Capturaron a un evadido, condenado por el asesinato del comerciante Luis Cano

El buscado fue detenido por efectivos de la Seccional Segunda en Rodríguez al 800, tras una serie de tareas encubiertas para dar con su paradero.
El crimen fue cometido cuando el acusado era un adolescente de 16 años, por lo que por razones legales este Diario mantiene en reserva su identidad.
Sobre el joven pesaba una orden de captura activa dictada en la Causa 777, por el delito de “Evasión de instituto – Homicidio”.
Al momento de ser atrapado estaba junto a Pablo Guzmán Fernández, quien poseía una orden de captura en una causa por abigeato agravado.
Los retenidos quedaron a disposición de los magistrados intervinientes.

El “caso Cano”
 
Según lo establecido por funcionarios judiciales durante uno de los dos juicios realizado sobre el caso, el menor había ingresado al comercio ubicado en el barrio del Calvario con un arma.
Habría apuntado a Luis Cano, que inicialmente pidió a su esposa la entrega del dinero existente en la caja registradora.
En determinado momento, el adolescente habría apuntado a la mujer de Cano, quien reaccionó intentando arrebatarle el arma. Durante el forcejeo, el comerciante se desestabilizó y cayó al piso.
Fue allí cuando se produjo el disparo mortal, que le provocó una hemorragia aguda severa, con insuficiencia respiratoria aguda y paro cardiorrespiratorio irreversible.
El autor del disparo salió corriendo y huyó en moto junto a su cómplice, Guillermo Sánchez, quien el año pasado fue condenado a 15 años de prisión al ser hallado como partícipe primario del asesinato.
El crimen en cuestión sucedió el viernes 12 de diciembre de 2008.
Sánchez fue juzgado por el Tribunal Oral Criminal de Tandil, integrado por los jueces Guillermo Arecha, Agustín Echeverría y Pablo Galli.
En tanto, la situación legal del menor fue definida en diciembre de 2009 en la sala de la Cámara de Apelaciones Penal de Azul.
Tales audiencias no fueron públicas, al ser imputado un menor de edad. El cuerpo letrado estuvo integrado por la jueza María Cristina Beaucamp, a quien acompañaron dos magistrados procedentes de Bahía Blanca.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario