Cambiarían de colegio al chico que generó la polémica en la Escuela 37

Los papás de 4to. C y de otros estudiantes que concurren al establecimiento (a los que en un primer momento los directivos no querían dejar participar del encuentro) mantuvieron ayer una reunión con la conducción de la escuela y las inspectoras Ana Isern y Mirta Fernández.
Según contó Florencia Urtiaga, la mamá del nene amenazado, la directora y la secretaria de la institución no brindaron mayores respuestas sobre los pasos a seguir ante lo ocurrido, e inclusive no comentaron las explicaciones del padre protagonista del hecho, con quien se reunieron el lunes.
Ante la inacción de las autoridades, los papás del curso exigieron que el chico que generó el episodio sea cambiado de escuela.
?El resto de los padres no quiere que yo saque a mi hijo del curso y pidió que cambien al otro chico?, señaló Urtiaga.
El lunes concurrieron menos de cinco alumnos y ayer, por la ausencia de los estudiantes, no se dictaron clases en el 4to. año C de la Escuela 37, tal como se había advertido.
En el final, la mamá del alumno amenazado confesó que en las últimas horas tomó conocimiento de que la gran mayoría del curso golpeó al estudiante que sería trasladado, en represalia a sus constantes agresiones, entre ellas las bofetadas que le aplicó a una de sus compañeras. 

La palabra de
Mónica Poumé

La jefa Distrital de Educación, Mónica Poumé, sostuvo que el episodio ocurrido ?es una muestra más de la violencia que hay en la sociedad, de la que no están exentos los padres, ni los adultos que rodean a los chicos?.
Poumé aclaró que ?la escuela no se negó a hacer la denuncia policial. La exposición está hecha. Las autoridades no querían llamar a la policía cuando el papá ya se había retirado. No tenía sentido poner la patrulla frente a la escuela. Las directoras, desde el principio, sabían que tenían que reportar el hecho a la Justicia?.
?Seguramente, las inspectoras se contactarán con este papá para saber cómo es la situación, más allá de la intervención policial correspondiente?, agregó la jefa Distrital e insistió en que el establecimiento ?cumplió con todos los trámites legales y administrativos que corresponden?, aunque la madre del alumno amenazado, Florencia Urtiaga, manifestó que ?no llamaron a la policía cuando el padre estaba adentro la escuela, eso es lo que me importa a mí. Los policías, cuando después llegaron, me dijeron que ya no se podía hacer nada?. *

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario