Armando Cocina se vistió de héroe al evitar que golpearan a la mujer

Armando Cocina fue el héroe del desagradable episodio de violencia de género que le tocó vivir a Paola Cervetta. Con su accionar y decisión logró frenar la locura de una persona que empuñando un arma de fuego ingresó al instituto con la intención de agredir a la profesional que estaba dando clases.

En su comercio, con la mano izquierda vendada producto de lo acontecido y el cálido reconocimiento de su familia y empleados, atendió a El Eco de Tandil.

Cocina comenzó explicando cómo se fue desencadenando el violento hecho, expresando que “estábamos desarrollando una clase normal, somos once alumnos los que concurrimos y nos encontrábamos en la parte de pastelería haciendo tiempo para que se terminaran de cocinar unas masitas”.

Luego mencionó que “en ese momento, recuerdo que estaba sentado en la cocina, comenzó un griterío de los chicos que decían `entró el novio de Paola, ayúdenla que la quiere matar´. Ni siquiera lo vi pasar, ni me había dado cuenta que ingresó al instituto”.

Continuó narrando cómo se fueron sucediendo los violentos hechos. “La sacó al patio y salí como para calmarlo, pero no sabía que tenía un arma. Me encuentro con él regresando con ella tomada por el cuello y apuntándome con un arma de fuego amenazándome con matarme si no salía de su camino” recordó.

Luego comentó que “acto seguido nos metimos en la cocina con Malvina, una compañera, él siguió y terminó arrinconando al resto contra un escritorio.

Dentro de la cocina estaba realmente bloqueado, quería marcar el número para avisar a la policía pero marcaba cualquier cosa. Así que tiré el teléfono y salí pese a que mi compañera me decía que no lo haga porque nos iba a matar”.

A partir de esa decisión tomada por Cocina se produjo el cruce más violento. “Abrí la puerta, salí y lo veo que estaba de espaldas por lo que decidí pegarle una trompada en el brazo para sacarle el arma y acto seguido nos trenzamos en lucha y lo golpee bastante. Luego se zafó, agarró un cuchillo por lo que me volví a abalanzar para quitárselo”.

 

Corte

 

Armando Cocina aún tiene en su cabeza la lamentable película que lo tuvo como un valiente protagonista, “te juro que no pude dormir” le dijo a este medio. También manifestó que “no sé cuánto tiempo pasó, sé que en un momento llegó la policía lo agarró, le puso las esposas y se lo llevaron. En ese instante me doy cuenta que tenía sangre y la mano lastimada, por lo que me llevaron hasta el Hospital Municipal donde me dieron seis puntos en la mano izquierda. Por suerte no me afectó tendones ni nada”.

 

 

Esperemos que siga

 

Consultado sobre la profesora que fue víctima de la violencia de género delante de sus alumnos, Cocina mencionó que “para mí verla a Paola gritar y que pasara por esta situación fue desgarrador. Ella nos había comentado que su ex la andaba acosando, pero jamás pensé que se produciría algo como lo que pasó”.

Por último mencionó que “a pesar de la situación lamentable que le tocó vivir, espero que nos siga dando clases. Paola es una persona muy responsable, muy buena profesora y con nosotros va a estar tranquila y custodiada. También la justicia debería no tener que esperar a que un hombre golpee a una mujer para tomar alguna medida al respecto. No puede un ser humano estar aterrado por un individuo que la vuelve loca”.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario