“Bossio se olvidó de los peronistas y salió a jugar la personal”

En una extensa charla con El Eco de Tandil, el doctor Mario Baudry analizó la situación del peronismo nacional y provincial. Llegó a la ciudad el jueves y lo hizo en carácter de dirigente seccional y como referente de un grupo cuyos integrantes aquí se detallan. Es el dueño de multimedios CNA, editor de la revista La Tecla en La Plata.

 

-¿Qué lo trae a realizar una recorrida por el peronismo de Tandil?

Muchos de los compañeros que venimos militando desde jóvenes en el peronismo entendemos que llegó la hora de realizar una renovación y modernización de toda su estructura, algo de por sí natural; siempre en los ciclos socioculturales a lo largo de la historia, se producen renovaciones naturales y generacionales en las estructuras partidarias, sobre todo después de una derrota electoral como la que tuvo el peronismo. Y Tandil no es la excepción, después de la charla que he tenido con distintos sectores del peronismo de Tandil. Es lógico que también ocurra la renovación, uno lo ve en cada reunión que tiene.

-¿Quienes integran este grupo que usted nombra?

-En este sector se están nucleando Daniel Scioli, Julián Domínguez, Gabriel Mariotto, Alejandro Colia, Mario Ishi y muchos dirigentes provinciales que creemos que las elecciones se perdieron por el mal manejo que se hizo desde la función pública, muchos de los que estuvieron en los cargos públicos hicieron abuso de la gestión y se olvidaron de la gente.

-¿Cómo es esto de renovar el peronismo?

El peronismo es un gran movimiento social, donde confluyen muchas vertientes sociales de distinta índole sectorial, algunos son más de izquierda, otros más de centro y otros más de derecha, pero todos tienen en común las doctrinas sociales, la lucha por los que menos tienen, la igualdad social, la igualdad de oportunidades, una distribución más  justa de la riqueza, un nacionalismo más profundo, que todo ello se puede englobar en las distintas conquistas sociales que logro el peronismo durante muchos años.

Hoy hasta en el mundo está el peronismo representado por el papa Francisco, quien a través de su ministerio papal viene reflejando las doctrinas sociales que el peronismo ha tratado de llevar adelante durante muchos años.

-¿Usted cree que en tantos años de gobierno peronista se ha podido cumplir con esas metas sociales?

-Una cosa son las bases sociales en las que se aplica la gestión de gobierno y otra son las personas que las aplican. Cuando los dirigentes están más preocupados por ver cuánto dinero y poder acumulan, que en saber las necesidades que podemos cubrir de la gente que menos tiene, estamos en problemas, es cuando el fin de la política se desvirtúa, y comienzan a prevalecer las cuestiones personales de los dirigentes a las cuestiones grupales de la sociedad.

 

El peronismo serrano

 

-¿Cómo ha encontrado al peronismo de Tandil?

-Tandil no ha sido la excepción a esta realidad que viene aconteciendo en todo Latinoamerica, en las varias reuniones que he tenido, donde me he juntado con parte del peronismo, no con todos los sectores, la realidad no es muy distinta, existen compañeros que han militado toda su vida y hoy están afuera de cualquier participación militante, en todos los sentidos ; ni siquiera hablamos de cargos partidarios, la mayor realización de un militante político es poder participar de una discusión política, tener la posibilidad de poder expresarse y manifestar lo que piensa y siente; en el peronismo de Tandil no todos han tenido la posibilidad de expresarse, y es hora de que lo hagan; hoy van a tener un lugar donde hacerlo.

En este viaje nos juntamos con los integrantes de la Agrupación Acción Justicialista que integran Ruiz, Murrone, Vidal, Cabral, Miqueo, Vaccaroni,  Sosa entre otros, también con Javier Levigna y su gente joven, la mesa del Golden Boys, y con otros referentes de otras líneas.

-¿Como es su relación con Bossio?

-No lo conozco, nunca hable con él.

-¿Qué piensa de la reunión de Massa, Bossio y Urtubey en Pinamar?

Bossio salió a jugar la personal y se olvidó de la gente de a pie, aquellos que lo llevaron al lugar que estuvo ocupando todos estos años; uno cuando habla con los militantes del peronismo de Tandil ve que no tienen contacto con ninguno de los que se dicen dirigentes, que se encuentran solos y sin ninguna conducción, y el peronismo es de base militante. Si uno no está en la calle con la gente que menos tiene pierde el rumbo. Hay dirigentes que utilizan la política para beneficio personal y otros utilizan la política en beneficio de la gente.

Bossio fue a la reunión de Pinamar a título personal, pero no en representación del peronismo ; solo se representó a él, lo cual no está mal, pero es necesario que quede claro.

-¿Usted cree que el peronismo de Tandil necesita renovarse?

Por supuesto que necesita renovarse, como todo el peronismo provincial y nacional. Hay un cambio de ciclo social y político, y nosotros tenemos que acompañar ese cambio, además donde hay algún militante político que no se puede expresar es que estamos haciendo las cosas mal, el arte de hacer política es el arte de ejercer la política, y ejercer la acción política siempre es en función de la gente y no en función de los dirigentes, la política está para ayudar a la gente, no a los dirigentes.

-Usted es amigo del padre Troncoso, ¿cómo lo conoció?

-El padre Raúl es un militante social de la Iglesia, una de las mejores personas que nos ha dado la Iglesia. Humilde, trabajador y, por sobre todas las cosas, un gran ser humano.

Lo conocí hace ya casi 30 años, cuando íbamos a misionar con un grupo dentro de la Iglesia a la localidad de Azul, en el barrio San José, donde solíamos pasar nuestros veranos haciendo trabajo social, y el padre Raúl era nuestro director espiritual, y por consiguiente nuestro amigo, con lo cual casi me crié siguiendo su impronta y su estilo de trabajo, al cual no es fácil seguir, es muy tenaz y muy trabajador. Me gustaría que la sociedad argentina tenga muchos padres Raúl.

Cada vez que vengo a Tandil lo paso a ver, y charlar con él es una gran inspiración para mí, y hablar con él es muy enriquecedor; me voy con mucha paz, y me trae además muchos recuerdos.

-¿Va a seguir viniendo a Tandil?

-Por supuesto, hemos tomado el compromiso de abrirles un canal de diálogo a los compañeros y darles la oportunidad de expresarse, con lo cual me van a ver muchas veces más; cada vez que un militante tenga ganas de expresarse, ahí estaremos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario