Artistas dialogarán sobre sus obras con el público visitante

Dos de las muestras que fueron inauguradas recientemente, producciones de los conocidos artistas tandilenses Raúl Tolosa y Martín González, movilizan sentimientos, emociones e impresiones, generando inquietudes que el espectador podrá intercambiar con el artista. La idea es que quienes fueron impactados por las obras, así como los que aún no tuvieron la oportunidad de acercarse a Chacabuco 357, puedan recorrer las muestras junto a los artistas. Las visitas serán guiadas por el fotógrafo Martín González este jueves y el próximo 24 a las 19 y por el artista visual Raúl Tolosa el venidero martes a las 10 y el miércoles a las 19, con entrada libre y gratuita.

El objetivo de la actividad se centrará en que cada uno de los observadores logre una interpretación propia de la obra y al mismo tiempo conozca la perspectiva, las motivaciones y los sentimientos que atravesaron a los artistas en el proceso de creación y finalización de la obra de arte. Muchas de las ideas y emociones transmitidas en los trabajos parten del inconsciente y quedan expresadas, saliendo al exterior, en forma estética. A ello los autores le sumarán en la visita la comunicación oral, el diálogo y el conocimiento.

 

Lo que verá el visitante

El espectador que se acerque a “Transformación” los próximos martes o miércoles -descubrirá no sólo la atracción por las esculturas trabajadas en resina poliéster sino también el encuentro interior que cruzó a Raúl hasta culminar en dicha muestra. Un proceso que venía trabajando desde su primera muestra individual “Obsesión”. Percibiremos el despertar de algo nuevo que tendrá que ver con lo técnico -sus próximos trabajos se centrarán en formatos más pequeños aunque continuará en el camino de la resina-y con lo emocional. “Transformación” plantea, con una alta carga de simbolismo, un paralelismo entre lo inmaterial-espiritual y lo corpóreo-matérico en piezas de cuerpos en tamaño natural. Raúl Tolosa expresa que “es volcar lo que estoy sintiendo en este momento, en esta etapa de mi vida, que tiene que ver con la transformación y el cambio. Todas remiten al proceso que hay que hacer para modificarse, estar bien y generar el salto positivo en la vida”.

Martín González nos involucrará en una temática no tan habitual para muchos, y sin embargo es algo cotidiano para el artista: el ciclo de la cosecha. La repetición del ciclo anual de la actividad lo indujo a ver en ella tomas fotográficas perfectas. Con un sentido estético y motivado por el conocimiento encontró en los objetos infinidad de lecturas. Martín sintió que la noche desdibujaba los objetos, los despojaba de su esencia, cargándolos de nuevos significados. Una cosechadora, un carro, un silo, dejaron de serlo para transformarse en sombras y luces en movimiento. En este contexto ya imaginario, casi onírico, se profundizó su percepción del final de un ciclo. El cultivo es cosechado en un acto mecánico, intenso y abrupto. En pocas horas se desvaneció ese proyecto de casi un año al que dedica una infinidad de cuidados. Se agudizó la comprensión del ciclo vital.”

 

Para agendar

Las visitas estarán organizadas en diferentes días de acuerdo a cada una de las dos exposiciones, como ya se señalara. Se invita al público en general a disfrutar de un momento de diálogo con los artistas. Sin cupos limitados y con entrada gratuita.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario