Micaela Herrera, ex jefa de la UDAI de Anses salió al cruce de las declaraciones de Salvi

A través de un extenso comunicado, la abogada Micaela Herrera salió al cruce de las declaraciones del nuevo jefe de la UDAI de Anses, Cristian Salvi, nombrado por Cambiemos. Su colega había dicho “acá se acabó la joda” y había aclarado que hacía referencia a la “conducción anterior”. Por ese motivo, la exjefa de la dependencia sintió la necesidad de “aclararle al funcionario algunas cuestiones”.

“En el mes de enero de 2014 fui designada al frente de la Unidad de Atención Integral de Anses y trabajé denodadamente, hasta el fin de ese mismo año, para acercar las políticas sociales impulsadas por los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, a cada ciudadano de nuestra ciudad, especialmente de los barrios periféricos y la zona rural”, aclaró Herrera y agregó que esa tarea se desarrolló de “manera mancomunada y con el esfuerzo enorme” de los trabajadores de la dependencia nacional, que asistieron ad honórem, fuera de horario y durante los fines de semana.

Respaldo a los
trabajadores

Micaela Herrera señaló que “ante cada una de esas políticas de reparación social las trabajadores de la UDAI redoblaban su esfuerzo, pocas veces reconocido en su magnitud, llegando incluso a atender a diario el doble de personas de lo que estaba previsto (la capacidad es de 300, llegando a 750 por día)”.

Mencionó que las demandas por las “múltiples políticas sociales de inclusión” se originaban por la Asignación Universal por Hijo e Hijo con Discapacidad, asignación por embarazo, asignación por escolaridad, carga y control de libretas de seguridad social, inclusión jubilatoria-moratoria, Progresar, Procrear, Argenta, etc.

“Recuerdo cuando en ocasión del lanzamiento de la segunda etapa de inclusión previsional (moratoria), los trabajadores, además de capacitarse intensivamente y trabajar hasta las 20 inclusive los sábados, me acompañaron en las charlas informativas y asesoramiento personal que realizamos en la propia UDAI, en horario extendido y en los barrios de Tandil y zona rural. Incluso, buscamos a aquellas personas que siendo destinatarios no se habían acercado aún por desconocimiento”, dijo.

Y resaltó que “esta tarea permitió que en Tandil se jubilen más de dos mil trabajadores que se sumaron a los miles incluidos en la primera etapa de 2005, convirtiéndose en un acto de justicia social, dado que pese a lo que muchas veces se cree equivocadamente, estos jóvenes de la tercera edad tuvieron una vida laboral intensa y sacrificada, sin que su empleador realizara los aportes correspondientes. Muchas historias retornan a mi mente pero no viene al caso, por lo menos ahora, pormenorizar”.

“No sé a qué
se refiere”

La exjefa de la UDAI lanzó que “no sé a qué se refiere el señor Salvi cuando dice ‘se acabó la joda’. Me pregunto si el mensaje crítico alcanzará además al trabajo de difusión que realizamos para lograr una óptima implementación del Progresar, el programa de incentivo para estudiantes entre 18 y 24 años inclusive”.

Explicó que en ese aspecto avanzaron con la Jefatura Distrital de Educación, directores de secundaria, trabajadores sociales de los centros de salud, el Centro de Prevención de Adicciones, representantes de organizaciones estudiantiles universitarias, el IPAT, el Instituto Superior de Formación Docente y con líderes religiosos de distintos credos para difundir el programa.

Luego se preguntó si Cristian Salvi se referiría a las 17 mil netbooks de Conectar Igualdad que entregaron, o a las tertulias de los sábados junto a Pami y la Unicén, o a los cursos de primeros auxilios y RCP organizados por la Cruz Roja, o a la implementación de la Ley 26.913 que reconoció una pensión graciable a los detenidos-desaparecidos en la última dictadura, o a los talleres de capacitación junto a la Gerencia de Empleo del Ministerio de trabajo de la Nación, o al trabajo para detectar a familias que debían percibir la Asignación Universal por Hijo, o a la tarea junto a los sindicatos para subsanar irregularidades en los aportes.

Crítica
“pobre”

“Por lo dicho y por muchos otros ejemplos que no voy a recordar en este espacio, no entiendo qué quiere decir el señor Salvi cuando dice ‘se terminó la joda’ y menos aún entiendo que aclare, que una crítica tan pobremente elaborada, vaya ‘dirigida a la conducción anterior’. Lo que el señor Salvi debería saber es que los trabajadores trabajan, trabajaron y trabajarán mucho. No tengo dudas y quiero valorar y reconocer esa tarea”, señaló.

Y agregó que “lo que también debería saber el jefe de la UDAI es que es responsable de la administración del programa Hogar, que debe garantizar el acceso a la garrafa social de los sectores más castigados económicamente.

Pese a que varias familias se manifestaran respecto a los precios exorbitantes e inalcanzables de las garrafas, no se ha publicado ningún operativo especial o ‘utilización de la base de datos’ para que se respeten los precios y se garantice la distribución y abastecimiento a los más humildes que hoy, ante la grave crisis económica, provocada por Cambiemos, han aumentado, en consecuencia hay que ampliar el cupo de beneficiarios, que además necesitan información y respuestas”.

Por otra parte, le marcó a su sucesor que “hay cientos de familias que no obtienen respuestas respecto a las viviendas del Desarrollo Urbanístico. Y que los beneficiarios de Procrear (compra de lote y construcción) necesitan que actualicen los montos de desembolso sin restricciones ni cambios de reglas de juego, teniendo en cuenta los índices inflacionarios actuales, que impiden que puedan terminar de construir sus viviendas”.

El “único recurso”
del Gobierno

Más adelante, Micaela Herrera cuestionó que “las declaraciones irresponsables del señor Salvi son, por ahora, el único recurso que pareciera darle resultado al Gobierno nacional y provincial: gobernar culpando a ‘la gestión anterior’ de las lamentables, dolorosas y gravísimas consecuencias económicas y sociales que están provocando las decisiones políticas que toman día a día. Decisiones que van en contra de lo que prometieron. Ciudadanos y ciudadanas que votaron creyendo algo que Cambiemos nunca pensó en hacer: mejorar la vida de todos los argentinos”.

Por último, expresó que “para finalizar esta humilde reflexión, deseo que esta nueva gestión pueda hacer mucho por nuestros vecinos tal como pudimos hacerlo en mi gestión. Bajo los principios de solidaridad, igualdad y justicia social, ejes rectores de las políticas implementadas por Néstor y Cristina cuando decidieron recuperar las AFJPs, se construyó un nuevo paradigma para la seguridad social, con él pudimos dar respuesta colectivamente a muchos problemas, riesgos y contingencias sociales, protegiendo a los ciudadanos al momento de jubilarse, ante el desempleo, la enfermedad, accidentes, incapacidad laboral, la muerte, el nacimiento, la alimentación, necesidades básicas insatisfechas, escolaridad, capacitación, la casa propia, en fin, esa tarea a la que usted llama ‘joda’, debería seguir siendo un mecanismo de inclusión y no un privilegio sectorial”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario