Cartas de lectores

“Los dirigentes nacionales de la CCC

se sientan con los enemigos del pueblo”

 

Señor Director:

 

En una nota periodística hacemos referencia a que ya no integramos la Corriente Clasista y Combativa nacional y militamos ahora en el movimiento Primero de Octubre “José María Bulnes”.

Al no poder desarrollar los motivos de la ruptura ya que la nota hacía centro en otra cosa, muchas personas interpretaron que sólo yo y el coordinador Jorge Lezica nos retiramos.

Veníamos hace años con muchas discusiones dentro de la CCC por desviaciones en la línea ya que antes ese espacio era democrático y de frente único donde coexistían compañeros de diferentes partidos políticos unidos para defender a los trabajadores ocupados, desocupados y jubilados a nivel nacional llevando en alto las banderas del clasismo como lo hizo el fundador de la organización, el dirigente del cordobazo, René Salamanca.

Orgánicamente discutimos las diferencias durante años y con mucha disciplina acatamos las decisiones de la mayoría aunque no estuviéramos de acuerdo, pero entendimos que las relaciones de nuestros dirigentes producto de una línea errónea durante la rebelión agraria, donde en lugar de afianzar la lucha por la tierra con los campesinos pobres, pequeños y mediados productores, fueron cooptados por los enemigos de nuestra clase que constituyen la oligarquía latifundista  (pool de siembra El Tejar, Blaquier, grupos Crea, etc.) tiñó la dirección de nuestra organización y fueron desviando de tal manera los objetivos que dejaron de estar en el centro las necesidades de la clase obrera y el campesinado pobre, y pasaron a disputar solamente en el terreno electoral en alianzas con sectores de la derecha más rancia de la argentina.

El hecho que mostró un quiebre fue que el dirigente nacional, Juan Carlos Alderete, se sentó en la cena anual de la Fundación Alvarado en la que estaban todos estos sectores en la misma mesa con Blaquier, cómplice de la dictadura militar y asesino de compañeros nuestros en la lucha por la tierra en Jujuy. Esto transformó las diferencias en antagónicas e insalvables, la dirección de la CCC dejó de ser clasista.

Durante todos estos años peleamos para defender el clasismo dentro de la organización mostrando el camino de la lucha en las calles, pero atrás quedaron las grandes movilizaciones de la CCC a nivel nacional, la lucha decidida contra el neoliberalismo de la década del 90, sepultaron la democracia dentro de la organización y cada región peleaba sola como nosotros durante todos estos años.

Son muchas las zonas que se retiraron de la mesa nacional (Córdoba, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Chascomús, Capital Federal, Conurbano) en algunos casos se rompió y una parte quedó y otra se fue, en nuestro caso nos fuimos todos en la región (Azul, Tandil y Benito Juárez) es decir todos los compañeros que integrábamos la Corriente Clasista y Combativa formamos un movimiento regional llamado Primero de Octubre “José María Bulnes”, para seguir defendiendo a nuestra clase.

No traicionamos ni conciliamos y tampoco queremos ser cómplices de los traidores, algo que en este momento parece común ya que vemos las distintas alianzas que se tejen para armar un gran frente anti K, resignando convicciones, traicionando principios, quejándose por lo bajo, pero acatando sin pelear las decisiones de los que deciden el destino de las organizaciones sentados tomando un café. Nosotros no estamos dispuestos a traicionar a nuestra clase tejiendo alianzas con la derecha más rancia, sí a romper con los traidores y levantar las banderas del clasismo en alto hoy más que nunca.

Fue una decisión necesaria, coherente con nuestra trayectoria de lucha en este territorio.

El único burro que siente la carga es el que la lleva y cuando los dirigentes dejan de pelear por las necesidades de  sus compañeros ya es traición.

Nuestra organización a nivel local mantiene la estructura democrática y de frente único clasista y combativa en su línea, el nombre es la nueva identidad, estamos buscando discutir con los compañeros de todo el país que también se fueron de la CCC el armado de una nueva organización nacional verdaderamente clasista.

 

Griselda Altamirano y Jorge Lezica

 

 

Ferrocarriles modernos

 

 

Señor Director:

A propósito de la recuperación de los ferrocarriles argentinos, me permito recordar un escrito mío publicado en su diario del 16 de octubre de 2008, página Temas y Lectores, con título “Plan ferroviario”

Sin jactancia, con mi experiencia de 43 años de servicio en el ferrocarril, pretendía demostrar cómo se podía modernizar la empresa, en virtud de haber quedado en suspenso, en aquel entonces, el proyecto del famoso “Tren bala”.

Han transcurrido casi 7 años y no tengo conocimiento de que alguien se haya interesado en esta idea de un simple ciudadano, para que por lo menos llegue a la Comisión de Transporte del Congreso.

Yo decía que todo era posible, convocando a inversores dispuestos a ejecutar las obras, si el Estado momentáneamente no estaba en condiciones de encararlas por sí solo.

A mi entender era factible su concreción aprovechando el trazado de las vías existentes en todo el país, construido por la famosa ingeniería inglesa, por supuesto cambiando totalmente los rieles y durmientes, el sistema de señalización, cambios de vía, comunicaciones y el control de marcha de los trenes, de última tecnología.

Respecto al material rodante, tanto los coches, vagones y locomotoras, debían ser de características técnicas similares, para el aprovechamiento de repuestos y familiarización del manejo de los trenes.

Demás estaba decir, que para remodelar las dependencias de edificios de estaciones importantes, debía respetarse su estilo exterior primitivo, la eliminación de todo lo que sea antiestético, galpones, vagones viejos, etc.; su desguace y venta de la chatarra; seguridad en los pasos a nivel, con señales ultramodernas y una alambrada en buenas condiciones a los costados de las vías para impedir el ingreso de animales grandes en prevención de accidentes.

Hay que reconocer con firmeza, que el ferrocarril es un transporte generador de muchos puestos de trabajo; tanto en su construcción como en su funcionamiento, es económico y seguro; que ayuda reducir accidentes en rutas y la contaminación del ambiente, toda vez que una sola locomotora puede traccionar un tonelaje equivalente a unos 70 camiones,

Felizmente la recuperación se ha iniciado. ¡Lástima el tiempo perdido!

 

Ismael Alfredo Fuentes

DNI 5.355.846

 

Tandil, gracias por la

contención y las fuerzas.

 

Señor Director

 

No encontramos palabras para tanta solidaridad, compromiso, apoyo, acompañamiento permanente y amor. Humildemente gracias a Natalia, que es mi sostén junto con Ale Díaz Delfino, Facundo Rodríguez, Mercedes, Nancy,  Patricia,  Juan Vicente, Federico  Ramos, Agustina y Juan Bernaus, Karina y Juan Mendiberry,  Familia Rossi por regalarle a Cami su amado Anndy, Rosana, Betsabé y Alberto  y a todos los papás y compañeros de Segundo año  A, B y C (actualmente), a los directivos, maestros, hermanos y todos los grupos de catequesis familiar del Colegio San José, que participaron de todas las colectas, festivales y cadenas de oraciones que se organizaron para Cami.

Gracias a sus amigos incondicionales, Catu Liggerini, Cata Ojeda, Gianela Rossi, Martina Egea, Rochi Mirón, Giuli Vedovelli, Juli Barrera, Bian Orsi, Laly Sánchez, Valen Quinteros, Delfina Márques, Valu Rampoldi, Belén Falconat, Sol Ballini, Azul Cuesta, Nacho Esponda, Marco Wrede Cupo, Germán Schroeter, Tino, Joaco Bernaus, Bruno Santamarina, Machu Stampone, Fede Zubiaurre, Bauti Dimarco, Bauti Miranda, Juani Mendiberry, Pedro Rodríguez Díaz, Federico Pioli, Martín Dell Arciplete, Juanpe Viera, Lauti Paz, Santi Ramos, Francisco Wenceslao, Bautista Ferraro,  Fermín Vicente, Pedro Amand de Mendieta y Gabriel Scuncio, Martina Perniola, Fernanda Hidalgo, Carolina Mastropierro.

Infinita gratitud a todos los que nos brindaron desinteresadamente su apoyo desde comienzos del 2013 hasta ahora.  Gracias a todos los directivos y maestros del Colegio San José, Unión de Padres, a Raúl Escudero, Farmacias Ament, Juan Favre, Jano por Todos, Cecilia Corán, Remis Calvario, personal de la fábrica Loimar, familia Serrano, familia Mastropierro, Flor Becaluba,  playeros de YPF de Rodríguez y España, todas las heladerías Grido, Mariela, Marcelo y Nico, Tuli, Fabiana Lagomarsino, Carla Sobrino, Nilda Rivero, Moto Club Tandil, Caritas Tandil, Imprenta Rhodar, Cinthia, Familia Barisic, Jorge Favier, Fernando Badone, Memorándum, Adolfo Campeggi, Santoshi y Juanma, Mariano Zabaleta, Sergio Saltape, Alina, Foyer, Lalo Abálsamo, Chino, Chape, el mago Ariel, Municipalidad de Tandil, Matías Civale, Tintorería City, Blanca, Carmen Mazzola, Marta, María, Daniel, Gabriel Dadiego, Lorenzo, Ester, Eli Shuenemman, Carlos y Claudita Cabrera, Teresa, Sandra, Florencia Juárez,  Familia Llanos, Familia Manolio, Mónica Rafaelli, María José y Néstor, Carolina Juárez, Carmen Oroquieta, Loly Ferini, Virgi Tejo, Sonia de Calle Melancolía, Nilda Fernández,  Susi, Mauricio  D´Alessandro, personal de Anses, Juan Urruty, Cecilia Rivero, René, Cecilia de Punto y Aparte, Jorge, Moni Puerta, Ana, Rodolfo, Amalia, Gerardo Damm, Zingueria Peralta, Daniel Bucci, Enrique y Anita, Laura Otero, Angie Pilatti, Diego Simón, Pablo Santa Cruz, Familia Diez, Rosita y Karina, familias del Colegio Santo Domingo y San Ignacio, Jeeperos de Tandil, Multimedios El Eco y La Voz de Tandil. Nahuel Serrano, Bernardo Larsen, Bautista Iglesias, Delfina Cagnoli, Marilina Nava, Luz Kappeler y los demás compañeros de Agostina por acompañarla en nuestra ausencia. Gracias a todos los comercios que permitieron colocar las urnas de donación, a todas las personas que se molestaron en ir hasta el Banco Provincia a depositar dinero, a los que donaron sangre y plaquetas, a los que se molestaron en llamar, a los que se unieron en oración, a los que fueron al festival, a los que no pudieron pero igualmente dejaron su donación, a nuestros amigos y querida familia, a los Scout de la Señora de los Dolores, a su queridas maestras Maylen y Bety y todas las personas anónimas y familias que nos acompañaron aunque sea desde el silencio. Tenemos un inmenso dolor por la pérdida de Cami, pero tanta gratitud por permitirnos acompañarla a ella en su lucha y no lo hubiéramos podido hacer sin todos ustedes en nuestro corazón.

 

Familia Pedrocco.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario