Bolivia resucitó con una goleada ante Perú

 En una tarde inspirada, Botero, ex ariete del Pumas de México, fue el héroe de la jornada al marcar las dos primeras dianas de la victoria boliviana (4 y 16) y porque fue una permanente pesadilla para una inestable línea defensiva peruana que pareció sintir en exceso la ausencia de Alberto Rodríguez.
   El internacional Ronald García, del Aris Griego, liquidó el partido (81) en el momento justo y cuando Perú buscaba afanosamente acortar el marcador.
   El partido comenzó con buen ritmo y con dos equipos decididos a no perder la oportunidad de sumar para escapar de la zona de retaguardia de la tabla de posiciones, su única alternativa para mantener la esperanza de clasificación.
   Bolivia apeló siempre a las salidas por los laterales para buscar la velocidad de Botero y de Marcelo Martins mientras que Perú planteó el partido con el contragolpe como su arma más importante para llegar sobre la portería contraria.
   La visita dejó adelantada al veloz Johan Fano, pero ese argumento no fue suficiente para cambiar la historia del partido porque Bolivia rompió el equilibrio muy pronto, a los cuatro minutos con el gol de Botero, que echó por tierra la estantería peruana.
   La apertura de la cuenta fue la culminación de una gran jugada colectiva, iniciada por Joselito Vaca, apuntalada por Martins y sentenciada con gran precisión por Botero con un certero cabezazo.
   El segundo, que terminó con la resistencia que todavía hacía Perú, llegó doce minutos después tras un tiro libre cobrado por Joselito Vaca, otra de las figuras del partido, que empalmó de cabeza Joaquín Botero que llegó otra vez como un fantasma sobre una desorientada defensa incaica.
   Perú hizo algún intento para cambiar la historia del encuentro pero fueron muy tibias las salidas, sobre todo por la derecha del lateral Hamilton Prado, que no pudieron ser culminadas por Johan Fano que a los 8 minutos se perdió la mejor oportunidad de descontar en un mano a mano con el guardameta Carlos Arias.
   Bolivia pudo sentenciar el encuentro, pero también estuvo impreciso en la culminación de las jugadas como la que se perdió Marcelo Martins a los 33 levantando su remate por encima de la portería del experimentado Leao Butrón.
   El segundo tiempo fue totalmente diferente, con una escuadra boliviana que extrañamente retrasó sus líneas y con Perú lanzado al ataque.
   Los dirigidos por el Chemo del Solar intentaron cambiar la historia del encuentro en el segundo tiempo, con el ingreso de Roberto Guizasola, pero se quedaron cortos en el intento ante un trabajo defensivo que tuvo al internacional Ronald Raldes como su mejor figura.
   Rainer Torréz se perdió la mejor ocasión para descontar cuando el guardameta Carlos Arias, en gran atajada, desvió su remate ante la desesperación de los hinchas bolivianos que no entendian cómo su equipo jugó una gran primera etapa y un pobre segundo tiempo.
   Hasta que llegó el gol de la tranquilidad con un espectacular remate de afuera del área del internacional Ronald García.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario