Azcárate se ilusiona con “seguir haciendo historia”

Federico Azcárate ya sabe de glorias con la camiseta de Santamarina. Exactamente diecinueve meses pasaron desde que se anticipó de cabeza en un corner de Emmanuel Giménez y convirtió un gol decisivo para el ascenso a la B Nacional, en la cancha de Juventud Unida de Gualeguaychú.

Aquella tarde inolvidable del 29 de abril de 2014 y un gran aporte en lo defensivo lo metieron de lleno en la historia grande del aurinegro. En vísperas de otra definición frente a un rival entrerriano, el balcarceño dialogó con este Diario.

-¿Cómo es la espera para el partido frente a Patronato?

-Con muchas ganas de que llegue la hora de estar en el vestuario, de vivir ese momento. Pasaron pocos días desde la semifinal con Ferro y ya viene la final.

-¿Hubieras preferido un tiempo mayor de descanso o viene bien para aprovechar el impulso anímico?

-Viene bien por el festejo que tuvimos el miércoles. Muchos nos daban por muertos, porque jugábamos contra un grande de la categoría, pero salimos adelante y eso nos da más confianza para lo que viene.

Además, Patronato tiene un viaje de por medio y eso nos puede ayudar un poco. Igual, en estas instancias las ganas son más importante que el cansancio físico.

-¿Imaginás un trámite cerrado?

-Sí, lo atípico es que se dé un partido como el primero con Ferro, que tuvo cuatro goles en el primer tiempo. La lógica es que salga estudiado, que el margen de error sea mínimo. Nosotros lo vamos a ir a buscar, a ser protagonistas, pero sabiendo que no debemos descuidarnos.

Los detalles pueden volcar el resultado en favor de uno u otro equipo.

-¿Los antecedentes no pesan? A Ferro lograron ganarle por primera vez en la temporada y fue suficiente.

-Pensábamos lo mismo cuando veníamos de Buenos Aires. Con Patronato perdimos las dos veces este año, pero sabemos que si ganamos las finales vamos a romper esa estadística y a lograr el objetivo del ascenso.

-La gente de Santamarina también recuerda las finales de 2010. ¿Conocés esa historia?

-En aquel tiempo jugaba en España y no estaba al tanto de lo que sucedía en el Argentino A, pero hinchas de Santamarina me lo han hecho saber. Ojalá también podamos ganar, para que la gente se saque la espina con Patronato.

-Tus compañeros Bertoya y Telechea eran dos de las figuras de ese equipo.

-Justamente lo veníamos recordando. También para ellos sería especial coronar este año con un ascenso.

-¿Qué virtudes tiene Santamarina para conseguirlo?

-Varias, que las hemos demostrado en el transcurso de la temporada. Y en este tipo de partidos salen a relucir las individualidades, como ocurrió el otro día frente a Ferro. Fuimos un bloque sólido y de mitad de cancha en adelante contamos con jugadores que desnivelan.

-Justamente uno de ellos, “Pitu” González, dijo que el partido en Caballito lo ganaron los defensores…

-Sí, porque trabajamos en bloque y no dejamos que Ferro se agrandara. Mariano (González), Juan (Gáspari) y Fede (Scoppa) nos dieron una mano grande a los cuatro del fondo. Nos fuimos consolidando y le restamos posibilidades al rival con el esfuerzo de todos.

-¿Quién hubiera dicho que un año y medio después de ascender a la B Nacional estarían en una definición mano a mano para volver a subir de categoría?

-Se dio así y es muy meritorio. En el segundo semestre de 2014 llegamos con chances mínimas a la última fecha. Y ahora nos toca estar en una final para seguir haciendo historia. Nos gustaría poder subir otro escalón, para que lo disfruten el club y la ciudad.

-Más en tu caso, que llegaste a Tandil prácticamente alejado del fútbol…

-Sí, yo había dejado de jugar. Volví de España, no conseguí algo importante para seguir y me puse a estudiar para contador Público en La Plata, en 2013. A mediados de ese año me llamaron Cristian López y Alejandro Saurel para venir a Santamarina. Duilio Botella me quería ver, tuve unas prácticas y quedé.

La verdad que fue todo muy curioso y muy lindo a la vez. Y lo mejor sería coronarlo con otro ascenso.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario