos juntos de vuelta?.
El motociclista se desempeña como soldado voluntario y tras el accidente la familia destaca que ?nos han ofrecido la ayuda que pueden darnos, cada uno desde su lugar: desde el barrio, los amigos, el Ejército y hasta gente que no conocemos y nos da aliento?.
El padre del accidentado dijo que ?los amigos llevan dos noches acá? y que ha visto cómo ?entre cinco compran un paquete de galletitas o una gaseosa. No dicen ni piden nada. Ojalá pudiera dárselos, pero no puedo. Si alguien quiere gastar algo para ellos, lo van a recibir bien?, acotó.
En otro momento hizo referencia al gesto de ?dos pastores de dos iglesias que se han acercado y han orado acá, además de hacer cadenas de oración?.
En tanto, Miriam, la madre del joven, agradeció ?la atención de primera de todo el personal del Hospital? y añadió que ?los verdaderos amigos de mis hijos están acá?.
Juan Carlos, en tanto, dijo que ?como empleado del Hospital quiero agradecer a mis compañeros que vinieron a saludar y estuvieron casi todos a mi lado?.
A su turno, un tío del herido indicó que ?elevamos una nota al Intendente para que los amigos estén acá. La causa vale, porque es para pedir por la salud de mi sobrino y para que tomemos conciencia que acá falta un mayor control de tránsito, mayor prevención y no tengamos que caer en esto que estamos pasando?, culminó.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario