fbpx Cartas de lectores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Cartas de lectores

Los gremialistas se eternizaron

 

Señor Director:

Las asociaciones gremiales y sindicatos nacieron con la evolución industrial en 1760, según historiadores, como resultado de las condiciones inhumanas a las que eran sometidos los trabajadores, que para poder Subsistir trabajaban más de 14 horas diarias en ambientes insalubres.

La respuesta a esa explotación fue la reunión y agrupamiento de trabajadores que pedían mejores condiciones y los que fueron elegidos como voceros eran verdaderos representantes compenetrados de las penurias de sus representados.

La modernidad fue mejorando las condiciones laborales y las políticas gubernamentales tomaron conciencia de la importancia de las fuerzas productivas que motorizan el desarrollo de los pueblos, y así nacieron los gremios y sindicatos que agrupaban los obreros.

Pero las agrupaciones, asociaciones gremiales y sindicatos tomaron otro rumbo. Perón convirtió al gremialismo en la quinta columna del gobierno peronista, como había sucedido durante los gobiernos de Hitler y Musolini en Europa.

Los representantes de los trabajadores se alejaron de los verdaderos problemas de sus afiliados y ostentaron vidas rumbosas con el dinero robado a los aportantes de los gremios. Ante la corrupción flagrante, contemplamos azorados el abandono y desamparo de los agremiados cuando los sanatorios y clínicas no cubren las prestaciones médicas estipuladas por falta de pago de las mutuales gremiales, los trámites y esperas para lograr el bono para material escolar.

Evidentemente, la fuerza de choque del peronismo en contra de los gobiernos democráticos está en los gremios que permanentemente y a lo largo de la historia no se han manifestado por los derechos de sus agremiados, sino por los privilegios de sus representantes eternizados en un poder espúreo. ¡Sepa el pueblo votar!

 

Graciela Bauducco

DNI 5.018.652

 

Educación en los Colegios

 

Señor Director:

Hoy nuestros hijos ignoran conductas de urbanidad, de buenas costumbres, modales y de cómo ser padres. Hay un bache en la educación. Se regalan métodos anticonceptivos y se aplican medidas de control a la juventud, pero no se educa para mostrar cómo se vive en comunidad.

El respeto, la convivencia, los buenos modales, los padres lo han delegado a la “universidad de la calle”. Dentro de las materias de la primaria y secundaria debería haber “educación urbana y familiar”. Esos futuros padres serán quienes diseminen los buenos modales. Ya que el Ministerio y los maestros están para pelear sueldos y huelgas y por motivos banales se perdió tanto dinero y tiempo, invirtamos en dejar generaciones educadas.

 

Ana Carrasco

DNI 32.009.167

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario