Apostando a la dignidad y el esfuerzo, Diego Bossio entregó certificados del Procrear y nuevas moratorias

En el marco de su visita a la ciudad, el director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio, entregó ayer a la mañana, en la Sala Incaa de la Unicén, certificados a familias que salieron sorteadas en el Procrear y nuevas moratorias previsionales. Un concurrido acto en el que reinó la emoción y el compromiso de cumplir nuevos sueños.

Allí, el dirigente nacional felicitó a todos y a cada uno de los tandilenses presentes, apostó a continuar en el camino del esfuerzo y el trabajo, garantizando la presencia del Estado nacional con políticas concretas. Admitió así que “se nota cuando uno le da la mano a cada uno de los argentinos”.
Lo acompañaron en la oportunidad en el escenario principal su hermano y concejal del Frente para la Victoria, Pablo Bossio; el rector de la Unicén, Roberto Tassara; el jefe de la Regional Bonaerense de Anses, Facundo Llano; junto al gerente del Banco Hipotecario, Matías Almendra; y el director de Conectar Igualdad, Néstor Auza.
Tras la cordial bienvenida del rector, se proyectó un video institucional explicativo de los avances del Procrear en Tandil, mostrando imágenes de los lotes adquiridos en Villa Cordobita, Palermo y Gardey, como así también el progreso que ha tenido en los últimos meses el desarrollo urbanístico donde se construyen 628 viviendas.
Posteriormente, se llevó adelante la entrega de los certificados a las familias que se anotaron en la línea lote más construcción y, afortunadamente, salieron sorteadas, dándole así formalidad al comienzo de la construcción de su vivienda propia. Una a una, de esta manera, fueron subiendo la escalinata y saludando a las autoridades, familias jóvenes con hijos pequeños -en su mayoría- con rostros de felicidad y con la ilusión de pronto poder disponer y disfrutar de su hogar.

Jubilados

Esto se replicó con los nuevos jubilados de Tandil, luego de proyectarse otro video institucional, en donde -con un claro ejemplo- se plasmaban los beneficios de esta nueva moratoria previsional.
Finalmente, tras continuar con las entregas restantes, Diego Bossio tomó la palabra, remontándose en principio a su niñez, a los recuerdos que mantiene de lo que fue el Cine Alfa y felicitando a la comunidad educativa de la Unicén por la renovada e impactante Sala Incaa.
Expresó luego que desde el Gobierno nacional “apostamos mucho a las cuestiones cotidianas, las pequeñas cosas que cambian la vida de los argentinos”. Aseguró así que “estamos reconociendo, por un lado, a las familias jóvenes, a quienes -dijo- no les regalamos nada, son trabajadores que pretenden tener su casa y poder pagarla a 20 ó 30 años”, por lo que felicitó así a todos los beneficiarios.
“Nos involucramos en la compra de terrenos porque apareció el Procrear, apareció la demanda, las familias queriéndose hacer su casa y apareció la especulación, y así apareció el Estado”. Resaltó de esta manera el acuerdo con el Municipio a través de las gestiones realizadas por los distintos actores involucrados para disponer de los primeros 138 lotes que -auguró- “se van a multiplicar en los próximos meses”.
En este camino, Bossio subrayó así que “lo que estamos haciendo es recuperar una Argentina normal. En 125 años de vida del Banco Hipotecario, creado por Carlos Pellegrini, se dieron un millón de créditos hipotecarios, en un poco más de dos años vamos a estar dando más de 200 mil créditos hipotecarios por la firme decisión de nuestra querida presidenta Cristina Fernández de Kirchner”, afirmó.
Desde el Gobierno nacional reconoció entonces que “queremos que los argentinos tengan su casa”, fortaleciendo a través de las viviendas el gran valor familiar. “Esa es la Argentina que pretendemos recuperar y seguramente si tuviéramos más lotes daríamos más créditos, por eso le hemos pedido al Intendente -aseguró- el mayor esfuerzo y a la comunidad para justamente seguir produciendo lotes y generando casas”.
Invitó luego a todos los presentes a visitar el Desarrollo Urbanístico, al que calificó como “un pedacito nuevo de la ciudad”. Con este emprendimiento en marcha y ya muy avanzado, Bossio expresó así que “queremos hacer las cosas bien, empezar y terminar viviendas de calidad porque se lo merecen las familias de Tandil, porque se lo merecen los argentinos y porque es nuestra impronta y concepción de lo que es la política”.
Por último, felicitó a los cientos y cientos de nuevos jubilados de la Argentina: “Se lo merecen, tampoco les estamos regalando nada”, aclaró. Contó que a muchos los conoce y sabe que han trabajado toda su vida. “La Argentina muchas veces les dio la espalda y castigó a muchos argentinos, muchas veces sin trabajo”, advirtió.
Por ello, reconoció con un fuerte aplauso a los nuevos jubilados, a todas las amas de casa, a quienes extendió sus felicitaciones.
“Yo, cada vez que vengo a Tandil, me encuentro con los afectos, pero también me encuentro con un pueblo que tiene mucha pujanza, que tiene muchas ganas, está muy lindo y que seguramente hay mucho por mejorar porque sabemos que faltan cosas, pero que el camino es éste, del esfuerzo, del trabajo, la familia, la posibilidad de jubilarse”, apuntó Bossio.
Por ello, volvió sobre las cuestiones cotidianas que, garantizó, en política son muy importantes. “Son importantes los grandes hechos, las grandes obras y estrategias, pero si no están incluidos los argentinos, si no tenemos un modelo de país que pone el acento, se pone los zapatos, de aquellos que durante muchos años fueron castigados y olvidados, me parece que el camino no es el mejor”.

Vocación de cambio
El dirigente nacional reconoció así el esfuerzo que significa tener la casa propia y le pidió a los jóvenes presentes que “aprovechen la oportunidad”, haciendo hincapié en que desde el Gobierno “lo hicimos de manera transparente, esto es un derecho, es algo que le corresponde a miles y miles de argentinos”, enfatizó.
Por ello, afirmó que “apostamos a la transparencia, a la dignidad y el esfuerzo de cada uno de ustedes”.
Al cierre, a modo de mensaje, manifestó que en toda sociedad “son importantes los dirigentes, pero más importante es la voluntad de un pueblo. Cuando un pueblo tiene voluntad, ganas, lucha, hace valer sus derechos, los conoce, y tiene vocación de cambio fundamentalmente, es imparable. Y yo no tengo dudas de que el pueblo de Tandil, de la provincia de Buenos Aires, es un pueblo imparable porque es un pueblo trabajador, de buena gente, y no quiere que le regalen nada, simplemente quiere trabajar y hacerse valer por sí mismo”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario