fbpx Aseguran que bajó un 25 por ciento el consumo de carne en Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Aseguran que bajó un 25 por ciento el consumo de carne en Tandil

Fue entre enero y febrero. Los consumidores se volcaron más por cortes de consumo popular como milanesas, paleta o roast beef. La parrilla, un "lujo" de fines de semana. Las explicaciones de los referentes del sector

Osvaldo Barquin, titular de Punto Carne, dialogó con El Eco Multimedios y se refirió a la baja de ventas que han tenido en el último mes y medio producto, en parte de los incrementos de los precios y por otro lado por la falta de dinero en las personas.

“Ha caído el consumo notablemente”, señaló Barquin y detalló que si bien “la gente sigue viniendo, se compra menos. Va por ahí a cortes sin hueso y eso es importante porque cambia la ecuación final del costo”.

Para Barquin “el consumo en enero cayó un 25 por ciento y en lo que va de febrero lo ha superado”.

“Yo creo no se revertirá en los próximos meses la situación. Cada vez le cuesta más a la gente llegar a fin de mes. No hay plata en los bolsillos. No hay manera de que puedan comprar”, destacó.

Cambios de consumo

El titular de Punto Carne destacó que “el incremento de compra con tarjeta es muy grande. Eso da una pauta que no hay efectivo. Lo que más se vende es la milanesa, la paleta y el roast beef. Lo que es parrilla ha quedado en un segundo plano. Antes la parrilla era más cotidiano de toda la semana y ahora es más bien sábado o domingo”.

“La gente mira mucho los precios. No se fueron al pollo o al cerdo de acuerdo al incremento que ha tenido al vacuno. La costumbre no se cambió mucho”, dijo.

En particular, según resaltó Barquin, “la carne ha tenido un incremento de el 20 por ciento después de enero . El kilo vivo en pie cuando llega al mostrador se duplica o más. Hoy generar un kilo de carne con semilla no daba la ecuación de acuerdo a la venta final. Había que equilibrar”.

“Me gustaría ser más optimista, pero no hay mejores señales. Cuando la gente tenga más dinero en el bolsillo se siente enseguida en el mostrador. Nada nos dice que esto será así”, resaltó.

Explicaciones

En una reciente entrevista, Ulises Forte, presidente del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), destacó que “no vamos a negar o minimizar las subas –que fueron altas en los últimos dos meses- pero un diagnóstico certero de la situación podría evitar a futuro estas disparadas de los precios que habitualmente son seguidas por un ´planchazo´ que tampoco ayuda”.

Para Forte “la base del problema fue, sin ninguna duda, la escasez de oferta. Buscando las explicaciones más sencillas del fenómeno, hay que decir que en primer lugar estamos sufriendo las consecuencias de los fenómenos climáticos extremos –inundaciones y sequías- de los últimos dos años”.

El titular del IPCVA destacó que además “la suba de precios que habitualmente se da en primavera este año se atrasó y llegó en verano. Un verano en el que también hubo más demanda de carne, impulsada por los turistas que otros años veraneaban fuera del país”.

“No obstante, es importante destacar que en los últimos años los aumentos de la hacienda y de la carne en el mostrador habían estado por debajo de la inflación general, con un importantísimo aumento en los costos, como todos sabemos”, resaltó Forte.

Además Forte dijo que “el mercado fue el que no priorizó la oferta y estamos pagando las consecuencias. El mercado “dijo” que la soja fuera más negocio que la ganadería o, más aún, indicó que era más negocio tener la plata en bonos o en Lebacs que en vacas en el campo. Entonces hubo desinversión y eslabones con muy baja rentabilidad (especialmente la cría), sin incentivos impositivos ni créditos con tasas acordes para la producción”.

“Como decimos siempre, la ganadería necesita de un Estado activo que acompañe la libre oferta del mercado, para evitar estos serruchos de precios y que la producción y la oferta garanticen la demanda, más aún en estos momentos en que aumentan las exportaciones y seguimos contando con un mercado doméstico dispuesto a mantener un alto consumo de carne vacuna”, añadió.

En su análisis, “es posible que los precios se mantengan en alza un tiempo más y más adelante se estabilicen e incluso se atrasen, pero –como reiteramos desde hace tres años- es necesario trabajar en políticas desde el Estado”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario