Asaltaron por segunda vez una despensa ubicada en Villa Italia

La denuncia del caso se dio en la Seccional Tercera local y resultó damnificada María Laura Alvarez (30), que se encontraba el frente del local comercial cuando ingresó una persona que esgrimió un arma de fuego y la obligó a entregar el dinero en efectivo.
El delincuente exhibió un revólver y una vez logrado el dinero, se dio a la fuga a pie, por lo que la policía montó un amplio rastrillaje que no dio el resultado esperado.
El botín denunciado es de 600 pesos.
La causa penal iniciada se titula como ?Robo calificado por el uso de arma de fuego?, pieza legal en la que interviene el fiscal Marcos Egusquiza.

 

?No sos dueño de nada?

María Laura Alvarez comentó a El Eco de Tandil que ?estaba con dos clientes cuando entró una persona que nos apuntó con un arma. Les dijo a las clientas que se quedaran quietas y que no se dieran vuelta, mientras que a mí me pidió toda la plata?.
Describió al asaltante como un joven de unos 25 años, que se mostraba muy nervioso.
?Ya nos habían asaltado en marzo. Esa vez fue como a las 19.30. Eran dos personas que entraron y me apuntaron cuando estaba sola?, recordó la damnificada.
La empleada del local señaló que la acción del martes por la noche fue ?muy rápida y con total descaro, ya que no estaba sola?.
El botín fue dinero en efectivo, ?absolutamente nada más. Lo pidió cuando sacó un revólver de la mochila, donde guardó la plata?.
Una vez que el joven abandonó el local comercial, ?salí a llamar a la policía y las otras dos personas se quedaron estáticas?, en tanto que destacó el muy buen trabajo de la fuerza policial. Fue ?bárbaro?, aunque admitió que la zona es ?muy insegura?.
Al analizar la realidad se quejó porque ?no sos dueño absolutamente de nada. Además, ahora los días son más largos y estamos hasta más tarde, por lo que es más complicado aún?.
Mientras analizan nuevas medidas de seguridad para instrumentar en el local, la damnificada señaló que ?no es justo conformarse con que no me pasó nada. Soy empleada y somos tres que dependemos de este negocio, nuestro puesto de trabajo?, dijo ante la alternativa de reducir las horas de atención al público.

En un video club

 

En tanto, en horas de la madrugada de ayer se produjo la rotura de la vidriera de un video club ubicado en Avellaneda al 1.400.
El accionamiento del sistema de alarmas puso en fuga a los ladrones sin que pudieran consumar un robo de magnitud, ya que sólo lograron llevarse algunas monedas que se encontraban en la caja registradora.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario