Asumió el nuevo comandante de la Primera Brigada Blindada

Ayer a las 18.30 se realizó la ceremonia en la cual se puso en funciones al nuevo comandante de la Primera Brigada Blindada, general brigadier Osvaldo Mariano Guardone. El encuentro se llevó adelante en la Plaza de Armas de la Guarnición del Ejército de Tandil, ubicada en la calle Pujol.

El acto fue presidido por el jefe del Estado Mayor General del Ejército de Brigada Diego Luis Sunier,  quien estuvo acompañado también por el comandante de la Tercera División del Ejército Juan Adrián Campitelli.

Asimismo, estuvieron presentes en el acto los concejales Marcos Nicolini, Rogelio Iparraguirre, Darío Méndez, Pablo Díaz Cisneros y Claudio Ersinger.

 

La despedida

 

Fue así que quien hasta ese momento había ocupado el cargo, Julio Néstor Junco, se despidió de la Primera Brigada Blindada, donde se desempeñaba en el cargo desde el 31 de enero de 2014.

Junco, que en su momento fue jefe del regimiento de Granaderos a Caballo, evocó la figura del general San Martín con motivo de ser ayer la fecha de su natalicio.

“Nada se puede hacer sin las personas, pero nada subsiste sin las instituciones. Es verdad que los hombres pasan y las instituciones quedan, pero también queda lo bueno y malo de los hombres y mujeres que han tenido alguna responsabilidad en la conducción de las instituciones”, aseguró.

En ese sentido, resaltó los hitos más destacados de estos años en los que estuvo en la Brigada Blindada, dos años como segundo comandante y dos como comandante.

 

Las inundaciones

 

“Sin dudas, permanecerán grabadas en mi memoria las trágicas inundaciones de la ciudad de La Plata, cuando la noche del 2 de abril de 2013 me llamaba el jefe del Regimiento de Infantería Mecanizado 7 y me informaba la desesperante situación que vivía. Sin planeamiento previo, enfrentamos esta situación imprevista que afectaba la integridad física de las personas, infraestructura, y el medio ambiente. Resultaba imperativa la inmediatez en la respuesta”, sostuvo.

Y recordó que “conformamos el comité de crisis y comenzamos las tareas de protección civil, dos días más tarde el jefe del Estado Mayor conjunto de las Fuerzas Armadas me nombró comandante de la zona de emergencia. Fue más de un mes de trabajo, sólo nosotros sabemos lo que hicimos. Le salvamos la vida y ayudamos a mucha gente”.

 

Otras destacadas tareas

 

También resaltó que “el Ejército inició hace más de un año una etapa de recuperación de capacidades, con adquisición de materiales, y en cada guarnición mejoramos el bienestar de nuestro personal”.

“Vinculamos a las unidades militares adecuadamente con la comunidad de la cual nos nutrimos y a la cual nos debemos, en una suerte de responsabilidad social. Así, en los cuarteles, suboficiales, soldados y vecinos cursaron estudios secundarios empleando nuestras instalaciones dando cumplimiento a un convenio firmado por el jefe mayor general del Ejército y el rector de la Universidad Nacional del Centro”, remarcó.

Y añadió que “llevamos adelante el plan Oficios, donde abrimos nuestras puertas, ofrecimos nuestros talleres y al Universidad proporcionó currícula, profesores y otorgó los títulos correspondientes”.

Asimismo, realizaron el control de los actos eleccionarios lo cual “constituyó un gran esfuerzo. Tuvimos la responsabilidad sobre el distrito electoral más grande y complejo del país”.

Hoy en día están “apoyando al Municipio en la campaña contra el vector transmisor del dengue. Hemos retirado 45 toneladas de residuos no orgánicos de los distintos barrios de la ciudad y los hemos trasladado al basural, aportando medios de transporte y mano de obra”.

 

Nuevos retos

 

“Lo realizado es mucho y es evidente que ha enriquecido a la institución. Esto es mérito de los hombres y mujeres que forman en esta plaza de armas y de todos los integrantes de mi querida Primera Brigada Blindada”, manifestó.

Convocó a todos a seguir “trabajando como hasta el presente, lo hecho es base y punto de partida para nuevos retos, los comprometo a acompañar a su nuevo comandante”.

Y los llamó a “ser protagonistas en la construcción de un Ejército respetuoso del sistema democrático y las instituciones de la República”.

“Me reemplaza el señor general Guardone, un sobresaliente soldado de Caballería. Nos conocemos desde toda nuestra vida militar, sé de su capacidad, idoneidad profesional y contracción al trabajo. Sin duda alguna es el mejor comandante que podía tener esta Brigada. Es una alegría que sea mi relevo”, recalcó.

Finalmente, y en un momento de emotividad, expresó la importancia de su familia que “siempre quedaron para el final, para cuando todo lo del comando estuviera terminado. Gracias por entender que la Brigada necesitaba un comandante las 24 horas”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario