Buscan completar la fumigación y reforzar otros sectores para combatir la presencia de mosquitos

Desde el sábado pasado personal de la Dirección de Bromatología del Municipio lleva adelante tareas de fumigación en diferentes espacios verdes públicos de la ciudad con el propósito de disminuir la presencia de mosquitos.

El recorrido comenzó en la zona de mayor vegetación del Lago del Fuerte y continuó durante el fin de semana pasado, mientras que el lunes alcanzó el Parque Independencia, todos los espacios públicos a lo largo de la avenida Santamarina, en la Plaza Independencia y en terrenos de Villa Italia y Villa Italia Norte.

Desde esa dependencia comunal explicaron que el objetivo es cubrir toda la ciudad con las acciones de fumigación que resultan eficaces para eliminar un porcentaje “muy importante” de este insecto, aunque aclararon que resulta imposible combatirlo en un ciento por ciento con cualquiera de los métodos conocidos.

El plan de
fumigación

En diálogo con El Eco Multimedios el funcionario precisó que “desde que comenzaron a aparecer en una cantidad más que la normal empezamos con un plan de fumigación por toda la ciudad”.

Las tareas se iniciaron el sábado de la semana pasada con intervenciones en la zona del Lago del Fuerte, Parque Independencia, avanzando hacia la ciudad. Así, alcanzaron el barrio Arco Iris, San Juan y La Movediza, entre otros.
El plan desarrollado apuntó “primero a los espacios verdes públicos y después por las calles con una máquina de arrastre, de alta potencia, que tiene un buen flujo de líquido que esparce”.

El director de Bromatología explicó que el sistema no suele ser muy efectivo en las áreas más pobladas “porque no permite traspasar la barrera edilicia y no llega a los centro de manzana”. Sin embargo, “en los barrios abiertos el resultado es mucho mejor”.

A propósito de lo expuesto, aclaró que la fumigación tiene una “efectividad relativa”.

Recorridos

Los recorridos se inician por la mañana temprano y concluyen cerca del mediodía, e incluyen “paradas” para preparar la mezcla y recargar el tanque que contiene 400 litros, “pero estamos con cuatro horas con la máquina encendida y eso permite que se hagan unas cuantas cuadras”.

“La idea es tratar de hacer toda la ciudad e ir repasando algunos lugares porque, por ejemplo, por la Plaza Independencia pasamos el lunes pasado y este miércoles ya había mosquitos”, indicó Olivera.

Y enfatizó que “hacemos lo que podemos”, con dos máquinas funcionando, para tratar de cubrir todas las zonas y responder a la demanda. “Pero no es fácil, Tandil tiene muchas cuadras y vamos haciendo de a poco”, incluso en horarios donde hay menos cantidad de vecinos en la vía pública, dado que durante las tareas se arroja un insecticida, que “es un producto tóxico que a muchas personas les puede afectar en sus vías respiratorias porque es fuerte”, pese a que “está permitido su uso en la planta urbana”.

Dengue

Por otro lado, el director del área dependiente del Sistema Integrado de Salud Pública informó además que en forma paralela continúa a buen ritmo el programa Cuidemos Nuestros Barrios, que en esta oportunidad está enfocado en el descacharreo domiciliario para evitar la presencia de elementos que puedan acumular agua y favorecer así la proliferación del mosquito que transmite el virus del dengue y otras enfermedades.

En ese sentido, el funcionario explicó que la fumigación en curso no tiene relación con el Aedes aegypti, la especie que transmite esas enfermedades y para la que solo es necesario fumigar en caso de que en una ciudad se detecte la presencia del mosquito, algo que en Tandil no ocurre, de acuerdo a los estudios realizados.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario