Avanza la eliminación de los cargos políticos y la UCR negocia con el PRO los reemplazos

En medio de una decisión que comienza a ser efectiva en otras localidades y organismos del Estado a casi un mes de la asunción del gobierno de Mauricio Macri en la Nación y de María Eugenia Vidal en la Provincia, en Tandil empezaron a emanar las primeras señales tendientes a terminar con los puestos políticos designados por el Frente para la Victoria.
La semana pasada, en un avance hacia el interior bonaerense, se comunicó de parte de operadores nacionales y provinciales del PRO la resolución de poner fin a los cargos sin estabilidad en las dependencias con sede en la ciudad que se asignaron durante el gobierno kirchnerista.
Frente a ese escenario, y mientras se sugieren nombres de ambos lados, la UCR mantiene conversaciones con el macrismo local en busca de consensos en la búsqueda de los perfiles idóneos para cada oficina.
Las reuniones las encabeza el presidente del Comité radical, Matías Civale, con a referentes del PRO, como Claudio Ersinger y Pablo Díaz Cisneros.
En medio de especulaciones, todavía no hay confirmación de nombramientos y se espera para los próximos días la designación oficial para dar a conocer posteriormente quiénes ocuparán cada puesto.

La situación actual

En diálogo con El Eco de Tandil Civale confirmó las conversaciones a nivel local y los contactos establecidos con integrantes de los equipos de Gobierno nacional y provincial encargados del tema y con referentes locales.
Ratificó que el objetivo es alcanzar un acuerdo y consensuar los nombres, en el marco de un “buen diálogo” que apunta a identificar los lugares vacantes y los perfiles propuestos. “En muchos casos hay nombramientos políticos que no se justifican para lo que es el organismo”, explicó en un análisis sobre el panorama planteado, y aseguró que “los cargos de responsabilidades (sin estabilidad) serán todos cubiertos”, aunque no descartó tener que revisar espacios que pasaron a planta permanente.
Las negociaciones se establecieron en el marco de una decisión política que se replica a nivel nacional y provincial tras el cambio de gobierno. Se mostró alineado con el objetivo planteado al señalar que “lo lógico hubiera sido que presenten sus propias renuncias a partir del 10 de diciembre, porque son responsables políticos”. Al no hacerlo, llegarán “los telegramas para informarles el cese de sus funciones y poniéndolos a disposición”, sentenció.

No llenar
con militantes

En cuanto a las tratativas, Civale resaltó que “hay un reconocimiento a nivel nacional y provincial del liderazgo del intendente Miguel Lunghi y de la Unión Cívica Radical”.
No obstante, marcó que se pretende detectar los perfiles adecuados, es decir, “personas idóneas, jóvenes, profesionales, con conocimientos en la materia, en el sector público o privado”.
Sobre el mecanismo garantizó que no se trata de cubrir espacios con militantes e insistió con que buscarán las personas adecuadas. En ese sentido defendió que “el intendente Lunghi ha demostrado que cuando la responsabilidad es únicamente suya en la designación no se ha fijado en la pertenencia partidaria” y agregó que “tampoco lo hace” a la hora de sugerir nombres para ocupar los cargos a disposición.
Civale enunció que “si hay algo que la gente eligió fue que quería cambiar algunas cuestiones” en defensa del mecanismo implementado por el macrismo.

Lugares
claves

Independientemente del planteo, reconoció que hay algunos puestos que resultan “claves” y generan interés por lo estratégico del organismo en lo referido a las cuestiones administrativas y no por su peso político específico en sus funciones.
En un repaso sobre aquellos organismos que despiertan especial interés en la administración, el presidente de la UCR citó las delegaciones del Ministerio de Trabajo de la Nación y Provincia; el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que “duplicó” su presupuesto; el Centro de Prevención de las Adicciones; y el Pami.

El caso
de Anses

En otro capítulo ubicó al organismo previsional nacional. En esa línea, Civale le bajó el tenor y la especulación en torno al espacio. “Es un lugar importante pero no el único”, admitió y analizó que “quizás porque el director ejecutivo (Diego Bossio) era de Tandil se le dio más visibilidad”.
“No podemos desconocer que fue la herramienta política que utilizó el Frente para la Victoria para hacer campaña en Tandil”, fustigó, y ratificó que desde Cambiemos “aspiramos a que Anses cumpla las funciones que debe y no que compita con la Intendencia o que catapulte políticamente a alguien”.
Evaluó que su estrategia política estuvo justamente puesta en la “utilización política desmesurada que ha hecho el FPV” y ratificó que “se espera que los organismos vuelvan a tener las funciones que corresponden”.
Quizás el cargo más resonante fue el del titular de Anses Regional, que ocupó los últimos meses Facundo Llano, ahora en el Concejo Deliberante. Según trascendió en los últimos días quedó cesante en el puesto y en su lugar asumió un empleado de carrera dentro del organismo, Ignacio Di Bello, que permanecerá en forma interina hasta que se confirme la nueva designación.
La metodología se podría replicar en los otros espacios mientras se espera por los nombres oficializados. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario