Avanza la capacitación en prevención y tratamiento del abuso de drogas

Con una gran concurrencia de público, desde las 9 en el Centro Cristiano La Roca, ubicado en avenida Colón 1159, se llevó adelante el viernes el segundo encuentro de la capacitación que se ofrece a profesionales y operadores, una aproximación teórica-práctica al problema de niños y niñas consumidores de drogas.
La iniciativa, financiada por los municipios de Tandil y de Rauch, cuenta con la  participación del Centro de Prevención de Adicciones; el Centro de Referencia Penal Juvenil; la Fiscalía de Menores, la Casa de Contención y los Servicios Local y Zonal de Promoción y Protección de Derechos del Niño; y otras instituciones.
La capacitación es brindada por especialistas de la Federación de Organismos No Gubernamentales de la Argentina para la prevención y el tratamiento del abuso de drogas (Fonga) y se lleva adelante en trece módulos distribuidos mensualmente  hasta noviembre del año próximo.
La jornada contó con la participación de Lilia Aletti, integrante de la Fonga, quien expuso el tema: “La Familia, elementos para una descripción de su estructura y su dinámica”; mientras que por la tarde, el encargado de encabezar el taller fue el vicepresidente de la entidad, Eduardo Vera.
En pleno encuentro, la fiscal María de los Angeles Marsiglio informó que “el curso es de una grandísima importancia porque trata una problemática que preocupa a la sociedad”. Explicó que “hoy (por el viernes) se ha continuado con el segundo módulo de este curso que va a terminar recién en noviembre del año próximo y trata un tema muy interesante: la familia en la problemática de la adicción”.
En la víspera, detalló que “se está trabajando en forma de talleres y participamos alrededor de 140 personas de las localidades de Tandil, Rauch y Benito Juárez. Además, vinieron familiares de jóvenes adictos de la ciudad de Tandil. El resto son personas de las distintas instituciones”.
Resaltó que “la idea fundamental del curso es que se genere una red de trabajo, que como resultado de este curso hayan quedado los vínculos necesarios para que se trabaje en red en cada localidad. Si bien cada una tiene diferentes problemáticas en drogadicciones, siempre necesario el trabajo en red”.

La modalidad
 
Marsiglio mencionó además que “en la primera jornada, luego de una exposición por la mañana, a la tarde se trabajó en taller, donde se convocó a los diferentes grupos a realizar un diagnóstico, fue muy interesante cómo estuvo planteado porque abordaba a que se trabajara en las potencialidades en cada lugar y también en las deficiencias”.
Ya en la instancia de cierre, informó que “cada grupo hizo su devolución” y resaltó que “este nuevo encuentro se inició con la devolución de parte de la fundación de cómo veía la región”, por lo que describió que tanto la primera como la segunda jornada resultaron “intentas y muy interesantes”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario