Cartas de lectores

Siete décadas de trabajo para el Hospital

Señor Director:

La Comisión de Damas del Hospital Ramón Santamarina nació en el año 1942 a pedido del aquel entonces director del Hospital, doctor Francisco Alvarenga.

Un grupo de señoras de nuestra ciudad accedió a conformar lo que sería la Comisión de Damas pro mantenimiento del Hospital; su objetivo, obtener de la comunidad los recursos y elementos necesarios para cumplir con eficiencia la función de la institución de salud.

Esta primera comisión nombró como presidentas honorarias a las señoras de la familia Santamarina, en reconocimiento a los muchos aportes recibidos de ella, que posibilitaron la fundación del Hospital. Su presidenta titular fue la señora Sara Gómez de Figueroa.

Corría el año 1944 cuando la tarea de la Comisión de Damas se vio interrumpida por una disposición del gobierno nacional de aquella época.

Recién en 1956, el director del Hospital, doctor Daniel Grasso, realiza una nueva convocatoria a señoras representativas de la ciudad de Tandil, frente a un brote de poliomielitis; renace así de la mano de la señora  Dalila Deguer una nueva comisión, con fuerza y afán de servicio, logrando una firme adhesión y apoyo de la comunidad.

Fue Dalila Deguer quien, además, contribuyó de manera significativa a incrementar el patrimonio de la Comisión de Damas al donar el inmueble ubicado en la calle San Martín esquina Alem para que las rentas generadas por esos solares sean destinadas íntegramente a la tarea de respaldar al Hospital.

Este grupo de mujeres tandilenses ha logrado, a lo largo de su historia, una innumerable lista de obras y mejoras para la institución de salud más importante de nuestra ciudad y de la zona; enumerarlas todas sería casi imposible, por lo fecundo de su labor.

Desde su inicio, entre las más trascendentes se cuentan: la remodelación del pabellón de niños, la construcción de la cocina, la provisión de calefacción al edificio, el amoblamiento de las salas de internación y de los consultorios externos.

En 1958 instalaron un ascensor -por cuanto los pacientes debían ser subidos por las escaleras al segundo piso-; donaron camas ortopédicas, un tubo de rayos x e instrumental para las cirugías.

Diez años más tarde, realizaron gestiones con el objeto de oficializar definitivamente la comisión como asociación civil y consiguieron la personería jurídica. Trabajaron realizando ferias, reuniones, desfiles y bailes.

La administración de los recursos conseguidos fue siempre justa y cristalina, y tuvo como único objetivo brindar el mejor servicio a los enfermos.

Una vez más, ante la tragedia del incendio del Hospital, la Comisión de Damas fue la organizadora y receptora de todas las propuestas de colaboración imprescindibles ante dicha contingencia.

Es así como las damas continuaron, a través de los años, su labor en forma pareja, apolítica y desinteresada; han desarrollado una obra eficiente y honesta, en forma ininterrumpida hasta la fecha.

Su acción solidaria se materializó, en estos últimos años, en la compra de instrumental y moderna aparatología médica tales como ópticas laparoscópicas, un fibrobroncoscopio con procesador de video, un equipo para sellado de vasos (electrobisturí), un elevador de pacientes con arneses para el servicio de terapia intensiva y un ecógrafo marca Toshiba de última generación.

En el campo de lo edilicio, contribuyeron con la construcción del nuevo lavadero centralizado para los hospitales y la renovación de las máquinas de lavado y secado.

Hoy, el Hospital recibe, de las manos de la Comisión de Damas, así como de la Fundación del Hospital de Niños, del Municipio, de los aportes recaudados en una cena que se organizó junto a Biogénesis Bagó, de todo el cuerpo médico y de mucha gente que colaboró, la donación de un tomógrafo helicoidal multislices computado de 16 cortes marca Toshiba, único en la región.

Todas estas acciones tienen que ver con los avances de la ciencia y de la técnica, y proporcionan herramientas portentosas para mejorar los niveles de salud y bienestar de nuestra comunidad. Es por ello que la ciudad respeta la tarea de la Comisión de Damas del Hospital, y las apoya ampliamente; las señoras que la integran no han rehuido su responsabilidad frente a la sociedad, sino que, al contrario, anhelan y buscan su pertinencia social e histórica.

Sólo en la medida en que las personas que disponen de mayores recursos se organicen para brindar ayuda solidaria a los sectores más desprotegidas de la población será posible avanzar hacia una sociedad más equitativa, donde cada vez más personas tengan la oportunidad de desarrollarse y vivir una vida con calidad y derecho a la felicidad.

La Comisión de Damas del Hospital evoca solidaridad, una virtud definida por Juan Pablo II como “…la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común; es decir, por el bien de todos y cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos”.

 

Dra. Gloria Menéndez

Directora Asociada del Hospital Municipal Ramón Santamarina

 

 

****

 

Tandilia vergonzosa

Señor Director:

Me decidí a escribir o denunciar esto porque me siento con mucha vergüenza de ser tandilense por estas cosas que pasan en un evento referente de nuestra ciudad como la Tandilia. Gente como ésta que sabe un montón no puede organizar ni un campeonato de yoyó. Ustedes me dirán porqué falencias en todo sentido: remeras de baja calidad, agua, ambulancias, bebida que se la regalan a muy pocos y para rematar esto clasificación cero acomodadas por los mismos atletas.

En consecuencia me quejo porque aboné 130 pesos, por lo menos dénme lo indispensable, de lo contrario háganla gratis y no nos tomen el pelo. Somos gente grande y sabemos distinguir cuando curran con nosotros.

Sepan disculpar lo enojado que estoy pero a la gente de afuera no se la puede tratar de esa manera porque cuando uno sale a competir de visitante, nos atienden de mil maravillas. Seamos humanos y hagamos las cosas como corresponde. Tienen el apoyo de buenas empresas y saben. Repito, no quieran currar con nosotros.

 

Eduardo Rivas

11.717.610

 

****

Responsabilidad

Señor Director:

Mi propósito es hacer un llamado de responsabilidad ya que soy una vecina de calle Chile al 500 y padezco al tener en frente perros con y sin dueños a los que los transeúntes esquiven para evitar atropellar.

De más está decir la necesidad que tienen esos animalitos de que se hagan cargo de la situación.

Agradeciendo a quienes intentan dar una solución a dicho problema, y no sólo darles de comer y dejarlos en la calle.

 

Cecilia Goymil

22.933.930

Hondo pesar por fallecimiento de Sergio Pinchentti

 

Señor Director:  

Por la presente, el Sindicato de Prensa de Tandil expresa su hondo pesar por el fallecimiento del compañero Sergio Mauricio Pinchentti, y transmite sus condolencias a familiares y amigos.

El recordado relator, periodista y dirigente gremial, con más de 30 años de trayectoria en los medios de comunicación, dejó una huella imborrable en nuestra ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Pinchentti desarrolló una dilatada carrera profesional desde el año 1981, cuando ingresó a LU 22 Radio Tandil, emisora de la que fue un auténtico símbolo con sus imborrables relatos deportivos. Además, fue secretario general y vocal del Sindicato de Prensa de Tandil. El gremio de trabajadores de prensa despide con dolor la partida del compañero Sergio Pinchentti.

 

Miguel Iademarco

Secretario General  del Sindicato de Prensa de Tandil

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario