Bomberos Voluntarios de Vela rechaza la antena de internet porque la firma no le pagó el alquiler

Mientras se conforma el expediente, desde la Asociación Bomberos Voluntarios de esa localidad aclararon que decidieron sacar la estructura que hoy está emplazada en el cuartel debido a que la empresa no les pagó e incumplió el contrato.

Ante este panorama, el presidente de la entidad Juan Carlos Cortéz le explicó a El Eco de Tandil que la comisión directiva le otorgó a la firma plazo hasta el 31 de octubre para que retire la antena y que la voluntad es que desalojen definitivamente el predio, debido a que no respetaron reiterados acuerdos suscriptos desde 2012.

El contacto entre la empresa y Bomberos Voluntarios nació a través del presidente anterior Julio Felipe Lauzurica (f), que tenía relación por medio de un familiar. En 2011 decidieron alquilarle el cuartel para que emplacen la antena sobre la estructura que utilizan para sus comunicaciones y en ese primer período, abonaron lo pautado.

Al año siguiente empezaron los problemas, ya que se firmó otro contrato y debieron insistir varias veces para cobrar, hasta que terminando 2012 les entregaron parte de la deuda. En 2013 confeccionaron un nuevo convenio, se lo entregaron a los responsables de la firma pero nunca lo firmaron ni pagaron.

Con estos antecedentes, este año se rubricó un contrato más corto. “Yo hablaba con Sandoval, a quien le dije que no queremos que esté más la antena de Vela. Me dijo que no importaba porque iba a tener otro terreno. Le di un mes para que se vaya. Me pidió seis meses y se los dimos, de marzo a septiembre”, explicó el presidente de la entidad que cumplió 32 años el 14 de septiembre pasado.

Cumplido este último plazo, desde Siternet mandaron al técnico y a otro empleado, a quienes la asociación les entregaron el contrato que finalizaba en septiembre. Nunca se lo devolvieron y ya no les contestaron los llamados. Entonces decidieron esperar hasta el vencimiento, cuando accedieron a prorrogar el convenio por otro mes, hasta el 31 de octubre.

“Nosotros le habíamos dicho que le íbamos a cortar el suministro, porque la conexión de luz es nuestra y nosotros pagamos la luz de donde ellos tienen la antena. Es más, cuando se cortaba la luz, conectábamos el grupo electrógeno que tenemos en el cuartel”, explicó.

Es decir que el alquiler del lugar para emplazar la antena incluía además de la estructura, la energía eléctrica que consume y el grupo electrógeno para poder seguir brindado el servicio de internet ante un eventual corte de luz.

 

Reunión con el delegado

Ante esta situación, integrantes de la comisión directiva de Bomberos Voluntarios de Vela se reunieron con el delegado de Vela, Fabián Riva, para informarlo sobre el conflicto que mantienen con la firma Siternet y la decisión de sacar la antena.

“No teníamos que ir a hablar a la Municipalidad porque no tenemos ningún contrato con el delegado. Le avisamos porque tenemos buena onda con él, nos ayuda, es la autoridad del pueblo y no nos deja de lado, si necesitamos algo está con nosotros”, sostuvo y agregó que “no nos parecía cortar de golpe y no decirle porque usa el servicio para hacer los carnets de conducir, en el hospital, el Wi-Fi en las plazas y las escuelas”.

Tras ese encuentro, los titulares de Siternet volvieron al cuartel, donde se comprometieron a que a fines de octubre o durante los primeros días de noviembre se llevarían la antena. En ese momento “le dije que por respeto al Municipio y al delegado, le daba un mes más, pero que el 31 de octubre le cortábamos el suministro. Entonces nos pidió diez días más y de dije que sí, pero que quería que se vayan”, resaltó el presidente de la asociación.

Cortéz manifestó que “ahora vienen con un problema político” y adelantó que aún no saben qué postura adoptará la comisión directiva en torno a esta nueva demora de parte de la empresa para dejar el cuartel.

“Le dije al delegado que nosotros no queremos saber más nada con esta gente por su mal comportamiento”, reiteró, y dejó en claro que los únicos motivos por los cuales no renovarán el contrato es porque no cumplieron con los acuerdos.

En este sentido, se mostró en una encrucijada debido a que de cortar el servicio, estarían dejando sin internet a la comunidad de María Ignacia y consideró que la empresa “se aprovecha, especula con eso”.

 

Un dinero necesario

“Era un dinero que a nosotros nos servía, necesitamos siempre plata. Tenemos gastos fijos de 17 mil pesos por mes y tenemos que enfrentarlos”, indicó Cortéz y explicó que el monto adeudado este año lo hubiesen destinado a comprar el combustible que necesitan las unidades para unos seis meses.

La asociación se financia con un subsidio de 200 mil pesos anuales que les otorga el Gobierno nacional, que sólo puede invertir en materiales para combatir el fuego como autobombas, mochilas, botas, equipos, etc. Además, realizan rifas y alquilan un salón para eventos, otras dos herramientas fundamentales para recaudar fondos que les permitan solventar gastos de funcionamiento.

“Por más que no tengamos las salidas que tienen otras ciudades grandes, tenemos que estar preparados, para eso somos bomberos. Tenemos un radio muy grande que abarca Gardey, parte de Tandil, parte de Barker y de Juárez”, remarcó.

Y volviendo al conflicto con la empresa, explicó que “ahora no importa si vienen con un millón de pesos, quiero que se vayan. Es más, en el cuartel cortamos internet de ellos y pusimos el de la Cooperativa de Vela. No queremos saber más nada con ellos”.

Para finalizar, expresó que “lo único que queremos es que no nos ensucien, que la gente sepa porqué le cortamos nosotros: porque no cumplieron”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario