Asediados por los robos, los comerciantes de Villa Italia piden garantías de seguridad

Comerciantes de Quintana al 700 expresaron su preocupación por la ola de robos que vienen sufriendo hace tiempo en todo el centro comercial de Villa Italia. A través de una nota firmada por los frentistas pidieron una reunión con el intendente Miguel Lunghi con el fin de pedirle que tome medidas para reforzar la seguridad en la zona ya que temen que algo más grave pueda ocurrir.
Entre los hechos más recientes, enumeraron el atraco a una casa de pastas, en Quintana y Urquiza, donde los delincuentes ingresaron en horas de la noche y sustrajeron sólo pastas y salsas pero dejaron todas las heladeras abiertas, por lo cual todo lo que quedaba se echó a perder. También hubo varios casos de roturas de vidrieras, otro robo en La Barraquita y en negocios de venta de ropa.
Hernán López es propietario de un local de venta de celulares ubicado en Quintana al 700 y fue víctima de dos intentos de robo. Si bien los ladrones no lograron sustraerle nada, le produjeron importantes daños en la vidriera.
El primer ilícito sucedió hace aproximadamente tres meses y lo obligó a “poner mallas metálicas, ya tenía rejas. No pudieron ingresar pero me trajo el perjuicio de tener que reponer la vidriera. Después, en el ínterin de colocar la malla metálica, en un segundo intento de robo me fisuraron la vidriera. Así que tuve que reforzar la vidriera, incorporar más seguridad”.
Por su lado, Carolina Quiroga contó que el miércoles pasado, alrededor de las 19.30, un hombre ingresó a su negocio que estaba siendo atendido por su cuñada, se tiró arriba del mostrador y le exigió que le entregara dinero. La mujer le dio algo de plata que había en la caja e inmediatamente que se fue cerró la puerta con llave, pero otro ladrón que estaba con el que primero le había robado intentó entrar nuevamente.
“Cuando nos fuimos, que cerramos el local a las 20.30, a dos cuadras estaba el móvil y los dos policías estaban abajo con los tres individuos, que supuestamente nos habían robado, fumando un cigarrillo, así que ya no sabés que hacer. El susto fue enorme, es terrible estar en esta situación a esa hora de la tarde”, expuso.
Además, cuestionó que la policía tardó “como 10 minutos en llegar y la comisaría la tenemos muy cerca. Tuvimos que llamar varias veces para que vinieran”.
Y resaltó que “está muy lindo hoy en día Villa Italia, hay que tratar de cuidarlo”.

Quintana,
blindada

Hernán López indicó que si bien los móviles policiales pasan, “hay momentos en la noche en que la calle queda sola, y los comerciantes somos los más expuestos porque siempre suponen que hay algo de valor y buscan la forma de ingresar. La otra situación que tenemos es que es una cuadra con nocturnidad”.
“En la primera ocasión me rompieron la vidriera con una baldosa, justamente en un fin de semana. No pudieron robar nada porque no queda nada de valor al alcance de la mano, solamente cajas vacías y cosas por el estilo que no tienen ningún valor, pero sí la rotura de la persiana y esa sensación que a uno le queda de que no se puede ir tranquilo dejando el local”, expresó.
Y lamentó que “vamos a terminar blindando todo Quintana, todos con rejas, mallas metálicas. No es forma de vivir. Yo tengo el local hace un año y medio y esto me empezó a pasar ahora”.
“Si no se hace algo en tiempo y forma creo que podemos llegar a lamentar algo grave, que esto sirva como precedente para que después no estemos lamentando que a algún comerciante o vecino le ocurrió algo irreparable, no puede ser que a las 19 tengamos que estar bajo llave”, sostuvo.

Compromiso
político

El comerciante enfatizó la necesidad de un “compromiso político, judicial y policial. Que los tres trabajen para el beneficio del vecino, porque otra cosa que uno termina pensando es que es una ciudad turística y se busca que no salgan por los medios las cosas que están pasando. Eso nos deja a los vecinos expuestos”.
Frente a este panorama, manifestó que los políticos deben “tomar decisiones pertinentes y el Poder Judicial también”. A su vez, reclamó ver en la calle a la policía “para empezar a sentirnos seguros, que no sea sólo la pasada del móvil porque a lo mejor entre pasada y pasada me rompieron la vidriera y podemos lamentar algo irreversible más adelante”.
“Escuchamos cotidianamente sobre los robos, muchas veces no se realizan las denuncias porque se ha perdido la confianza en la Justicia”, aseguró.

Encerrados
En tanto, Ignacio García afirmó que “no es que no pase el móvil pero Villa Italia no es solamente Quintana, creo que tendría que haber policía caminando, eso es lo que estamos pidiendo”.
“La mayoría de los negocios de Quintana son atendidos por mujeres y están encerradas. Todos pagan sus impuestos y alquileres y no puede ser que estén encerradas mirando a quién pueden atender, con miedo”, fundamentó.
Pero también consideró que “no solamente le tenemos que pedir a la Policía, los vecinos nos tenemos que unir porque a todos nos puede pasar. Acá haciendo la nota no tendríamos que ser siete u ocho sino 50 o 60 porque Quintana no es esta cuadra sola, los hechos ocurren en todo el centro comercial, no hagamos la vista gorda”.

Sólo cuando
hay elecciones

Esther Hermoso, propietaria de un bar, contó que en una oportunidad le levantaron la persiana y le robaron el televisor pero “no conformes con eso, hicieron las necesidades adentro del negocio, por eso me obligaron a poner rejas. A la noche andan tirando piedras, no hay control”.
“Hace rato que observamos esta situación y no tenemos seguridad. La policía no viene con la excusa de que no tienen móviles, no tienen gente, pero uno sale y ve que están en la estación de servicio tomando mate, en vez de estar recorriendo las calles”, criticó.
Por último, la vecina explicó que presentaron una nota firmada por todos los vecinos en el Municipio, dirigida al intendente Miguel Lunghi solicitando una reunión para hablar sobre este tema, pero hasta el momento no han tenido respuesta.
“Le queremos pedir que nos ayude para poner una seguridad o algo. El se acuerda de Villa Italia sólo cuando hay elecciones, después se olvida”, lamentó. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario