Bossio y Escudero recorrieron las obras del futuro Jardín de Infantes 903

Durante su recorrida visitaron los trabajos que se están realizando en el Jardín de Infantes 903, que se inaugurará en el próximo mes de noviembre y que contó con un presupuesto de 1.408.000 pesos del Estado nacional a través del programa Más Escuelas II. El nuevo jardín de infantes contará con tres salas con sanitarios, salón de usos múltiples (SUM), sector administrativo: dirección, secretaría, sala docente; cocina con despensa, toilette y baño para discapacitados.

La nueva obra tendrá como objetivo cubrir la creciente demanda en materia de estimulación y educación temprana para los niños y niñas de Azucena, accediendo a los mismos estándares de calidad, en materia de infraestructura educativa, que los existentes en la ciudad. El programa Más Escuelas II también financió la construcción del jardín de infantes del barrio Falucho 22 y el jardín de infantes de la localidad de Gardey.

Ambos candidatos también recorrieron las instalaciones de la Escuela Secundaria 12, donde se está construyendo un salón de usos múltiples (SUM) y una cancha de básquet con medidas reglamentarias. También visitaron la nueva sala de informática, donde los alumnos utilizan las netbooks del programa Aulas Digitales entregadas a través de Conectar Igualdad.

En relación a la visita, Pablo Bossio destacó que “cuando uno recorre Azucena lo primero que se pone de manifiesto es el enorme compromiso de nuestra Presidenta con la educación, con los docentes, con los padres y con los chicos que, todas la mañanas, se levantan para enseñar, aprender y trabajar por una argentina con más equidad, inclusión e integración”.

En relación a la construcción del jardín, afirmó que “para los habitantes de Azucena es una obra fundamental. Hoy tiene una matrícula de 35 chicos y está funcionando en un antiguo edificio con muchas limitaciones. Lograr una educación de calidad requiere, no sólo de la vocación de docentes comprometidos con su historia y con su tiempo sino, también, de contar con la posibilidad de tener una infraestructura de calidad que les permita trabajar y enseñar dignamente”.

Por su parte, Raúl Escudero afirmó que “yo estoy siempre en contacto con los vecinos de Azucena. Es el lugar donde nací, donde tengo mis afectos. Mi mamá era cocinera de la escuela y tengo recuerdos muy lindos de aquella época. Por eso me pone muy contento ver que los chicos de mi pueblo también tienen acceso a las netbooks que se entregan en la ciudad. Es muy importante porque evita que los chicos tengan que irse del pueblo”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario