Carlos Bado, aquél que no fue Juan Martín Del Potro

Representando a la Facultad de Derecho de la UBA el tandilense Carlos Bado llegó hasta la final del torneo universitario donde juegan tantos otros tenistas frustrados. Y la venía rompiendo: de 10 singles, ganó 9 y también alzó los brazos en un dobles.
Enfrente estaba Economía A, el cuatro veces campeón. El mismo que el año pasado, cuando Chachi debutó en este tipo de certámenes, los eliminó en semis. Con la sangre en el ojo Bado buscaba revancha.
?El torneo arrancó a mediados de junio, se arman dos zonas grandes de 10 facultades cada una y ahí clasifican cuatro a las llaves eliminatorias. Ganamos nuestro grupo de punta a punta?, le cuenta Carlos a El Eco de Tandil.
-¿Salvando las distancias, con qué jugador profesional te podrías comparar en el estilo?
-Ja, ja, no sé, no tengo ni idea pero en el diario poné Marat Safin (risas).
-Para tener el dato estadístico: ¿cuánto llegaste a estar en el ranking nacional?
-Habré llegado a estar treinta y pico, no lo recuerdo con exactitud, pero tirale un 30 (risas).
Vale aclarar que todos los partidos del certamen de los estudiantes comienzan a la misma hora. La serie decisiva estaba en llamas porque el primer singlista de los futuros abogados, el crack del equipo, Juan Ignacio Herrero (amigo y de la misma camada de Diego Junqueira) había despachado con fritas a su rival de turno y cerró su 2009 invicto. En el dobles los económicos vencieron 6-3 y 6-4 y allí estaba Chachi, con la presión en su derecha, su golpe predilecto.
Tomó su primera raqueta a los 6 años ?coacheado? por tipos como Marcelo Murillo y Mario Bravo en el desaparecido pero igualmente mítico Recreo Tenis Ranch. Donde todavía yace una cancha de polvo de ladrillo bajo la tutela de Pablo Mendiguren, el mentor del sitio.
Pero volvamos a la finalísima, todo su equipo lo estaba mirando. Su partido, pese a comenzar a la misma hora que el de los demás, de tan peleado se hacía duradero. Herrero indicaba y los demás alentaban. Pegados a la baranda estaban Juan Guerendiain (de Las Flores) y los porteños Fernando Vidal y Gonzalo Otero.
El lector podrá sospechar, a esta altura, que si la nota está publicada por algo será. Pero no, El Eco de Tandil no es exitista, no sólo se apoya y acompaña a Juan Martín Del Potro y el resto de los tenistas profesionales. Por eso damos cuenta de un doble 6-2 con el que Chachi dejó sin trofeo a sus compañeros. ?Soy un cho??, se reprochó. ?Igual, el resultado fue mentiroso porque desperdicié miles de break points?, la intentó acomodar pero el drive se le fue ancho. Otra vez será?


Para sugerir personajes a entrevistar o compartir ideas de futuras notas para la sección o, bien, hacer críticas y comentarios sobre las publicaciones el lector puede contactarse mediante la casilla luispepoibarra@yahoo.com.ar

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario