Brutal crimen de una chica argentina y su pareja brasileña en una elegante casa de Guaymallén

La pareja se dedicaba a la producción y exportación de ajo, y aparentemente los crímenes se produjeron entre la madrugada y la mañana de ayer domingo, de acuerdo con las pericias realizadas por la Policía local.
El hombre fue salvajemente atacado a golpes, aparentemente mientras dormía, mientras que su joven pareja también presentaba numerosos golpes, aunque además recibió un disparo en la cabeza, de acuerdo con lo informado.
Quien alertó a sus abuelos -los padres de la mujer- fue el pequeño hijito de la chica, de tan sólo tres años, quien apareció en la casa ubicada en la parte de adelante del predio diciendo que su mamá estaba muerta, según lo señalado hoy por el diario Uno de esta ciudad. El episodio tiene en jaque a los investigadores al no poder establecer aún el móvil que lo desató. Según lo indicado, el abanico de hipótesis está “abierto” y va desde un intento de robo hasta un tema “estrictamente pasional” o de “venganza” debido a las actividades comerciales de la pareja.
La hora de crimen estaría situada entre las 6 y las 7 de la mañana del domingo, de acuerdo con el “rigor mortis” que presentaban los cuerpos. La escena del crimen fue una casa de la calle Libertad 1545 de Guaymallén, donde el sábado a la noche había llegado la pareja compuesta por Laura Ginar, de 27 años, y el brasileño Ego Esterling, de 40. El hombre lo hizo en su lujosa camioneta 4×4 Ssangyong Rexton con patente de Brasil, y de acuerdo con la reconstrucción policial, se acostó después de cenar, mientras que la joven habría esperado un poco más.
Esto se desprende del hecho de que “él estaba en calzoncillos en la cama y ella aún vestida, tal vez esperando que el chiquito se durmiera”, según se señaló en el diario. De acuerdo con lo indicado, el hombre era oriundo de Puerto Xavier, en Brasil, y cada tanto viajaba a Mendoza para ocuparse del tema exportaciones.
Para los investigadores del caso, todo indica que el primero en caer a manos del o los asesinos fue el hombre. También se especula con que las víctimas fueron arrastradas por sus o su atacante: los dos cuerpos estaban en el dormitorio. Dentro de la casa había dinero y alhajas, que no fueron tocadas, mientras que también los celulares quedaron en su lugar.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario