Argentinos fue más y se metió en cuartos

Ante la imperiosa necesidad de anotar para tener chances de dar vuelta la serie, el conjunto argentino fue dominador de la etapa inicial, apoderándose del balón, ejerciendo cierta preminencia territorial y transformando en figura a Adrián Martínez.
El criterio de Ortigoza y el sacrificio de Mercier en la zona media, algunas escaladas de Prósperi sobre la derecha y el desequilibrio de Hauche fueron los principales argumentos del ?Bicho? para argumentar esa tendencia.
El golero visitante se lució ante un remate frontal de Ortigoza, otro cruzado de Prósperi y uno más de Quiroga, ante el cual debió intervenir en dos tiempos. Además, repelió -no sin dificultad- un
tiro libre de Scotti sobre el epílogo de la etapa inicial.
Fueron esas acciones las más profundas de un equipo que fue más pero careció de puntería para encontrar la diferencia al cabo de la primera mitad, ante un rival que se acercó sólo de manera esporádica, mostrando a Piriz Alvez como su hombre más punzante.
El ex Talleres de Córdoba dispuso de sendas ocasiones, siendo en la primera bloqueado oportunamente por Caruzzo y careciendo de precisión en la siguiente, tras la habilitación de Tressor Moreno.
A poco de comenzado el complemento, Argentinos encontró el gol que mitigó su ansiedad. Scotti llegó hasta el fondo por la derecha y abasteció a Hauche, cuyo envío cruzado fue capitalizado por Pavlovich, que desde el área chica infló la red.
Y sobre el cuarto de hora, el local amplió su diferencia a través de Hauche, que tocó ante la salida de Martínez, sacándole rédito a la asistencia de Quiroga y coronando de forma ideal una lucida maniobra colectiva.
Los mexicanos no encontraron recursos para torcer la historia, ante un adversario que estuvo siempre cómodo en el desarrollo, inclusive habiendo contado con algunas chances para volver a marcar.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario