Balearon en el pecho a un joven árbitro de fútbol

 

La víctima, Carlos Guiotto, árbitro de la AFA y padre de un bebé de siete meses, estaba preparando un asado para celebrar su cumpleaños con amigos, pero salió de su casa al escuchar gritos y quiso defender a su vecina, pero en ese momento los delincuentes, que huían en moto, le dispararon y lo hirieron en el pecho.    
contó esta mañana su padre, llamado también Carlos, el joven se encuentra "sedado", después de haber estado en gravísimo estado, y ahora "hay que esperar 72 horas a ver si puede salir" de la situación en que se encuentra.
Todo sucedió en la noche del sábado pasado, en la puerta de una casa de la calle 77 entre 1 bis y 2 de Villa Elvira, donde viven Guiotto, su esposa Luciana, de 30 años, y el pequeño hijo de ambos.
El joven árbitro dirige partidos de fútbol de la categoría Argentino B y además trabaja en la Liga de la ciudad de 9 de Julio, de donde es oriundo.
Como el fin de semana pasado le había tocado ir a dirigir a esa localidad bonaerense, el sábado por la noche había decidido reunirse en su casa con amigos.
"Estaba cansado de hacer tantos viajes y por eso quiso organizar un asado", explicó su esposa, Luciana Parera, en diálogo con el diario El Día de esta ciudad.
Alrededor de las 21:00, antes de que llegaran los amigos, la esposa de Guiotto fue hasta un supermercado chino ubicado a pocas cuadras del domicilio.
"Faltaban algunas cosas para el asado, y aproveché para comprar otros elementos que uso en el trabajo", contó Parera, que es docente. 
Mientras tanto, Carlos estaba dentro de su casa, cuidando a su hijito de 7 meses, cuando escuchó un ruido extraño, que le llamó la atención.
Según se indicó, los sonidos que el hombre había escuchado fueron los pedidos de auxilio de una vecina, que es hipoacúsica y que estaba siendo víctima de un robo.
Los delincuentes eran dos encapuchados armados, que andaban en moto e intentaban asaltar a la chica. 
Frente a esa situación, Carlos salió de su casa para ver qué ocurría, y en ese momento, al verlo correr, uno de los delincuentes le pegó un tiro en el pecho.
"No sé si habrá pensado que era yo la que gritaba, porque me habían robado. O tal vez vio que le querían robar a la vecina y él pretendió auxiliarla", estimó su esposa.
Los amigos del joven baleado llegaron, por casualidad, unos instantes después.
Allí le preguntaron cómo estaba y él sólo atinó a decirles: "me dieron".
Además, la mujer explicó que no se había dado cuenta de lo que pasaba hasta que llegó a su casa. 
"Es increíble, porque este asado era el festejo postergado por su cumpleaños", sostuvo la joven.
El disparo que uno de los ladrones le efectuó a Carlos le impactó en el costado derecho del tórax, afectando gravemente una arteria.
Su padre explicó, en declaraciones a la prensa, que "perdió mucha sangre", por lo cual se temió por su vida, aunque dijo que luego los médicos lograron "parar las hemorragias internas que tenía".
Momentos después de la violenta agresión, el joven tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital San Martín. 
"Hay que esperar para ver su evolución. Todos tenemos la expectativa de que pueda salir bien", afirmó la esposa del joven árbitro.
Minutos después de que balearan al hombre, varios móviles de la seccional 8va se acercaron al lugar. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario