Para Fernández, el presupuesto aprobado “no fue lo ideal, fue lo posible”

Luego que se aprobara la semana pasada el presupuesto de la Provincia, que contempla un endeudamiento de 60 millones de pesos, el vicepresidente del Senado Carlos Fernández, aseguró que “el endeudamiento que se aprobó no alcanza para solucionar todos los problemas” y adelantó que “la idea es volver a discutir en marzo, abril, una nueva tanda para ver si llegamos a cubrir lo que falta”.
En diálogo con El Eco de Tandil el tandilense senador provincial por la UCR admitió que “yo no quedé conforme, nosotros aspirábamos sancionar el presupuesto tal cual lo había elevado el Ejecutivo, porque la realidad de lo que hay que decir es que hay una parte de la deuda que dejó Scioli que va a quedar sin consolidar y sin recomponer”.
En ese sentido, recalcó que “en definitiva lo que se estaba tratando era un endeudamiento que apuntaba a consolidar la deuda que ya estaba en la provincia de Buenos Aires, no a generar una nueva deuda”.
Por lo tanto, manifestó que “el hecho de tener que obtener dos tercios de los votos llevó a una negociación pero lo que hay que decir con total claridad es que la cifra que había planteado la Gobernadora en el proyecto que había elevado suponía el pago de deudas adquiridas por la administración anterior, que en este esquema quedaron sin consolidar”.
En ese contexto, consideró que esas deudas van a requerir de “fondos adicionales del presupuesto normal de la Provincia, para ir cancelándolas. Esto implica que haya una serie de cuestiones que va a haber que postergar en el tiempo para poder reeditarlas, porque primero hay que pagar las deudas que ya estaban contraídas”.
En cuanto a las mismas, detalló que se trata de 29 mil millones de pesos al Banco de la Provincia de Buenos Aires, 18 mil millones del sistema de cuenta única que tiene la Provincia por lo cual toma los excedentes de distintas cajas que tiene para no adquirir créditos en exceso.
A su vez, indicó que “hay 2.600 millones de pesos de deuda con IOMA, 1.256 millones de pesos con los municipios, 8 mil millones de pesos con proveedores, 15 mil millones de pesos de amortizaciones de la deuda consolidada que ya venía con anterioridad, que tiene vencimiento durante 2016. Y hay que financiar 16 mil millones de pesos de déficit que está previsto en el presupuesto”.
En esa línea, remarcó que “obviamente todo eso suma una cifra ampliamente superior a los 60 mil millones de pesos de endeudamiento, que fue lo que se aprobó”.
Caos económico
Fernández sostuvo que “se recibió en una situación de caos económico y financiero la Provincia de Buenos Aires”.
“Esto es lo mismo que uno se endeude con la tarjeta de crédito. Te llama el banco y te dice pará de gastar con la tarjeta de crédito, sacá un crédito personal así te ordenás. Entonces, tenés la obligación de pagar la cuota pero te dieron un crédito por la mitad de la deuda que tenías con la tarjeta. Así que pagás el crédito personal pero además tenés que pagar parte de la deuda con la tarjeta. Esta es la situación de la provincia”.
“No es una cuestión sencilla. La deuda está contraída y vigente, los proveedores tocan la puerta todos los días para que se les pague lo que se les debe”, afirmó.
En tanto, consideró que lo primero que se debe cancelar es “la deuda social que existe, que tiene que ver con prestaciones de IOMA, falta de insumos en los hospitales, con levantar el corte de servicios que han hecho en algunas zonas de la provincia farmacias, eso es lo primero que se va a hacer seguramente por una cuestión de sentido común”.
“El endeudamiento que
se aprobó no alcanza”
El funcionario provincial advirtió que “lo que sucede es que el endeudamiento que se aprobó no alcanza para solucionar todos los problemas. La idea es volver a discutir en marzo, abril, una nueva tanda a ver si llegamos a cubrir lo que falta”.
En tanto, la deuda que la Provincia tiene con Tandil forma parte del paquete de 1.252 millones de pesos que la Provincia le debe a los municipios y “se irá cancelando a lo largo del ejercicio, pero a medida que se consiga el financiamiento”.
“No fue lo ideal,
fue lo posible”
Aseguró que el endeudamiento de 60 millones “no fue lo ideal, fue lo posible, en un marco en el cual el Frente para la Victoria votó dividido, porque una parte no aprobó el endeudamiento con un discurso absolutamente falaz que dice que ellos están con el desendeudamiento. Pero éste es no deber, no dejar el muerto que dejaron y pretender que no se pague. Eso forma parte del relato”.
“Los 60 millones se van a ir obteniendo a través de distintos instrumentos financieros y a lo largo del ejercicio”, indicó.
En tanto, para Tandil, al igual que para el resto de los municipios, se destinarán 10 millones, de los cuales 3 mil se destinarán a seguridad y los otros 7 mil a infraestructura. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario