Carlos Fernández afirmó que la gente privilegió “el voto desalojo”

El senador de Cambiemos Carlos Fernández expresó su alegría por el hecho de que haya triunfado la fórmula de la cual forma parte y destacó que “la gente se ha podido expresar libremente en una fecha histórica, porque es la primera vez que se utiliza el balotaje y, en segundo lugar, por un triunfo que terminó siendo un poco más ajustado de lo que parecía al principio pero que en la provincia de Buenos Aires, casi en todas las secciones electorales, excepto la tercera, y en particular la quinta sección electoral que es mi ámbito directo de responsabilidad, hubo un triunfo holgado en casi todas las ciudades de la sección”.

A su vez, subrayó que a nivel local hubo una “importante diferencia”, lo cual demuestra que “sigue manifestándose de alguna manera el respaldo popular a la gestión que encabeza Miguel (Lunghi) y al frente político que integra el radicalismo”.

 

Voto desalojo

 

En tanto, recalcó que de este modo, “volvemos a recrear un principio básico del sistema democrático, que es la posibilidad de la alternancia”.

Según indicó, lo que estaba en duda en la Argentina era “si era posible modificar el signo político de quien gobernaba. Ahora sabemos que es posible y se ha demostrado de una forma absolutamente contundente en donde la gente privilegió a mi juicio, el voto desalojo”.

En ese sentido, consideró que “mucha gente votó por el desalojo de lo que estaba. Fue un voto de desalojo a lo que está, al atropello a las formas, de no respetar la división de poderes, de avanzar sobre otros poderes del Estado, de generar una división totalitaria de la sociedad entre amigos y enemigos, entre pueblo y antipueblo”.

Por lo tanto, evaluó que “volvimos al sentido común, a que todos podamos discutir, encontrar consensos para llevar adelante la política que necesita la gente. Ahora empieza una nueva etapa”.

 

Multicausalidad

 

Por otro lado, sostuvo que nunca hay una sola causa que determina una elección sino que “un voto tiene una multicausalidad. La situación económica tiene su incidencia. Los errores del oficialismo son determinantes a lo largo de todo el proceso, el protagonismo de la presidenta, la innumerable cantidad de cadenas que terminaron de hartar a un altísimo porcentaje de la población”.

Como así también “la elección de algunas candidaturas que terminaron generando negatividad de ser proclives a votarlos, me refiero específicamente en la provincia de Buenos Aires a Aníbal Fernández. Hay un sinnúmero de razones que generan un clima, que fue determinante para la elección de la segunda vuelta, Scioli no pudo abstraerse y durante la campaña quedó claramente establecido la simplificación extrema del cambio o la continuidad. Indudablemente la mayor parte de la gente se inclinó por el cambio”.

 

Búsqueda de consensos

 

Consideró que la política de búsqueda de consensos “ya estaba dada en los resultados anteriores, porque en ninguna de las cámaras Cambiemos hoy tiene mayoría. Por lo tanto, hay que construir una mayoría para cada iniciativa legislativa, y eso implica sentarse a conversar, a discutir, a consensuar, e incorporar lo que dice el otro para arribar a soluciones. Me parece que, en ese sentido, eso ya estaba dado y el resultado no hace otra cosa que reforzar esa necesidad”.

A su vez, Fernández analizó que “también hay un mensaje que transmite la gente para que nadie se la crea, nos coloca en determinados lugares con su voto, dándonos confianza, designándonos circunstancialmente como mandatarios de alguna cuestión, pero no te otorgan el título de dueño”.

“Me parece que también una de las cuestiones que se jugó aquí fue la soberbia. Lo central es que en la fórmula de Cambiemos no nos creamos que porque la gente nos votó nos otorgó un cheque en blanco, es una confianza que hay que renovar todos los días así que hay que trabajar para hacer realidad lo que se le dijo a la gente”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario