Argentina descontó en la serie ante Italia con un memorable triunfo en el doble

Argentina, actual campeón de la Copa Davis, mantiene intactas sus esperanzas en la serie de la ronda inicial del Grupo Mundial que pierde con Italia por 2-1 en el Parque Sarmiento, merced al triunfo que lograron ayer en el doble Leonardo Mayer y Carlos Berlocq sobre Fabio Fognini y Simone Bolelli por 6-3, 6-3, 4-6, 2-6 y 7-6 (7).
“Yacaré” Mayer y el “Gladiador” Berlocq apelaron a su corazón y con una entrega increíble superaron a Fognini y Bolelli en un partido altamente emotivo que duró 4 horas y 8 minutos, y mantuvo en vilo a los 6.500 hinchas que se acercaron hasta la cancha ubicada en el barrio de Saavedra.

Con la victoria, Argentina logró su primer punto, el que necesitaba para no quedar eliminado en la ronda inicial, 68 días después de haber conquistado la Copa Davis tras vencer a Croacia por 3-2 en Zagreb, con actuaciones soberbias del tandilense Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis, ausentes ante Italia.

La eliminatoria continuará hoy desde las 11.10 con el cruce que animarían “Charly” Berlocq y Paolo Lorenzi, en la que Argentina está una vez más obligado a ganar para no perder la eliminatoria.

Si Berlocq consigue el triunfo, se jugará el quinto punto para el cual está anunciado Pella frente a Seppi, pero luego de la floja producción del bahiense en el primer día, es probable que ingrese en su lugar el más “copero” del equipo, el correntino Mayer.
La serie había comenzado adversa el viernes con las derrotas de Pella ante Paolo Lorenzi en sets corridos por 6-3, 6-3 y 6-3, y luego de Berlocq ante Andreas Seppi por 6-1, 6-2, 1-6 y 7-6 (8-6), dos caídas que dejaron al equipo albiceleste sin margen de error.
En ese contexto salieron a jugar Berlocq y Mayer, una pareja que tenía dos buenos antecedentes con sus triunfos de 2015 en las series ante Serbia en Buenos Aires (vencieron a Viktor Troicki y Nenad Zimonjic) y Bélgica en Bruselas (superaron a Rubén Bemelmans y Steve Darcis).

Los argentinos salieron a jugar muy sueltos y dominaron los dos primeros parciales, pero cuando parecía que la victoria estaba cercana, se quedaron demasiado, y también hubo méritos de los italianos para llegar hasta el tie break del quinto set.

En el primer parcial, el correntino Mayer estuvo muy preciso con su saque, quizá lo mejor de su juego, y Berlocq también se cruzó con oportunismo en la red, ante una pareja italiana que no tenía ritmo, aunque imponía respeto, ya que juntos Fognini y Bolelli ganaron el Abierto de Australia en 2015.

El más flojo de los italianos era Bolelli (realizó su pretemporada en el club Independiente de Tandil), con una inactividad de siete meses tras haber sido operado en la rodilla izquierda y fue precisamente a quien le quebraron el saque para adelantarse 5-3, luego sirvió Berlocq sin fisuras y Argentina se llevó el set por 6-3 en 42 minutos ante la algarabía del público.

Los argentinos, que se daban ánimo en cada punto, volvieron a quebrar en el segundo parcial a Fognini (3-2), también en bajo nivel y convaleciente de una gastroenteritis que lo marginó el viernes del partido de single que debía jugar ante Berlocq.

Un quiebre más a Fognini permitió a Mayer y Berlocq ponerse 6-3 y 6-3 en una hora y 25 minutos de partido, ya con el estadio convertido en una verdadera caldera alentando a los campeones, que parecían encaminados a la victoria.

Sin embargo, en el tercer set Berlocq bajó su nivel, acumuló errores, y los italianos, sin hacer demasiado, aprovecharon esas dudas para lograr su primer quiebre del partido.

El mismo llegó sobre el servicio de Berlocq y el equipo europeo se adelantó 5-3. En ese segmento, Bolelli había sacado 3-4 y 0-30, pero Argentina rifó varias devoluciones y el set se escapó finalmente por 6-4.
La confusión de la dupla argentina se prolongó y para colmo creció el talentoso Fognini, quien quebró a Mayer con una derecha paralela deliciosa y así Italia arrancó 1-0 el cuarto parcial que finalmente se llevó por 6-2 tras haberse apoderado una vez más del servicio del correntino.
En el quinto set, ya con mucho clima de Copa Davis en las tribunas, el aliento de los hinchas inyectó ánimo a la pareja argentina, que se puso rápido 2-0 con un quiebre sobre el servicio de Bolelli.

Sin embargo, los errores se sucedieron, sobre todo del lado de Mayer, y el parcial se estiró al tie break ya que los italianos quebraron a Berlocq y todo estaba igualado.

En el tie break, la figura fue Berlocq con su entrega y cruces en la red, aunque el dueño de la foto final fue “Leo” Mayer, ya que cerró el partido con una derecha cruzada y sentenció la victoria, luego de haber desperdiciado la dupla nacional cuatro match points, uno de ellos con Fognini sacando 5-6 y 30-40.

Mayer y Berlocq festejaron largamente el éxito con el público, aunque el triunfo sirvió únicamente para no perder la serie ayer, habrá que sumar dos más hoy para avanzar a los cuartos de final.
En la historia, nunca Argentina logró revertir una serie en la que comenzó perdiendo 2-0. Incluso, hacía veinte años que no empezaba así, desde julio de 1997 cuando Ecuador la derrotaba 2-0 el viernes y terminó cerrando el match por 3-1 el domingo.

Si Argentina pierde, deberá disputar el repechaje para mantenerse en el Grupo Mundial entre el 15 y 17 de septiembre.

En el caso de ganar, se instalará en cuartos de final, instancia en la que tocará el vencedor de la serie que animan en Frankfurt el local Alemania y Bélgica. (Télam).

 

Las otras series

Tras los primeros dos días de competencia, las otras series del Grupo Mundial se encuentran así:

-Alemania 1-Bélgica 2.

-Australia 3-República Checa 0.

-Japón 0-Francia 3.

-Serbia 3-Rusia 0.

-Croacia 2-España 1.

-Canadá 1-Gran Bretaña 2.

-Estados Unidos 3-Suiza 0.

 

Australia, Francia, Serbia y Estados Unidos aseguraron su presencia en cuartos de final, mientras que sus derrotados disputarán un repechaje para mantenerse en el Grupo Mundial.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario