Carta de lectores

El deporte tandilense mira al árbol ¿y el bosque?

Señor Director:

Cuando la expectativa le deja lugar a la desilusión. Lo que ocurre es que la verdad supera siempre la realidad y en una ciudad deportiva donde la pasión muchas veces nubla la razón y los deseos sepultan a los análisis previos, se junta tanta leña para la hoguera de los que supuestamente fracasaron (en las carpetas de los exististas) como antes se habían hilvanado expectativas que llevan siempre a gastar a cuenta y muchas veces a quedar con los bolsillos pelados.

Y no hablamos de podios ni de éxitos como único elemento central a la hora de los análisis posteriores o balances de temporada. Hablamos de procesos que deben culminar con dignidad y cumpliendo las líneas trazadas, se levante o no un trofeo.

En ese aspecto solamente algunos deportes superaron la media, en los demás dejó una sensación de insatisfacción, más allá de algunas performances que no superaron lo local (nos estamos refiriendo en los deportes de conjunto), aún en aquellos que se encuentran participando en Ligas; no importa tanto si no ganamos, interesa que no hay una idea, un proyecto y así el deporte sigue dejando en el camino jirones de su esencia e identidad.

En lo individual los logros son mayores como en pelota a paleta, tiro y tenis, y en alguna otra disciplina no tan valorada a nivel nacional, y todo producto, en muchos casos de la capacidad individual y el contexto en el que se mueve el deportista de nuestra ciudad. No de proyectos y de políticas abarcativas.

Ausencia de dirigentes deportivos, de técnicos con determinadas capacidades para formar escuelas con proyección de futuro, ausencia de recursos económicos o en el mejor de los casos; insuficiente para alcanzar logros.

No todos cuentan con una adecuada infraestructura, y si a esto le agregamos el poco sentido solidario para el logro de alianzas para superar los inconvenientes. Porque el cuidado de la “quinta” supera una visión de futuro.

Se quejan de los pocos recursos con que cuenta el municipio para el deporte; pero no se hace nada para que las entidades deportivas se reúnan en pos de ver de qué manera se puedan aportar soluciones que permitan generar recursos, que no siempre debieran ser económicos. Ultimamente no vemos cursos de perfeccionamiento, y si los hay son muy pocos. Se dice que hay responsabilidades compartidas para no hacerlos. Pero si no nos capacitamos estaremos muy lejos de la realidad.

Todos están de acuerdo que el deporte en nuestra ciudad, pese a todo es muy importante. ¿Qué esperamos entonces para que todos nos unamos para fijar una política deportiva que nos permita ver el futuro con optimismo?

Manuel Fernández

LE 3.215.693.

 

Cumplir la ley es un beneficio

Señor Director:

Cinco de la tarde en un supermercado de Caballito. Una señora abre un paquete de galletitas, prueba una y lo deja donde está. Delito de hurto. En el mismo barrio, unos minutos más tarde una mujer estaciona el auto para buscar a sus hijos sobre una rampa de discapacitados. Una infracción de tránsito. Otro día a la noche un joven es detenido en un control de alcoholemia. Tenía más de lo permitido. Otra infracción de tránsito. La policía frenó a un conductor para identificarlo. No tenía sus documentos ni los del auto. Ofreció dinero para evitar la sanción. Delito de cohecho, mejor conocido como coima. Barrio de San Telmo, un señor se cuelga del cable para no pagar. Delito de hurto. Pareciera que en la Argentina la única ley que se cumple es la de “gravedad”.

Es más cuando vemos estas acciones en general no decimos nada. Si la justicia nos pregunta, no vamos a declarar o no recordamos. El ejemplo más evidente son las víctimas de la inseguridad pidiendo por las cámaras de televisión que aparezca algún testigo. Ahora bien, si vemos a un juez cometiendo un acto de corrupción, nos causa una profunda indignación y está bien que así sea. Pero ¿por qué los argentinos tenemos una relación tan complicada con la ley?. Carlos Nino trabajó la noción de “anomia boba” para el caso argentino. El jurista sostenía que el incumplimiento de la ley en nuestro país no sólo estaba atado a la obtención de un beneficio personal, sino también a una decisión deliberada de no cumplir las normas.

Sin embargo, en determinados países cumplimos la ley ¿Por qué?, porque el contrato social se hace efectivo gracias al Estado que regula a través de la ley los comportamientos de los ciudadanos. En el caso de la Argentina, el Estado es ineficiente a la hora de regular. Max Weber teorizó sobre estos problemas. A la hora de analizar el funcionamiento del aparato estatal hablaba de eficacia y responsabilidad. Decía que la burocracia debe ser eficaz y la eficacia estaba atada a la noción de responsabilidad en el sentido de que no cumplir generaba un costo. Es decir, un mecanismo de premios y castigos. Por ejemplo, en el Estado de California, no pagar una infracción de tránsito genera automáticamente un aumento en el monto, luego un juicio y eventualmente trae aparejada la suspensión de la licencia.

Se trata, en definitiva, de sedimentar una nueva institucionalización anclada en el cumplimiento de la ley. Esa nueva construcción requiere acciones guiadas por la solidaridad, por pensar en el otro y por aceptar y cumplir la ley. Nada nuevo. Como dice el preámbulo de la Constitución: nos unimos para “afianzar la justicia…, promover el bienestar general… para… asegurar los beneficios de la libertad”.

Catalina de Elía

Periodista. Coautora de “La cara injusta de la justicia”.

 

La crisis del fútbol y la ceguera de los dirigentes

Señor Director:

En medio de la desesperación de los dirigentes ante un fútbol en ruinas, hubo uno que en los últimos días sacó a flote viejos rencores con el presidente Macri. Raúl Gámez, titular de Vélez, no hizo más que mezclar temas personales con la angustiante actualidad de los clubes, ahogados por los pésimos manejos y las deudas, y a la espera de una resolución sobre los derechos de transmisión de la TV. Los fuertes insultos de Gámez al Presidente constituyen uno de los ejemplos de la triste realidad por la que atraviesa el fútbol argentino.

El estallido emocional del presidente de Vélez se hizo público después de que Macri insistiera en que el Estado ya no participaría más en el fútbol, decisión más que lógica en un país que busca reactivarse. “Sus dirigentes en vez de encarar el tema, siguen tratando de encontrar una atajo, un parche. Espero que hayan previsto como van a seguir a partir de febrero”, había dicho el Presidente. Gámez arremetió con Macri. Causó una penosa sorpresa en la Argentina y en el exterior, con insultos que traspasaron todo límite pues ni siquiera respetó la investidura presidencial.

Macri y Gámez también sostuvieron un agitado debate en los tiempos que fueron colegas. Macri al frente de Boca, pretendía la modernización en la gestión del fútbol argentino y consideraba que había que dejarlo en manos de profesionales especializados y con una clara visión del marketing. Gámez, en cambio defendía la continuidad de los clubes como asociaciones sin fines de lucro, como si una cosa excluyera la otra. Por lo visto, el presidente de Vélez ha olvidado que ya no es el barrabrava que fue durante la época del ’80, aquel que se enorgullecía, entre otras cosas repudiables, de las peleas con los hooligans ingleses durante el Mundial de México 1986.

La investidura presidencial exige un respeto inquebrantable. Resultó llamativo además que ningún dirigente de fútbol saliera a repudiar los indefendibles dichos de Gámez. Una mínima reflexión al día siguiente no alcanzó para que se diera cuenta de la magnitud de agravio. El insulto estuvo demás. Pido perdón a mi familia y a los dirigentes que me acompañan. No me preocupa pedirle perdón a Macri, redobló Gámez. Palabras más o menos que explican que la decadencia y la miseria, por desgracia, no solo están en las tesorerías de los clubes. Son dichos que transparentan la absoluta falta de valores que sufre nuestro principal deporte.

Jaime de Ojeda

DNI 35.971.365.

 

Transgresiones y delincuencia en Tandil

Señor Director:

Hubo una vez un soñador, buen hombre, con buenos principios, de lúcida mente y con autoridad de mando y asesoramiento constante de personal idóneo; a este buen hombre, merced a sus obras y gracias al hermoso entorno que madre naturaleza dotó a su ciudad, lanzó el famoso slogan de “Tandil lugar soñado”; se dijo en prensa radial, folletería, carteles, diarios, etc.

Eso no distaba mucho de ser realidad y era apreciado más por la gente que nos visitaba; había limpieza, orden en tránsito, respeto a ordenanzas y autoridades, poca delincuencia, hermosas obras ornamentales, edificios modernos y bien emplazados.

Todo marchaba sobre ruedas, hasta que poco a poco la necrosis (en todo sentido) se adueñó de esta ciudad. La delincuencia prolifera día a día: salideras, arrebatos, robos, hurtos, torturas, golpes, desapariciones de ciudadanos, roturas sádicas, etc.

No bastó con poner mayor vigilancia, incluso un mal pensado habla de zonas liberadas y habla de connivencia. ¿Qué está pasando en nuestro preciado Tandil? Da que pensar que la tortuga se escapó, que las “autoridades” poco a poco van bajando los brazos y no cumplen el menester que les fuera asignado. Hay hijos y entenados, amistades y/o parientes que trasgreden a mansalva e impunemente. Sin ir más lejos veamos el control a los rodados de cuatro ruedas, multas, secuestros, contravenciones, verificación vehicular, patentes, luces, cinturón de seguridad, etc.

¿Qué pasa con los rodados menores? ¿Casco para qué? A sí, a veces lo utilizan para protección del codo; en la moto viajan hasta 4 personas, criaturas en medio, sin casco. Advierto que todo accidentado en moto trasciende a nuestro bolsillo, lo atienden en el Hospital o derivan por traumatismo complejo, a costas del erario. O no?

Las autoridades del Municipio solucionan estos gastos trasladando sus montos y otros inherentes a los impuestos municipales que “Juan Pueblo” paga con demasiada mansedumbre. No solo el casco trae problemas, no hay patentes, viajan en contramano, sobre veredas, los semáforos no existen y los inspectores no toman acción. Basta, basta, basta de tanta desidia y permisividad. Señor Intendente y autoridades del Concejo, son nuestra representatividad, háganse merecedores de vuestro puesto y remuneración, que en todos prime el bienestar de la comunidad y que nuestro Tandil vuelva a la normalidad.

Todos somos conscientes que somos hijos del rigor y si no nos aprietan nos desbocamos dejando basura en calles aledañas; haciendo graffitis, casos de vandalismo por placer, romper árboles recién plantados y arrancar los mismos.

Elio Rivo

CI 1.416.015

 

“Presa política, líder social, defensora de derechos, constructora de conciencia, indígena y mujer”

Señor Director:

Un grupo de compañeros de distintas organizaciones visitamos a la compañera Milagro Sala en el penal de Alto Comedero el sábado 11 del corriente. Nos es imperioso contar y recalcar que Milagro está detenida sin causa penal y en una celda común en una prisión mixta, junto a los delegados y responsables políticos que conducían la organización. Esto se da como parte de un plan sistemático de desmembramiento de la Tupac Amaru por parte del gobierno nacional y provincial, manteniendo cautivos a la líder junto a los principales sostenes políticos.

Es gravísimo y nos hace acordar a las detenciones ilegales de la dictadura. Se  habla de Milagro como si fuera una gran delincuente y en su causa penal no hay argumentos jurídicos para que esté detenida.

Si no nos organizamos, acompañamos en la resistencia y el estado de movilización permanente para sacarla en libertad a la compañera, no va a pasar mucho tiempo hasta que estemos todos los que reclamamos por una vida mejor criminalizados.

Este tipo de manipulación judicial por parte del poder político (Macri- Morales) y el poder empresarial (Blaquier) genera que aquel que reclame por sus derechos, por la democratización de los medios o por una vida digna será preso sin causa legal que lo establezca”.

La organización barrial que dirige Milagro tiene el nombre del líder que llevó adelante la mayor rebelión anticolonial indígena del continente americano: Tupac Amaru. Esta agrupación surgió en la década del ´90 en el norte argentino y comenzó organizando copas de leche para niños, en tiempos donde el hambre era moneda corriente. Al día de hoy, construyó miles de viviendas, comedores, centros de atención primaria de la salud y espacios educativos de todos los niveles, centros integradores para personas con discapacidad,  parque acuático, centro cultural, fábricas y talleres en forma de cooperativas de trabajo. Todo ello, para un sector social que nunca había gozado de esos derechos en Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Catamarca y Mendoza.

Hoy Jujuy se suma en un  escándalo institucional de carácter internacional con un secuestro “legalizado”. Milagro Sala fue detenida el 16 de enero de 2016. Se la acusó de entorpecer el normal funcionamiento de los transportes por tierra y escrache al actual gobernador sin tener en cuenta el derecho de  protesta pública.

Bajo la bandera de lucha contra la criminalización de la organización y la protesta, cantidad de militantes del campo popular acompañamos el reclamo de la organización Tupac Amaru y exigimos la continuidad de los trabajos que desarrollan allí nuestros compañeros encarcelados y perseguidos.

La realidad de la organización nos muestra como  miles de cooperativistas quedaron fuera de convenio laboral, como destruyen y ocupan su obra con matones a sueldo,  luego de la asunción de los nuevos gobiernos.

Diversos organismos  internacionales presentaron una solicitud a la comisión interamericana de derechos humanos (CIDH) para que otorgue medidas cautelares que liberen a Milagro Sala y garanticen el derecho a la protesta social. Los reclamos hasta la fecha incluyen a  la ONU, la Celac y la OEA además de diversos espacios de derechos humanos, como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Hijos, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y partidos políticos entre muchos otros, las cuales han sido desoídas por el gobierno y la justicia jujeña.

Es por todo esto que desde el Socialismo para la Victoria, el Radicalismo Popular de la Quinta Sección Electoral, el frente ciudadano Somos Patria y el Frente por la Dignidad y el Trabajo Milagro Sala exigimos su inmediata libertad.

Osvaldo Maestrojuan

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario