Atrapasueños espera desde hace casi dos años un terreno prometido por el Ejecutivo

El espacio físico donde funciona actualmente el centro cultural Atrapasueños, se inició en julio de 2010 y allí se dictan talleres de murga, circo, costura, apoyo escolar, programa de alfabetización Yo Sí Puedo, percusión y teatro. Además se proyectan películas para los niños del barrio buscando sobre todo democratizar la oferta cultural en Tandil, muchas veces concentrada en el centro de la ciudad.

Cabe recordar que todos los espacios son gratuitos y se sostienen gracias al trabajo voluntario de vecinos del barrio y de la ciudad que exponen su esfuerzo diario en seguir sosteniendo este espacio de encuentro.

Frente a esta situación, desde Atrapasueños confirmaron que el Municipio aporta el importe del alquiler del galpón y un monto total de 2.450 pesos como becas para los talleristas, de los cuales actualmente son alrededor de 20 las personas que trabajan en las actividades del centro cultural. Ese dinero se utiliza para costear el transporte de los talleristas y para mantener el funcionamiento del centro cultural en lo que se refiere a luz, artículos de limpieza, gas, reparaciones, entre otras cosas.

 

Tiempos distintos

A comienzos de 2013 Atrapasueños se enteró que el galpón en el que funciona se ponía a la venta, lo que significaba que, de concretarse la venta, se quedaban sin espacio para realizar las actividades. Inmediatamente le solicitaron una reunión al intendente Miguel Lunghi y su equipo, quien recibió a integrantes de la ONG y les prometió que el Municipio les iba a otorgar un terreno propio donde podrían construir su propio centro cultural.

No obstante, desde Atrapasueños manifestaron que enseguida empezaron las trabas políticas y burocráticas, que dilataron la entrega del terreno hasta el día de hoy. Durante todo el año 2014 se reunieron en más de cinco ocasiones con la Dirección de Juventud pero sin obtener una respuesta favorable.

Frente a esto, desde la ONG argumentaron que los tiempos de la política municipal no son los mismos que los que tienen quienes son parte del centro cultural, los cuales se encuentran ansiosos de tener un espacio donde poder construir y proyectar sus sueños y los de toda la barriada.

Por último destacaron que los que forman parte de este proyecto creen que la cultura popular es una herramienta de transformación fundamental para mejorar la calidad de vida de la población. Por lo tanto argumentaron que es necesario que la actual gestión del Municipio lo entienda y lo tome como una prioridad para asignar recursos. “De esa manera tal vez logremos un día, que en vez de inaugurar policías municipales, sea necesario inaugurar un gran predio donde los tandilenses nos encontremos a compartir nuestra alegría”, concluyeron. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario