Avanzan con obras para mejorar la circulación y accesibilidad en diversas zonas de la ciudad

En diversas zonas de la ciudad el Municipio de Tandil continúa con las intervenciones contempladas en el programa de mejoramiento urbano, con trabajos de reacondicionamiento de veredas, arreglos de bocacalles y pasantes en hormigón.


El lunes comenzaron las obras de reconstrucción de la bocacalle en la intersección de las avenidas Marconi, Espora, Buzón y Balbín, que demandan una inversión superior a los 200 mil pesos y se espera estén terminadas en 30 días.


Los trabajos, a cargo de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, incluyen la remoción del antiguo asfalto, la readecuación de la base y la reconstrucción de toda la zona en hormigón armado de 20 centímetros de espesor, teniendo en cuenta que por el lugar transitan los colectivos de larga distancia, cuando entran y salen de la ciudad.

Por otra parte, se avanza con los arreglos en la intersección de las calles Godoy Cruz e Ituzaingó, donde también se está reconstruyendo la bocacalle.


Debido a estas intervenciones en ejecución, el tránsito vehicular se encuentra cortado, por lo que se solicitó a automovilistas y peatones circular con mucha precaución en esa zona.



Veredas de Colón



Al mismo tiempo, continúan las tareas de reparación integral de las veredas de la avenida Colón entre Machado y Uriburu, de ambas manos. A través de esta iniciativa se busca mejorar la transitabilidad y accesibilidad del sector, deteriorado por la presencia de raíces de los árboles.


El proyecto contempla intervenciones en unos 2 mil metros cuadrados aproximadamente. Actualmente se está trabajando en la vereda ubicada entre Arana y Machado, donde ya se levantó el material existente y se está volcando el hormigón.

En cada una de las cuadras se realiza un tratamiento adecuado de las raíces de las plantas y se construye una contención de hormigón para evitar la invasión de las mismas hacia la vereda. Este trabajo requiere de una adecuada planificación por etapas y de trabajos de cuidados y precisión al momento de realizar las excavaciones, puesto que es una arteria que posee casi todos los tendidos de los servicios de infraestructura, como electricidad, telefonía, fibra óptica, gas, cloacas y desagües, entre otros. 


Mientras recorría las obras, el intendente Miguel Lunghi destacó que “con todas estas intervenciones seguimos avanzado con el programa de mejoramiento urbano, en este caso para favorecer una mejor circulación. Estas son obras que acompañamos con el Plan de Repavimentación, a través del que ya hemos reconstruido unas 200 cuadras en diferentes zonas de la ciudad”.


En cuanto a los trabajos en las veredas de la avenida Colón, el jefe comunal señaló que “en este caso buscamos garantizar la circulación peatonal y la accesibilidad de los vecinos y el mejoramiento urbano de la zona. Además, estamos construyendo rampas para accesibilidad en cada una de las esquinas, lo que nos permite seguir avanzando hacia una ciudad verdaderamente accesible para todos”.



Cambios en el recorrido de la Línea 505



Desde el Municipio también recordaron que por las obras en las bocacalles, se modificaron parcialmente los recorridos de la Línea 505 (marrón).


Por las obras en la intersección de las calles Godoy Cruz e Ituzaingó, el recorrido del centro al campus irá por calle Belgrano, Rivadavia y retomará por Sarmiento el recorrido habitual.


Mientras que por los trabajos en la intersección de avenidas Espora y Buzón, el servicio al centro desde la Rural será por avenida Espora, Liniers, Newton, Colombia, Antártida Argentina, Buzón, Mitre y retomará su recorrido habitual.


En el caso del recorrido a la Rural desde el centro será por Sarmiento, Buzón, Malvinas, Venezuela para retomar por Espora el trayecto habitual.


Se estima que los cambios serán por un mes, tiempo establecido para completar las obras.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario