Avanzará esta semana la reforma de la educación media y creen que más chicos volverán al colegio

El Consejo Federal de Educación tratará esta semana el segundo de los tres documentos elaborados por la cartera educativa para reformar la escuela secundaria, con vistas al reacomodamiento que se debe implementar a un sistema “al que posiblemente vuelvan más chicos tras la implementación de la asignación universal por hijo”.
El ministro de Educación, Alberto Sileoni, aseguró que los ministros de las 24 jurisdicciones que integran el Consejo “tratarán un plan de mejoras en la infraestructura para todas las escuelas secundarias del país” que comenzará a implementarse a principios del año que viene en cerca de 3 mil establecimientos de enseñanza media.
Sileoni se refirió a las reformas en la escuela secundaria durante una disertación en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), en el marco de una debate del que participaron, además, la directora de Educación de esa entidad Guillermina Tiramonti y la socióloga Claudia Jacinto.
Sileoni anunció además que el tercer y último documento referido a los aspectos institucionales y de evaluación del sistema de enseñanza medio está previsto que se trate antes de fin de año con el fin de que los primeros indicios de cambios al sistema comiencen a notarse a partir del próximo ciclo lectivo.
A mediados de octubre, el Consejo Federal de Educación aprobó el primer documento referido a los aspectos curriculares, sistemas de tutorías y acompañamientos de la trayectoria educativa de los jóvenes en la escuela secundaria, entre otros puntos.
“Tenemos una ley que nos obliga a 13 años de escolaridad obligatoria y si a esto le sumamos que la asignación universal por hijo, que es una medida para celebrar, causará probablemente que vuelvan muchos chicos que se habían ido de la escuela, debe haber un reacomodamiento de todo el sistema secundario, expresó Sileoni.

La accesibilidad

El ministro, respecto de las dificultades que tienen los chicos de pocos recursos para permanecer en la actual escuela secundaria, señaló que “hay algunos problemas que son extraescolares”, y aseguró: “La pobreza no es un determinante para dejar la escuela, sí es un alto condicionante ya que cada chico es un enigma: no podemos predecir cómo responderá en el aula”.
Según el ministro, “el 80 por ciento de los chicos que deja la escuela secundaria sabe que cometió un error, el abandono no es algo indiferente para ellos. Muchos alumnos nos piden que la escuela sea más exigente y nosotros creemos que una escuela que no exige termina expulsando a los jóvenes”.
En este sentido, Sileoni cuestionó a los que piensan que se viene una escuela secundaria “en la que todo vale, que será un `viva la pepa`, un jubileo para los alumnos. Hacer esto sería un fraude para los chicos que nos reclaman exigencia”.
Sileoni destacó además que el concepto de autoridad de la escuela como institución “es algo que no se discute” y mencionó como ejemplo al horario de entrada “que es algo que hay que respetar”, al tiempo que consideró que el actual sistema de amonestaciones “no penaliza verdaderamente a los chicos ante una falta grave”.
“Un joven que comete un acto de discriminación hacia otro y se le aplican amonestaciones, después agarra la calculadora o el papel y el lápiz para saber cuántas le faltan para no quedar libre”, por lo que consideró que es necesario un sistema en el que el alumno reconozca la falta que cometió y su culpa para no volverla a cometer.
Sileoni manifestó, además, que “el temor de los docentes a perder autoridad frente a los alumnos es genuino. Sabemos que es duro para ellos enseñarles a los jóvenes en el conurbano, pero hay muchos docentes que deben recuperar la vocación por enseñar y hay muchos de ellos que la han resignado”.

Los conflictos
docentes

El ministro recalcó la necesidad de tener una escuela secundaria “en la que haya clases. Respetamos todas las manifestaciones gremiales, jamás vamos a decir que el sueldo de los docentes es bueno, pero no podemos tener al paro como única medida”, para agregar que “hay algunos docentes que paran en la escuela pública y luego van a la privada a enseñar”.
También se refirió al ausentismo docente en la escuela media, del que aseguró que  “va del 25 al 30  por ciento”, por lo que los 180 días de clases “se pueden transformar en 140”.
Entre las acciones que están previstas ejecutar figuran tener un registro de extraordinarias experiencias de aprendizaje en el ámbito de la escuela media ya que “sabemos que en muchos colegios en forma oficial o clandestina los docentes aplican novedosos métodos de enseñanza”, dijo durante la conferencia.
“También tenemos previsto controlar el ausentismo escolar con la ayuda de los municipios, un plan de infraestructura edilicia capaz de refaccionar mil escuelas por año, distribuir 250 mil laptops a los alumnos del último ciclo de las escuelas técnicas, programas de educación sexual, de derechos humanos y de prevención de adicciones”, sostuvo Sileoni.
Además informó que se distribuirán recursos concretos para incorporar docentes tutores para que estén más cerca de los alumnos, mientras que en las paritarias se tratarán los problemas de concentración horaria, medidas para reducir el ausentismo docente y para reestructurar el sistema de inspecciones médicas.
Sileoni destacó que para el 2011 “en todas las escuelas debe haber acuerdos de convivencia y canales de participación juvenil”, a la vez que consideró “un trabajo curricular solidario como requisito para egresar del secundario”.
“Sería un suicidio pensar que habrá soluciones para el secundario en pocos meses”,  advirtió el ministro. “Las soluciones no pasan sólo por una mayor autoridad sino por recuperar el sentido común en el sistema de enseñanza”. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario