Carlos Retegui: ?No habrá otra como Aymar?

Por Gonzalo Rotonda

“Lucha es lo más grande. Podemos estar 300, 400 ó 500 años y no habrá otra como ella”, manifestó ‘Chapa’ y agregó: “Tiene 36 años y está en su mejor momento. En la World League que se va a jugar en Tucumán hará cosas que todavía nadie vio hacer”.

Respecto de la reciente derrota en semifinales de San Fernando, club del cual es hincha, Retegui dijo: “El mérito fue de Mitre. Tiene un jugador que es determinante para el hockey argentino, que tiene un futuro inmenso y que en los corners cortos puede ser uno de los mejores del mundo”, haciendo referencia al joven Gonzalo Peillat, integrante del seleccionado argentino masculino junior. Además, habló de Banco Provincia, club que superó en la final a Mitre y obtuvo el tricampeonato, e hizo referencia a Juan Manuel Vivaldi: “Está en el top de los mejores arqueros del mundo”.

Retegui, quien también es director nacional del deporte social, señaló que Aníbal Fernández, recientemente elegido como presidente de la Federación Argentina de Hockey “le dará mucho a este deporte” y contó que ya está en marcha un proyecto de un complejo de alto rendimiento de hockey en Ciudad Universitaria. Aunque en su opinión será una de las mejores instalaciones del mundo, marcó la diferencia en cuanto a infraestructuras entre Argentina y el resto del mundo, ya que el país carece de canchas sintéticas de agua, superficie sobra la cual se juega internacionalmente.

 

No hay celos de las Leonas

 

Retegui desmintió que el jugador argentino se sienta opacado o celoso de las Leonas. En contraposición, indicó que las admiran y se sienten orgullosos de su buen momento, y que “el hockey masculino y femenino van de la mano”. Además, se mostró a favor de los nuevos seleccionados sub 18, sub 16 y sub 14, ya que son la base de la mayor.

Retegui (de 43 años recién cumplidos) dijo que sigue aprendiendo día a día: “De los buenos me fijo las cosas que tengo que hacer y de los que no lo son tanto, lo que no”. Asimismo, mostró su respeto por varios entrenadores argentinos como Javier Weber, Julio Lamas, Marcelo Loffreda y Santiago Phelan. Contó también que admira mucho a Diego Simeone y, pese a que no le gusta su manera de dirigir, respeta mucho a Caruso Lombardi, ya que reconoce que obtiene buenos resultados en todos los lugares donde dirige. Finalmente, nombró a Miguel Angel Brindisi, con quien integró el cuerpo técnico de Independiente, y expresó: “Fue lo más lindo que me pudo pasar. Estoy eternamente agradecido a Miguel”. Destacó de aquella experiencia con el rojo a Gabriel Milito, a quien categorizó como “un grande” y de quien subrayó que tendrá un gran futuro como técnico.

"Chapa", que ganó tres veces el Champions Trophy con las Leonas, contó que no hay diferencia entre la conducción de un equipo de hockey masculino y uno femenino, que lo único que cambian son los modales. “No vas a tratar de la misma manera a una dama que a un hombre”, soltó, aunque reconoció que en algunas ocasiones es necesario “pegar un grito”.

Aunque está contento con lo que hace, Retegui no negó la posibilidad de dirigir un equipo de fútbol en el futuro. “No anhelo estar en ningún lugar de los que no estoy. Cuando no entrene más hockey me propondré a entrenar fútbol y sé que lo puedo hacer”, afirmó.

Finalmente, dijo que le gustaría que Juan Martín Del Potro juegue la Copa Davis, ya que "con él la podríamos ganar",  y aprovechó para contar algunas historias  de cuando él era jugador y otras de cuando dirigía a las Leonas.

 

Sabrosas anécdotas

Charla técnica previa a la final de la Copa del Mundo

“La cancha explotaba. Estábamos en el vestuario y yo veía a las jugadoras súper concentradas, había mucho nervio. Entonces, en esos momentos tenés que aflojar la situación ¿Y cómo la aflojamos? Con una pelota de rugby. Pusimos ocho de un lado, ocho del otro y les hicimos hacer un scrum. Y uno dice ‘¿un scrum en un vestuario de mujeres previo a una final de la Copa del Mundo?’. Y bueno, fue lo que nos salió. ¡Imaginate los gritos ahí!”.

Cambio de época

“Antes teníamos que poner plata para ir a jugar un Mundial. En 1990 llevamos tapados de cuero y carteras a una gira en Alemania previa a la Copa del Mundo, y los jugadores salíamos a la calle para venderlos y así solventar el viaje”.

Siempre positivo

“Previo a los Juegos Olímpicos de 2012, fuimos en mayo a inaugurar la cancha de Londres con las Leonas. El clima allá en esa época es muy cruel. Nos levantamos una mañana para ir a entrenar y llovía y había mucho viento. Entonces yo les dije a las chicas: ‘Arriba, vamos a entrenar. Miren qué lindo día’, y me dicen: ‘Chapa, ¿estás loco? Mirá lo que es esto’, y les respondí: ‘Qué prefieren, ¿estar en Buenos Aires encerradas en una oficina? Hay que mirar siempre el lado positivo de las cosas”.

La diferencia entre un deportista argentino y un extranjero

“El deportista argentino es valorado por ese plus que tiene de dar un poquito más. Aunque esté lesionado juega, y no sé si uno de otro país hace eso. Cuando estuve en España, mis jugadores me decían: ‘Estoy tocado, no puedo jugar’. Y yo les respondía: ‘¡Entrá a la cancha y jugá!’ Esos valores los transmiten los grandes deportistas argentinos, por eso nunca los vamos a perder”.

Cómo surgió su apodo y cómo se iba a llamar

“Cuando era chico usaba el pelo largo y un día me lo corté y me quedó muy parecido a uno que había salido en el diario por escaparse de Sierra Chica, a quien le decían ‘Chapa’. Y además, a partir de eso, los chicos me decían: ‘Che, y tus chapas, ¿dónde están?' Y así surgió mi apodo”.

Respecto de su nombre, Retegui contó que su papá, un apasionado del deporte, le quería poner de otra manera: “Papá me quiso llamar Cassius Nicolino, en honor a los boxeadores Cassius Clay y Nicolino Locche, pero mamá no lo dejó”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario