Ardió una vivienda ubicada en Las Malvinas al 900 y una familia se quedó sin nada

Ayer, cerca de las 19, se desencadenó un voraz incendio en una vivienda ubicada en Las Malvinas 950 que en pocos minutos consumió todo a su paso, dejando a una familia sin nada.

Afortunadamente no hubo que lamentar heridos, ya que los inquilinos no se encontraban en el domicilio.
Darío Servetti, el joven inquilino que reside con su esposa y sus dos pequeños hijos de 6 y 3 años, contó que “recién habíamos salido de casa, fui hasta La Movediza a la casa de mi hermana para desarmar el auto, y me llamó por teléfono el dueño de la casa para avisarme que se estaba quemando”.
Hugo Roldán, el propietario de la finca, vive en el inmueble ubicado en el mismo terreno pero varios metros delante del que se quemó. Fue él quien percibió que se había desatado el siniestro y llamó a los Bomberos.
“Lo único que se me ocurre es que haya sido un cortocircuito, otra cosa no se me ocurre; pero todo estaba desenchufado y no estaba nada prendido, así que no sé qué pudo haber pasado”, expresó acerca de las causas que desencadenaron el siniestro.
“Había ido en moto a la casa de mi hermana, recién llegaba y me tuve que volver. Hacía menos de media hora que me había ido”, explicó.
Respecto a las pérdidas, aseguró que “se quemó todo, no quedó nada, hasta los electrodomésticos, todo”.
Consultado acerca de si necesitan ayuda, el joven que trabaja en el área de plomería, manifestó que “si alguien se puede acercar se lo agradezco y sino tendré que seguir laburando, como lo hice siempre, para recuperar lo que se perdió”.

Las pérdidas
En tanto, el capitán Luis Orellana, quien estuvo a cargo de la dotación de Bomberos, explicó que “recibimos un llamado de un señor que nos alertaba del incendio. Cuando llegamos se trataba de una vivienda prefabricada, y el fuego se desarrollaba en una de las piezas. Lo empezamos a tratar con líneas del mismo móvil y se sofocó hasta su totalidad”.
“Se hizo una revisación ocular de toda la casa y las pérdidas son prácticamente totales. Lo que más agarró fue una de la piezas, que se quemó una cama de dos plazas, otra de una plaza, donde más temperatura hubo y donde se desarrolló el ígneo, después se fue expandiendo hacia los entretechos hasta que se pudo sofocar y controlar”, detalló.
En cuanto al inicio del fuego, dijo que “se desconocen las causas por las cuales se podría haber desencadenado el siniestro. Cuando llegamos no había gente en la casa, sólo se encontraba el señor que llamó y a los 10 ó 15 minutos llegó el inquilino. Se dificultó la entrada porque el acceso es muy chico, pero finalmente pudimos entrar y sofocar el ígneo”, resumió.
Principalmente, resultaron afectados colchones, ropa de cama, cortinas plásticas y de tela, vidrios, cielorraso completo de una habitación de cuatro por cuatro y la mampostería de la misma que se quebró, una puerta, el frente del comedor, heladera, televisión, cómoda, toda la ropa, documentación, sillas, mesa y tirantería.
Para colaborar con la familia, pueden comunicarse al 443-5791 ó 154-686907.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario