Ayer fue detenido el acusado por el crimen ocurrido el domingo en Blandengues al 600

En un procedimiento realizado pasadas las 13, en un predio ubicado a la altura de Taborín, Lima y el circuito semipermanente, fue detenido por la policía un hombre de 33 años de edad acusado de ser el autor material de los puntazos que le provocaron la muerte al albañil Juan Carlos Pereyra, hecho ocurrido el domingo por la madrugada en un bar del pasaje Blandengues al 600.
La aprehensión estuvo a cargo de efectivos de la Seccional Primera y de la DDI, en base a una orden en tal sentido dictada por la jueza de Garantías Stella Maris Aracil a las pocas horas de cometido el homicidio, pero que recién fue ratificada a los medios una vez efectivizada.
El detenido fue identificado como Juan Domingo López (alias ?Tingui?), de 33 años de edad, quien fue hallado caminando por la zona serrana, presentando una cojera que es producto de una herida en una de sus piernas.
De acuerdo a lo que se supo en fuentes confiables, el médico policial habría determinado que la lesión databa de entre 24 y 48 horas, en tanto que desde allegados al detenido se atribuiría a una supuesta pelea en cuyo marco Pereyra sufrió las heridas mortales.
López tiene antecedentes penales por delitos menores, y policías con años en la fuerza acotaron que sería el primer tandilense que en su momento contó con una pulsera magnética y accedió a una prisión domiciliaria, medida que habría sido violada.

Trasladado a la
Seccional Primera

Los efectivos contaban con la información de que el prófugo estaba oculto en la zona posterior de Las Tunitas y a poco de ser aprehendido se presentó en el lugar del procedimiento el abogado defensor Claudio Castaño, que había adelantado a los medios que lo iría a buscar porque López tenía la intención de ponerse a disposición de la Justicia.
La comitiva policial trasladó al acusado a la Seccional Primera, a cuyo ingreso se produjo un altercado entre personal policial y el citado profesional, el cual fue demorado por un par de horas, acusado por ?entorpecimiento de la justicia?.
Castaño inicialmente planteó a viva voz ?a poca distancia de periodistas de los diversos medios- un ?atropello contra el imputado y su defensor?, ya que pretendía estar presente mientras se labraban las actas respectivas.
En determinado momento se escucharon recriminaciones contra el titular de la dependencia y a un oficial, generándose momentos de tensión.
Posteriormente se presentaron en la comisaría la titular de la comisión de Derechos Humanos, María Rosa Toncovich, y el instructor judicial Alejandro D?Alfonso.
Encaminada la situación, Castaño recuperó la libertad y asistió anoche a López en su presentación ante la Unidad Funcional de Instrucción interviniente, a cargo del fiscal Marcos Egusquiza.
Sin embargo, el abogado Claudio Castaño indicó que López ?no estaba en condiciones anímicas de afrontar? el trámite debido a que ?había pasado una noche muy mala?.

 

El altercado con el
abogado defensor

El abogado Claudio Castaño relató que ?había gestionado la presentación espontánea del acusado, pero se filtró información acerca del lugar en el que quedamos en encontrarnos. Llegamos conjuntamente con la policía?.
Explicó que la determinación del acusado de entregarse ?para la defensa sirve y mucho, además de demostrar López su hidalguía al ponerse a disposición de la Justicia?.
El profesional confirmó que el detenido presentaba una ?herida punzocortante en el empeine del pie, producto de la reyerta? y dijo que durante la detención no hubo ?absolutamente nada irregular. No tengo más que palabras de elogio para los efectivos de la Seccional Primera y de la DDI?, acotando que incluso estaba presente la esposa del imputado.
Pero en la comisaría, mientras se realizaban las actas, ?el titular fue a meter la nariz? generándose un incidente, ?ya que mi postura era que estábamos los que teníamos que estar: personal de DDI, Primera, el médico de policía y yo?.
Añadió que el capitán Walter Caballero ?me increpó para que le acredite mi condición de defensor particular, cuando por ley esa figura tiene la calidad de un juez?, tras lo cual ?salió con la frase poco feliz de ´sacalo para afuera´, lo que generó cierto grado de tensión?.
El profesional dijo que ?hubo una agresión hasta física, ya que a un petiso lo peor que podés hacerle es levantarlo del piso?, por lo que vio ?mansillada mi condición de abogado defensor?.
Posteriormente elogió el trabajo de la fiscalía interviniente y destacó que ?llegó el secretario del fiscal Piotti, el doctor D?Alfonso, quien se portó de una manera exquisita y logró poner paños fríos a la situación?.
También agradeció el apoyo brindado por el Colegio de Abogados de Azul.
En otro momento del diálogo, Castaño indicó que tras el altercado se enteró de que el jefe policial había sufrido la pérdida de su padre horas antes y dijo que ?soy humano, desconocía esa situación, pero se tendría que haber pedido unos días de licencia en la dependencia. Igual lo acompaño en el dolor?.
Posteriormente, le envió una nota de condolencias en la que sostiene que se trató de un ?altercado producto de las pasiones propias de nuestras funciones? y expresó ?mis más sinceros pedidos de disculpas y si en el fragor de la discusión pude haber perdido la compostura?.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario