Bajo presión, Cambiemos aprobará un aumento anual del 27 por ciento en la tarifa de colectivos

Finalmente, el Concejo Deliberante debatirá hoy la nueva tarifa de colectivos. El resultado de la votación está puesto, ya que el Bloque de Cambiemos (UCR y PRO) cuenta con amplia mayoría y aprobará un incremento del 27 por ciento para todo el año, con un boleto plano de 10,98 desde abril y de 11,62 pesos en julio. En las últimas horas, hubo pataleos de la Cámara de Transporte y presiones del Ejecutivo a sus legisladores para que avanzaran con el tratamiento de la suba del servicio público de transporte de pasajeros.

La semana arrancó rara en el primer piso de la Municipalidad. El martes hubo una reunión del presidente de la Comisión de Transporte, el radical Gabriel Bayerque, con el referente de los empresarios Daniel Albanese. Luego, el legislador convocó a la comisión para el lunes 27 de marzo y el titular de la Cámara de Transporte salió por los medios a pedir una audiencia con el intendente Miguel Lunghi.

En tanto, el martes por la tarde los empresarios mantuvieron un encuentro con el jefe comunal y le plantearon que no aguantaban más, que ya no tenían “espaldas” para “bancar” el servicio. Además, amenazaron con reducir las frecuencias y realizar una manifestación frente a la Municipalidad.

Finalmente, ayer, Bayerque convocó a la comisión de urgencia y se firmó el dictamen de mayoría que hoy saldrá aprobado del recinto. Por lo bajo, desde el oficialismo confesaron que habían sufrido presiones del Ejecutivo para “sacar” la nueva tarifa en la sesión prevista para hoy.

Ese apuro repentino derivó en fuertes cruces durante la reunión de labor parlamentaria, cuyo objeto es establecer los asuntos que llegan al recinto. Es que la última vez que se había reunido la comisión para estudiar los costos del transporte había sido el lunes 13 de marzo, cuando el oficialismo había adelantado que no se iba a tratar el cuadro tarifario hasta contar con datos certeros sobre la política de subsidios del Gobierno nacional para este año y una estimación de la paritaria de los choferes.

Sumado a esto, algunos concejales de la oposición detectaron que desde que el radicalismo mostró divisiones entre los lunghistas y los nicolinistas, la discusión de los temas importantes “está planchada” en el ámbito legislativo.
Sobre el aumento, si bien está un 7 por ciento debajo de las pretensiones de los empresarios, el boleto escolar subirá de 1 a 2,5 pesos, lo que implica que la comuna colaborará para subsidiar el costo del transporte a través del programa PASE que financia con el Fondo de Financiamiento Educativo.

El argumento
oficialista

“Estábamos contrarreloj, teniendo en cuenta varias situaciones. Una es que hacía dos meses ya que la Cámara de Transporte había solicitado el aumento, y por otro lado, las gestiones de ver los costos y haber planteado todos los números, tratar de poder sacar una tarifa lo más acorde posible a la situación económica que estamos viviendo, pero atendiendo también a los elevados costos que sufrió el transporte durante el año”, le dijo Gabriel Bayerque a El Eco Multimedios.

En relación al cuadro tarifario, el referente del radicalismo indicó que el ajuste será en dos tramos. El primero se concretará tras la promulgación de la ordenanza, que llevará el boleto plano a 10,98 pesos, y a partir del 1 de julio costará 11,62 pesos.

web_3LOC1

“Creemos que es un número bastante razonable y estamos dentro de lo que nosotros creemos conveniente para todas las partes”, evaluó el presidente de la Comisión de Transporte.

La Cámara de Transporte había solicitado una actualización del orden del 34 por ciento, 7 puntos por arriba de lo que le otorgará en Legislativo. “Siempre tratamos de consensuarlo, hablarlo, discutirlo, charlarlo con el Ejecutivo también, que es una parte importante de esta situación”, admitió el concejal.

Por otro lado, sostuvo que “hay que ser sincero y decir que cuando uno no logra la tarifa que por ahí la Cámara necesita, en cierta manera, la Cámara de Transporte manifiesta que eso va en detrimento del servicio. Estamos en la coyuntura de un año difícil, y espero que mejore, pero lamentablemente tenemos que hablar nuevamente de un aumento”.

La otra
postura

Darío Méndez, vicepresidente de la Comisión de Transporte, se mostró sorprendido por la actitud de sus pares del radicalismo y confirmó que aún no cuentan con precisiones acerca de los aportes que el Estado nacional realizará este año a las seis líneas de colectivos que prestan el servicio público en esta ciudad.

“El año pasado teníamos un anuncio del Gobierno nacional de 76 millones de subsidios y la Cámara de Transporte denuncia que le faltaron 14 millones. Es importante”, detalló el concejal del FPV e insistió con que “me tengo que seguir manejando con los números del año pasado, que eran 76 millones, y si el Gobierno nacional incumplió eso, me parece que es la Cámara de Transporte la que tiene que reclamar”.

web_3LOC2

Méndez renegó porque “no puede ser que el usuario termine pagando los incumplimientos del Gobierno nacional. Nosotros, en eso, no estamos para nada de acuerdo. Entonces, el criterio que adoptamos son los 76 millones que se anunciaron el año pasado, porque no hay una política nueva para este año. Dietrich (Guillermo, ministro de Transporte) dice que no van a aumentar los transportes, pero tienen que aumentar el subsidio porque inflación tuvieron todos, lo sabemos todos”.

Por otra parte, consignó que falta otro dato central porque aún no se definió la paritaria de los choferes que están agremiados en la Unión Tranviaria Automotor (UTA), lo que también repercutirá sobre el sector.

Una alternativa

“Es real que es la primera vez que todos los estudios de costos están más o menos de acuerdo. La cuestión es quién paga. Como concejales nosotros trabajamos también desde la óptica de los usuarios, no solamente de la Cámara de Transporte”, fundamentó Méndez.

Analizó que “el transporte en Tandil tiene un costo y alguien lo tiene que solventar. O lo solventan siempre en su mayoría los usuarios o se sigue con la política de subsidios”. En ese aspecto, indicó que delinearon una propuesta para que el Estado municipal, a través de lo que recauda con el estacionamiento medido, subsidie el transporte público, pero además para desalentar el tránsito de vehículos particulares en el radio céntrico y promover los colectivos. “Hoy en día ya es un problema, en 10 años va a ser un caos”, advirtió sobre la recarga del tráfico.

“Estudiamos la posibilidad de incorporar esto y llegamos al número que se podía tener un boleto de 10 pesos, utilizando un criterio político del 18 por ciento de aumento, que es lo que está aspirando el Estado provincial y nacional con la paritaria testigo que es la docente y que luego toman todos los gremios para discutir. Nosotros decimos ni un centavo más que el 18 por ciento y el resto que lo ponga en forma de subsidio el Estado municipal”, explicó.

Sobre el final, lamentó la urgencia por cerrar el tema tras varias semanas sin avances en la comisión. “Nosotros podíamos obtener un boleto a 10 pesos. El problema es que nunca lo pudimos discutir, porque esto era una propuesta de trabajo. No voy a hacer un dictamen para legitimar su aumento. Voy a votar en contra del aumento”, adelantó el concejal.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario