Archivo de otra rebelión legislativa radical de 2005

El 12 de diciembre de 2005, el grupo de ocho concejales leales al intendente Miguel Lunghi resolvió separar de su seno a los legisladores Nilda Fernández, Juan Roque Castelnuovo y María Helena La Madrid por considerar que no respetaron la decisión del Bloque de la UCR, ratificada por el Comité de la UCR de Tandil, sino que además actuaron en un sentido contrario a la suerte de la decisión del bloque, en relación con lo acaecido en la oportunidad de designación de las autoridades del Concejo Deliberante.
El lunghismo arremetió entendiendo que ?la pertenencia a un bloque político implica al menos aceptar y compartir las reglas de juego de ese bloque, que obviamente en el caso de la UCR no pueden ser otras que las reglas de la democracia?.
La decisión fue avalada por los concejales Hugo Escribano, Héctor Equiza, Gastón Morando, Ligia Laplace, Ernesto Palacios, Luciano Grasso, Marina Santos y María Condino.
Por entonces explicaron que los cuestionados concejales optaron por ?concretar un acuerdo con la oposición que se cristalizó en el voto a Fernández para la Presidencia, Carlos Mansilla (FPV) para la Vicepresidencia Primera y Dora Scafoglio (PJ) para la Vicepresidencia Segunda?.
El 5 de enero de 2006, la Unión Cívica Radical solicitó al Comité Provincia que evalúe las máximas sanciones de los concejales Fernández, La Madrid y Castelnuovo, quienes no apoyaron la candidatura de Héctor Equiza para presidir el Concejo.
Los tres fueron expulsados y Fernández se sacó una foto con Cobos en la campaña de 2007. El mismo Cobos que, ayer por la mañana, ya despertaba simpatías en la planta baja del palacio de Belgrano al 400.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario