Bracciale aseguró que el oficialismo siempre analiza el transporte por los costos y nunca por su costado social

Con la participación de un panel de referentes sociales, ONG, un panel de expertos y la posibilidad de que los candidatos presenten sus propuestas relacionadas al transporte, la idea original era tratar la accesibilidad en cuanto a la tarifa, cobertura, horarios, la accesibilidad para personas con movilidad reducida y todos aquellos factores que condicionan el uso del transporte público a los distintos sectores de la población.

Mario Bracciale recordó en primera medida una cuestión que no le dieron tanta importancia en el Concejo Deliberante “donde sólo se habla del transporte cuando se intenta aumentar el boleto del colectivo”. Además resaltó que en estos casos, siempre la discusión se basa en estudios de la Facultad de Ciencias Económicas u otras instituciones que aportan estudios de costos “que después el oficialismo impone. Sin embargo, hay un informe muy importante de la Facultad de Ciencias Humanas, que habla de las consecuencias sociales de la estructura del transporte público en Tandil y que no tuvo la recepción que se merece", expresó Bracciale.

 

Bien social

 

El candidato sostuvo que independientemente de la ecuación económica, que debe ser favorable al transportista el cual debe tener un rédito “nunca nada se habló del colectivo como un bien social".

Por su parte, especificó que el trabajo de 2012 habla sobre barrios como La Movediza, Maggiori, San Juan, Villa Aguirre, San Cayetano, El Tropezón y Villa Gaucho, de donde se desprende que el 42 por ciento de sus habitantes utiliza el colectivo, ya que hay un umbral respecto de la decisión de tomar el transporte o no, establecida por tener una parada a menos de 250 metros de la vivienda. “Eso tiene que ver con la accesibilidad porque una persona tiene acceso al transporte cuando está a menos de esa distancia del lugar donde tiene que tomar el colectivo", remarcó. Además agregó que el 68 por ciento de las viviendas de la ciudad está en condiciones de acceso altamente deficitario donde el sólo el 43 por ciento tiene acceso a una sola línea y un 25 no tiene acceso a línea alguna.

“Paradójicamente, un dos por ciento accede a las seis líneas y otro dos por ciento, a cinco líneas; por lo tanto esto nos habla de la necesidad de revisar y evaluar los recorridos pero trabajando con las ONG, con la asamblea, con los propios usuarios de los barrios para ver esta situación, diferenciar por cada zona y resolver su problemática", advirtió Bracciale.

 

Otras problemáticas

 

Otra de las temáticas que surgieron de este estudio fue el estado de las calles, que hace al paso de las unidades por distintos sectores y el estado de los refugios “que hay que evaluar de manera urgente”.

Bracciale recordó que en su intervención en el foro de debate de la semana pasada, un tema importante del informe hablaba de la no conexión de un barrio con otro, en donde todo está pensado en forma céntrica y no se conectan los barrios. “Es posible que no fuera rentable y por eso se ha quedado sólo en el enunciado, por ahora, del boleto combinado, que permitiría que estuviera la posibilidad de conectar un barrio con otro. Habría que avanzar en ese aspecto".

Por otra parte, advirtió que un 39 por ciento de la comunidad no tiene accesibilidad al transporte para llegar al Hospital Ramón Santamarina y respecto de los menores de 14 años, que es mayor la masa de individuos, sin cobertura de colectivo hasta el Hospital de Niños, hay un 46 por ciento de ellos; por eso “esto tiene que hacernos rever los recorridos", propuso.

Además instó a realizar un trabajo de base con las ONG y las instituciones barriales para avanzar con el boleto combinado, auditar las frecuencias, que en esto es vital la incorporación de GPS a las unidades, y de los botones antipánico, por cuestiones de seguridad tanto para el chofer como para el pasajero.

Por último, el edil no dejó pasar el tema de las auditorías externas sobre las empresas: “Sobre las que hubo compromisos asumidos por algunos concejales y no avanzó cuando se habló de la Secretaría de Transportes de la Nación para hacer esas auditorías, yo propuse que fuera algo más accesible, más tangible, como podría ser la Unicén, como para tenerlo más a mano. Es necesario trabajar en hacer un Tandil más accesible", concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario