Aumentará el Inmobiliario Rural, pero se contemplarán los casos de emergencia y desastre

Sin embargo, el funcionario provincial adelantó que la reforma fiscal, incluida en el presupuesto que se envió a la Legislatura, contempla excepciones impositivas de entre el 50 por ciento, y el 100 por ciento, para aquellos productores que estén bajo emergencia o bajo el desastre agropecuario a raíz de la inundación de sus campos.

En detalle, indicó que “ayer a la noche (por el martes), hicimos ingresar en la Legislatura dos proyectos, por la Cámara de Diputados”.

“Por un lado, -especificó- el proyecto del presupuesto para la Provincia de Buenos Aires durante 2015; y por otro, el proyecto de la Ley Impositiva”. Sobre el punto último, resaltó que “esa ley fija lo que son los tributos que van a permitir financiar el presupuesto de gastos del año próximo. En la provincia -remarcó-, hace dos años y medio que no se actualiza el Inmobiliario Rural, fue una decisión del Gobernador el año pasado de no generar actualizaciones, no hay ninguna variable en la economía, ni pública ni privada, que no haya tenido algún nivel de actualización durante los últimos dos años y medio. Por esto está previsto una actualización en torno al 30 por ciento en el Inmobiliario Rural”.

Sin embargo, aclaró que “tenemos claro dónde estamos parados en la provincia de Buenos Aires en materia agropecuaria y sabemos bien cuál es la situación de los productores que en estos meses han sido afectados por las inundaciones”.

Por esta razón, Rodríguez fundamentó que “la ley impositiva es muy clara y va a haber una excepción del Inmobiliario Rural, tanto para los que están afectados por las inundaciones en situación de emergencia como en desastre”.

Detalló que “los que estuvieron en emergencia durante 2014 pagarán solamente la mitad del Impuesto Inmobiliario Rural el año que viene por la misma cantidad de meses que estuvieron en emergencia durante este año”

“En el caso -puntualizó- en los que lamentablemente la situación del agua los llevó a una situación de desastre, no van a pagar directamente el Impuesto Inmobiliario, van a quedar exentos, por la misma cantidad de meses de 2015, en la que tuvieron desastre durante este año”.

“Esto se hace en el marco de una actualización más general de tributos, en donde indudablemente el más importante no es el Inmobiliario Rural”, remarcó.

 

Una decisión “razonable”

El ministro recordó por otro lado que “durante 2013 no insistimos en una actualización del 18 por ciento porque fue una decisión del Gobernador y de todo su equipo”.

Consideró en tanto que “cualquier decisión razonable en materia tributaria debería acompañar el esfuerzo que va a hacer la Provincia este año para destinar ese 66 por ciento más de recursos para la seguridad, para la educación y la salud. No entra dentro de un razonamiento lógico que un tributo esté sin actualizarse tres años y medio. Si hoy no se actualizara el Inmobiliario Rural, sería un tributo que no se actualizara en tres años y medio”.

Y advirtió que “los productores agropecuarios y nosotros sabemos que el impacto rural en los costos de producción, de ningún modo es significativo, los costos significativos están por el lado de otros tributos, municipales o nacionales, y por otras caras. Por eso, en este sentido, creemos razonable tener muy en cuenta la situación de, en este caso, los más complicados, que son los que están en situación de emergencia o de desastre”.

 

“El momento que corresponde”

Consultado sobre si es un momento oportuno para plantear el aumento, dijo que sí, que es el “momento que corresponde, dado que en octubre se presenta el cálculo del presupuesto, por un lado, y además los tributos que uno necesita para financiarlos. Si nosotros no lo hiciéramos en este momento, no se podría hacer durante todo el año, estaríamos tres años y medio sin actualizar el tributo”.

“El año pasado -señaló el funcionario provincial-, cuando había muchos mejores precios internacionales, cuando la situación de algunos sectores de la provincia de Buenos Aires no tenían tal nivel de inundaciones, nosotros hicimos una propuesta razonable de actualización del 18 por ciento y fue rechazado de plano, así que no asociaría yo un momento con otro, sino que iría al fondo de la cuestión”.

En consecuencia, subrayó que “hoy estamos en todos los temas productivos de la provincia de Buenos Aires, por eso, sabiendo que los productores han sido afectados, por ejemplo por las inundaciones, estamos trabajando para tener una línea de financiamiento del Banco Provincia, que es el que más trabaja para ayudar a los pequeños y medianos productores de la provincia de Buenos Aires, cuando muchos de los bancos privados se borraron”, criticó.

 

Las acciones

 

“En esto, en días muy probablemente tengamos una línea de créditos específica para financiar en una tasa muy conveniente la recomposición de aquellos que están en una situación muy complicada por las inundaciones”, anunció el ministro.

Y subrayó, por otro lado, que “estamos trabajando en políticas específicas para los pequeños tamberos, en el plan sanitario para los productores de carne, y en los temas sobre los cuales no podemos decidir, pero sí queremos incidir, yo he sido muy claro y lo voy a seguir siendo, tenemos que trabajar para ir hacia una redefinición selectiva de retenciones para la economía regional que permita una mayor posibilidad de producir más a costos competitivos y generar más valor agregado en la provincia, y en esos temas vamos a seguir trabajando sin ningún tipo de restricciones de diálogo con el sector agropecuario”.

Por último, confirmó que en la jornada de hoy se volverá a reunir por décima vez la Mesa Agropecuaria Provincial, donde tratarán éste y otros temas que conciernen al sector rural 

 

Desde Arba se confirmó que la Provincia busca una actualización del 30 por ciento

Por su parte, el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (Arba), Iván Budassi, informó sobre el presupuesto para 2015 que “el pedido del Gobernador es que combatamos la evasión, pero de ningún modo hay aumento de impuestos en el sentido técnico de la palabra. Es decir, no sube ningún porcentaje de ninguno de los impuestos en la Provincia, se mantiene la misma estructura tributaria, pero se está contemplando el aumento del Impuesto Inmobiliario”.

Señaló que “el Impuesto Inmobiliario Rural hace dos años y medio que no se mueve, el Impuesto Urbano hace dos años, y sinceramente si estuviéramos sin ningún aumento en estos tres años, sería contando el año próximo, los municipios van a aumentar sus tasas entre un 70 y un 100 por ciento, y la Provincia está pidiendo una actualización para este año del 30 por ciento”, remarcó.

“Ustedes han tenido mucha afectación por el tema de las inundaciones, 71 partidos de los 135 de la provincia están declarados como zona de emergencia o desastre agropecuario, y lo que nos pidió el Gobernador y fue una de las banderas de nuestro amigo el “Topo” Rodríguez, fue ver cómo hacíamos para darle una mano a esta gente que había estado durante 2014 en emergencia o desastre”.

“Y lo que pensamos junto a quien dirige todo el operativo de ley impositiva y presupuesto, que es la ministra de Economía, y el “Topo” Rodríguez es, por un lado, esta actualización del 30 por ciento; y por el otro, sacarle la totalidad del impuesto por los períodos que tuvieron los productores en zona de desastre en 2014. Se los va a eximir totalmente del impuesto. Y en la zona de emergencia, los propietarios, productores rurales de la provincia, se les va a cobrar solamente el 50 por ciento del impuesto”, ratificó.

“Esto es una previsión especial para este presupuesto, es algo que va más allá de la ley clásica que hay en este sentido, que es la Ley de Emergencia y Desastre, es una suerte de apoyo a aquellos que durante 2014 estuvieron castigados por el desastre y por la emergencia, más allá de que se propone una actualización del 30 por ciento para los restantes propietarios de autos”, remarcó Budassi.

Sobre las críticas en este sentido, advirtió que “escuché que muchos de los que se oponen a que la Provincia ajuste en un período de tres años y medio un 30 por ciento, son aquellos que han aumentado sus tasas en sus propios municipios entre un 80 y un 100 por ciento. Entonces, esto es un poco `haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago´”.

 

Incrementos y márgenes

En este sentido, el director ejecutivo de Arba aclaró que “la provincia de Buenos Aires ya ha tenido cuatro incrementos consecutivos de los impuestos al juego, y cobra tres veces más que cualquier provincia que le venga debajo en tributación”.

“Y -continuó- se han aumentado los Ingresos Brutos, que estaban en una tasa del 4 por ciento, ahora superan el 12 por ciento. Ha habido una serie de incrementos que hacen que no haya mucho más margen para ajustar. Por otro lado, son porcentajes que en modo alguno pueden ayudar financieramente en forma seria a la provincia de Buenos Aires”.

Por esto, Budassi reiteró que “no se puede decir que la Provincia está aumentando los impuestos, estará recuperando algo de lo que perdió en dos años y medio. Tomemos los índices de salarios, de inflación oficiales, cualquiera de ellos habla de un 60 o 70 por ciento de depreciación de la moneda en estos dos años y medio, y se está actualizando un poco, apenas, un 30 por ciento”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario