Aprehendieron a seis jóvenes tras un nuevo enfrentamiento entre vecinos en La Movediza

Un conflicto entre familias por motivos que se desconocen habría sido el detonante de un nuevo enfrentamiento en Los Rosales al 2000, entre Azucena e Iraola, en pleno barrio La Movediza, que demandó una amplia presencia policial y terminó con la aprehensión de seis personas, tres mayores y tres menores.

El episodio se desencadenó cerca de las 17, cuando los disturbios y las corridas pusieron en alerta a otros vecinos, que enseguida dieron aviso al Sistema de Emergencias 101 Mejorado.

En pleno desarrollo de la pelea llegaron los primeros efectivos que comenzaron a desplegar tareas preventivas hasta que, alrededor de las 17.30, la situación parecía controlada, en medio de un importante operativo que incluyó al menos una docena de móviles de la Bonaerense y de la Unidad de Policía de Prevención Local.

Durante la confrontación, que se desarrolló bajo la atenta mirada de vecinos de viviendas cercanas, se registraron momentos de tensión y también algunos piedrazos e incluso disparos de bala de goma al aire para disuadir, según indicaron desde la Jefatura Distrital.

Finalmente la policía aprehendió a Gastón Elías Membrilla (19), a Alexander Fabián Gómez (19) y a Carlos Osvaldo De Lorenzo (18), junto a otros tres menores de edad.

En definitiva, se iniciaron actuaciones por “Atentado, resistencia a la autoridad y lesiones en riña”, con intervención del fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil, a cargo de la doctora María de los Angeles Marsiglio.
Los menores fueron restituidos a sus padres, mientras que los mayores permanecerán demorados y hoy serán trasladados a la sede de la fiscalía para prestar declaración.

En la zona del conflicto, en tanto, quedaron móviles custodiando el lugar a modo preventivo para evitar nuevos episodios de violencia.

Un violento antecedente

Hace unos diez días una gresca en el mismo sector del barrio La Movediza terminó con dos personas heridas de gravedad derivadas al Hospital Municipal “Ramón Santamarina” y otra al de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”.
Más tarde se confirmó que el menor de edad debió ser trasladado al Hospital Materno Infantil de la ciudad de Mar del Plata.

El hecho se desencadenó en una vivienda de Los Rosales al 2000, en la gélida madrugada del miércoles 20 de julio, de la que participaron varios menores. La pelea se produjo pasadas las 4 y tomaron intervención efectivos de la comisaría Segunda para disuadir y dispersar a los violentos jóvenes.

En aquella oportunidad el jefe de la comisaría Segunda, Andrés Irusta, desconocía los motivos de la confrontación, por lo que se investiga también para intentar determinar ese aspecto, aunque se presume que la rivalidad entre los grupos sería de vieja data.

En cuanto a las lesiones, como se informó, el menor sufrió un golpe en el parietal izquierdo de su cabeza, lesión por la cual fue trasladado al centro asistencial marplatense donde fue intervenido quirúrgicamente.
El otro joven, Mauricio Martínez (19), presentó una herida de arma de fuego en su rodilla izquierda.
“De no haber habido intervención policial estaríamos hablando de algo de mayor gravedad”, había dicho Irusta en declaraciones a este Diario. u

Otro violento ataque

En febrero de este año se registró un ataque a un comercio ubicado en Salta e Iraola, que terminó con el almacenero herido y motivó también posteriores planteos desde la Secretaría de Protección Ciudadana tendientes a revertir lo sucedido en La Movediza y responder a los reclamos por mayor seguridad.

En concreto, el conflicto vecinal comenzó por la tarde del miércoles 3 de febrero, cuando cerca de las 17 el propietario del almacén ubicado en esa esquina se negó a fiarle una cerveza a un vecino de la cuadra que habría salido de un penal hacía semanas.

Ante la negativa del almacenero, el hombre comenzó a arrojar piedras al comercio, rompió vidrios y parte del mobiliario. Ante el llamado a la policía, el agresor se refugió en una vivienda de la cual no podían sacarlo.
Entrada la tarde, el hombre volvió a atacar a golpes al almacenero, quien logró escapar. Sin embargo, el agresor retomó los destrozos con proyectiles de piedras y prendió fuego la puerta de acceso del almacén.
El violento episodio mantuvo en vilo a toda la barriada hasta entrada la madrugada, momentos en que lograron disuadir a los violentos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario