Nación aumentaría el 24 por ciento los subsidios al transporte, pero la cámara reclama el 37 anunciado

El concejal del Bloque de la UCR y presidente de la Comisión de Transporte, Gabriel Bayerque, dio detalles de las gestiones para la homologación de la tarjeta SUMO y el incremento de los subsidios al transporte público. Respecto a esto último, afirmó que hubo “un retroceso” y finalmente la Nación aumentaría solo “un 24 por ciento; y no un 37”, por lo cual, desde el sector exigieron que se cumpla con lo anunciado en abril pasado.

Así lo manifestó en diálogo con “Dulce o Amargo” (programa de Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios). En principio, confirmó que se espera que hacia fin de año o principios de 2017 se obtenga la homologación de la tarjeta SUMO con la SUBE y, de esta forma, poder contar con “todos los beneficios” que el sistema nacional posee.

Asimismo, anticipó que en el corto plazo se podrá adquirir “la tarjeta del viajero no habitual”, que contará con tres viajes precargados. Las mismas serán vendidas por cada chofer y el pasajero podrá cargarla cuando desee.

“Un retroceso”
en los subsidios

Por otro lado, Bayerque confirmó que se reclamó al Gobierno nacional una respuesta sobre el incremento anunciado en abril pasado del 37 por ciento del subsidio al transporte, previsto para cubrir mayores costos de salarios y combustible, aunque lamentó que desde el Ministerio de Transporte argumentaron que “no supieron comunicar bien la información”, por lo que se implementaría “un aumento del 24 por ciento”.

Por su parte, adelantó que frente a este cambio de “las reglas del juego”, solicitaron una audiencia con el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, que podría concretarse la semana próxima.

Reclamos de
una solución

Frente a esta situación, Bayerque admitió que están preocupados y ocupándose del tema, viajando cada diez días para realizar gestiones ante la Nación con el objetivo de encontrar algún tipo de solución al respecto. “Anunciaron un porcentaje para estos subsidios y no es tal”, lamentó, aunque afirmó que el valor del boleto no volverá a subir este año.

“El Ministerio se tendrá que hacer cargo de lo que anunció. No pueden cambiar las reglas de juego”, lanzó y por esa razón, reiteró que se ha solicitado una audiencia con el titular de esa cartera.

Desde el Concejo Deliberante, Bayerque enfatizó que “representamos al pueblo de Tandil. Tenemos que tratar de que esa situación no sea perjudicial para los sectores de la ciudad que utilizan el colectivo”.

La calidad
del servicio

El edil aseguró que “acá no cambia porque un ministro diga una cosa y después, en dos meses, se desdice de los anuncios”. En todo caso, deslizó que el Deliberativo local hará algún tipo de presentación para ver qué tipo de servicio de colectivos se podrá prestar en esta ciudad el año próximo en base a la situación planteada en los últimos días.

Argumentó que “está la discusión de los números porque a los colectiveros no les dan por el servicio que supuestamente cumplen, por las frecuencias, el cambio de unidades que tienen, por lo que le exige el pliego de licitación, pero –ahora- por otro lado, el usuario lo necesita y cuánto puede pagar el usuario el boleto. Entonces, está ahí la situación, en la que nosotros como representantes del pueblo y la ciudad tenemos que hacer valer”.

En lo personal, admitió que le molesta mucho “el cambio de reglas” y no le gustan “las desprolijidades” porque afectan “al ciudadano de a pie”.

“Si esto no se resuelve, el servicio
se va a resentir”, advirtió Albanese

Por su parte, el presidente de la Cámara de Transporte Daniel Albanese habló también del tema y planteó que alguien tendrá que resolver la situación, en caso de que finalmente el Gobierno nacional otorgue un incremento menor al anunciado.

Si bien confirmó la información brindada por el concejal Bayerque, remarcó que es cierto también que el edil, juntamente con el presidente del Bloque de la UCR Marcos Nicolini, se comprometieron a insistir con las gestiones.
“El plantea que el 37 por ciento de aumento que se anunció era un compromiso y, de alguna manera, la Secretaría de Transporte lo debería resolver. Por lo tanto, nos pidió chequear la información sobre los subsidios recibidos el pasado año como los de éste para establecer la diferencia entre lo que efectivamente se ha proyectado y lo que debería haber venido, en función del anuncio del ministro en su momento”, precisó.

Frente al complejo panorama, admitió que primeramente prefiere “agotar todas las instancias para que se cumpla con lo que prometió en su momento la secretaría. De alguna manera tendrá que resolverlo porque esto es lo que se les dijo y, en función de ello, tomaron decisiones los concejales. Ahora si esto no es así –advirtió- alguien lo va a tener que resolver. El Estado nacional o el municipal”.

Por lo pronto, confirmó que el concejal Nicolini les prometió que podrán participar de la reunión que mantendrían con funcionarios de la Secretaría de Transporte, en los próximos días, con el objetivo de encontrar una solución al tema.

Aclaró Albanese que “agotadas esas instancias, habrá que pensar cómo se resuelve porque esto es lo que los ediles tomaron y calcularon como ingresos, vía subsidios, para hacer el estudio de costos. Por lo tanto, de alguna manera alguien se tiene que hacer responsable de esto. No nos pueden responsabilizar a nosotros, las empresas, que advertimos muchas veces que esto era solamente un anuncio”.

La posible
afectación

Desde la Cámara de Transporte local, deslizó que “si esto no se resuelve de alguna manera, el servicio se va a resentir. Habrá menos servicios o menos renovación, es decir, distintas medidas. Pero entiendo que si la tarifa es política, el poder político es el que tiene que resolver las decisiones que tomó con la información que en ese momento manejaba. Son del mismo equipo, tendrán que resolverlo políticamente”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario