Aseguran que los institutos de menores están en “situación crítica”

“Nuestro gran desafío es construir futuros alternativos”, señaló Arroyo al explicar uno de los puntos principales del nuevo Sistema Penal Juvenil es el que especifica las modificaciones que deberán hacerse en los edificios de los centros de detención para menores.
En declaraciones al canal de cable C5N, el funcionario bonaerense puso de relieve que “los institutos tienen dificultades muy claras”. Al respecto, el ministro de Desarrollo Social enumeró los problemas edilicios generales, el hacinamiento y la falta de personal. Por tal motivo, Arroyo remarcó que “el aumento de recursos va a infraestructura”, ya que este sector está “en una situación crítica”.
De acuerdo con el nuevo proyecto, se van a mejorar los inmuebles, se construirán nuevos ?dos de ellos se inaugurarán antes de fin de año, y hay cuatro más planificados-, y se incorporarán escuelas y campos de deportes, además de sumar personal.
Con respecto a la infraestructura actual, Arroyo enumeró la existencia de 18 centros de referencia en los que “se hacen las derivaciones”, y 11 institutos cerrados o semicerrados para menores que cometieron delitos graves. En estos últimos hay alojados 522 chicos de entre 16 y 18 años, y 62 menores de esa edad, considerados por la Justicia “casos extremos” y para quienes la ley contempla esta posibilidad.
Además, otros 1.800 se encuentran en sitios alternativos, como centros de día, de los que pueden salir para ir a la escuela o dormir en sus casas. Los dos nuevos institutos que se inaugurarán antes de fin de año pertenecen a la modalidad “cerrado” y “semicerrado”, mientras que hay otros cuatro “que están en carpeta”.
“Se trata de un sistema que reemplaza cien años de otra historia: cien años de patronazgo”, señaló el ministro, quien aclaró que “es la Justicia la que tiene que decidir sobre los menores y no las áreas sociales”.
“Lo que tenemos son chicos que la pasan mal en la casa y por eso están en la calle. A partir del paco, el embarazo adolescente o la violencia construyen un futuro en lugar de hacerlo a partir de la escuela o el trabajo. Nuestro gran desafío es construir futuros alternativos”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario