Cartas de lectores

Pedido de Justicia

Señor Director:

Le envío la cata que entregué a la fiscal Virginia Bravo, quien lleva adelante la causa por el asesinato de mi hijo.
Soy la madre de Juan Pablo Rigotti. Usted dirá quién es Juan Pablo Rigotti. Bueno yo le explicaré quién es para mí y quién era para usted.
Para mí es el segundo de mis hijos. Tiene 32 años. Hace 10 que vive con su novia. No fuma, no bebe, no se droga. Está haciendo la tesis para recibirse de comunicador social. Trabaja por internet. Es corrector literario. No sale de su casa sin su novia y solo a hacer algún mandado. Tiene su huerta propia. Practica gym frente a un video dentro de su casa. Vive en Ensenada. Es puro, limpio, transparente,  ilumina nuestras vidas. Es sabio. Inteligente y bondadoso.

El es todo eso, aunque un ciudadano paraguayo, borracho, entró en su casa a robar y lo asesinó a puñaladas. Más precisamente, ocurrió el 11 de marzo alrededor de las 16.

Para usted era… porque mi hijo está muerto. Pero se trata de un asesinato en ocasión de robo. Uno más.
Para nosotros, su familia, “es” porque es mi hijo. Porque es hermano, tío y cuñado. Porque lo tuve dentro mío nueve meses y lo criamos con amor. Lo llevé al jardín. Le enseñamos a andar en bicicleta, a ser respetuoso y educado.

Le podría contar mil cosas más de Juan Pablo y todas serían buenas. Y “es” porque sabemos que de alguna manera Juan Pablo está con nosotros.
El asesino está preso. He escuchado decir que irá a una prisión cerca de su familia. Que con buena conducta saldrá en 7 años. Que con un juicio abreviado podría salir en 5 años. Que él tiene derechos. Yo, señora fiscal, quisiera preguntarle dónde quedaron los derechos de mi hijo.
La familia de Juan Pablo le pedimos justicia. Que pague el tremendo asesinato y el gran dolor que ha causado en la familia y en los amigos de Juan Pablo.
Señora, mi hijo planeaba tener un hijo este año y comprarse un terreno con plata que estaba juntando con mucho sacrificio. Pensaba venir a Tandil en estos días porque su hermana tendrá a su hijita y ahora no podrá conocerla.

Señora, nuestros corazones están rotos. Los corazones de sus hermanos, padres, cuñados y sobrinos. Todavía no podemos procesar qué pasó, lo que le paso a Juan Pablo. Porque es una tremenda injusticia. Estaba dentro de su casa trabajando y entró el asesino y lo mató. Se podrá dar cuenta que no entendemos eso de buena conducta, de juicio abreviado y de los derechos del asesino.

Ahora le hablaré como madre. Solo le pido que por un segundo se ponga en mi lugar. Mi dolor es tan grande que no me deja respirar. Que no me deja dormir y que cuando duermo y me despierto me doy cuenta de que no fue una pesadilla. Mi hijo está muerto. No lo veré más. No lo podré abrazar, besar y decirle ‘te quiero mucho’. Sabe, señora fiscal, cómo extraño que me diga: ‘Hola ma, ¿cómo estás?’.
La familia de Juan Pablo y yo en especial, como su madre, le pedimos por favor justicia. Que no salga de la cárcel. Que pague lo que hizo. Mató un muchacho hermoso. Por favor señora fiscal ayúdeme. Ayúdenos y ayude a Juan Pablo para que el asesino no salga en 5 o 7 años. Que pague el daño que causó en la cárcel.
Ahora me despido. Triste, llorando. Con el corazón roto. Con la vida estropeada. Abrazando a mi hijo dentro de mi corazón y mi mente. Diciéndole  y prometiéndole que lucharé por justicia.
Gracias por su tiempo.

 

Marcela Pioli

 

Oportuna comparación

 

Señor Director:

 

En fecha 16/04/216, como 6.30, escuché el Papa en un canal de televisión de Buenos Aires, de visita a un campo de refugiados en Grecia (Lesboa). Me impactó tres frases que pronunció en un acto religioso. Dijo “sabeos que es fácil para muchas personas ignorar el sufrimiento de otras”; “el Mediterráneo no debe ser tumba de refugiados” y “traigo para esta pobre gente mi mensaje de esperanza”.

A propósito de las palabras del Papa, comparo el fervoroso discurso de la expresidenta dirigido a sus seguidores, aprovechando un viaje que debó realizar citada por un jueces de un Tribunal de Buenos Aires. La expresidenta en su discurso criticó duramente al Gobierno actual, calificándolo de insensible, por el terrible ajuste económico que se ha lanzado y que según ella castiga fuertemente a los más pobres. ¡Es que hace mucho tiempo que no hay pobreza en la Argentina! Yo pregunto de las numerosas villas precarias existentes, ¿cuántas se instalaron en los últimos 4 meses del nuevo gobierno?

Ese ajuste debió hacerse en su gobierno, en forma gradual hasta la entrega del mando, pero no se empezó, tal vez por especulaciones electorales o, pensando mal, para dejarle el problema aumentado a las autoridades siguientes. Creo que la expresidenta es la menos indicada para formular esas críticas, teniendo en cuenta los gastos enormes que originó su mandato, ordenando construcciones que no eran prioritarias, pero ella lo quiso, donde llevó a cabo actos políticos especialmente con los chicos de La Cámpora. Resulta chocante que magnifique el estado de pobreza actual por culpa del nuevo gobierno, cuando ella vive en la opulencia, según vemos en los grandes establecimientos que posee en El Calafate y la importancia edilicia del mausoleo donde descansan los restos de su exesposo.

Cabe agregar que las circunstancias actuales por las que atraviesa el país, es incomprensible su actitud indecorosa, queriendo aparentar alegría con movimientos de baile.

No es correcto “calentar la cabeza” a los jóvenes, agitándolos con discursos de barricada. Los jóvenes deben estudiar, trabajar y recibir buenos consejos en la política, sin fanatismo, orientándolos para que resulten buenos ciudadanos y libres de pensamiento que es lo más maravilloso, sin inducirlos a la práctica fácil. El país requiere sacrificios y no “acomodos”, todo lo cual reconfortará el espíritu para que no bajen los brazos.

 

Ismael Alfredo Fuentes

DNI 5.355.846

 

Prioridades

 

Señor Director

 

Aún no se definió el incremento salarial para los funcionarios políticos, quienes están con buenos sueldos y no lo necesitan como los obreros y los jubilados, que se podrán dar cuenta con solo fijarse lo que ganan.

Con todo respeto que se merecen, ustedes pueden llegar a fin de mes, poner la mesa todos los días, en cambio otros trabajadores mandan a sus hijos a la escuela a veces sin un plato de comida.

 

José Volatile

DNI 5.332.235

 

Alcoholismo y drogas

 

Señor Director

 

Me dirijo a ustedes para comunicarles que este sábado a las 17, en el salón de Apymet situado en calle Yrigoyen al 800, se llevará a cabo una charla sobre alcoholismo y drogas.

Estaré hablando para todas las personas que se acerquen sobre lo que viví producto de estos flagelos y cómo pude recuperarme y reinsértame en la sociedad tandilense.

 

Charly

DNI 11.329.612

 

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario