Castañino: ?La entrega del equipo fue invalorable?

 

El tandilense inició el certamen en el tercer capítulo, desarrollado en el circuito La Cascada de Tandil, donde logró una concluyente victoria, y clausuró el ejercicio  con otro triunfo incuestionable, logrando la segunda corona de la especialidad, en el circuito "El Arbolito" de Coronel Vidal.
"Feliz por el momento, por el trabajo a lo largo del año, y como se fueron dando los resultados. Un campeonato movido, intenso y muy particular por el factor climático. La lluvia y las condiciones meteorológicas complicaron en muchas oportunidades a la categoría, que debió postergar algunas carreras, pero felizmente pudimos completar las  doce fechas. Un largo camino, que no fue fácil".
El campeón de la clase mayor de APAC, destacó la entrega  y fortaleza de su estructura, "Se trabajó intensamente y sin horarios durante todo el año. Papá (Cacho Castañino) le dedicó muchas horas al motor, y a toda la parte integral del auto, con el aporte invalorable de Ricardo (Méndez), y todo el esfuerzo entregado por el equipo, que puso el resto para dejar en las mejores condiciones el Falcon. Con el correr de los años, y luego del campeonato logrado en el 2006, fuimos aprendiendo, y nos afianzamos, cada uno en su trabajo. Esas experiencias fueron vitales, logramos encontrar el chasis, y cada elemento corregido nos daba algún cambio. La superación que íbamos asimilando fue positiva para conseguir el objetivo".
Castañino ponía énfasis en algunos momentos, que marcaron el despegue, y el comienzo de una nueva conquista: "Las Dos Horas en Tandil, junto a Damián (Villanueva) fueron decisivas, comenzamos complicados ese fin de semana, hasta encontrar el auto en la parte final. Damián (Villanueva) hizo una gran final, logrando un segundo lugar muy valioso, quedando por suma de tiempos detrás de Finito (Pedersen) y Gabriel (Castejón). Después vinieron las dos suspensiones en Rauch, y la penúltima por la lluvia en  Coronel Vidal, y se iban complicando las chances, no obstante sabíamos que teníamos un gran auto, éramos protagonistas, pero había que sumar fuerte".
El Premio Coronación fue un desafío muy particular para el bicampeón: "Teníamos mucha confianza en la última carrera, y en Coronel Vidal aún más, un circuito que siempre nos cayó bien y no teníamos demasiados problemas para poner el Falcon a punto. La clasificación era determinante, pudimos hacer bien ese trámite, que nos dejaba tranquilos para el domingo, aunque nuestros rivales directos estaban muy cerca, tanto Finito (Pedersen), como Martín (Zumárraga) estaban muy cerca".
"El domingo se presentaba con los contratiempos de la lluvia, había que ganar o ganar, llegar adelante si era posible. Se fueron dando las cosas, primero la serie y luego la prefinal, hasta la carrera definitoria, en la cual tuvimos un problema con el desprendimiento del lisso (banderillero satelital), que se cayó en un lugar  inadecuado, aun que lo pudimos acomodar y controlar a Fabio".
"Las sensaciones y alegrías fueron muy particulares, al igual que para mi familia, había llegado Valentino (mi segundo hijo) hacía pocos días, y los sentimientos eran muy especiales. La entrega del equipo y del grupo de amigos fue invalorable, y decisivo en este campeonato. Una vez que fue desapareciendo toda la adrenalina de la carrera, comenzamos a disfrutarlo. Ahora hay que celebrarlo con la familia. Dentro de algunos días, estaremos pensando en el campeonato que viene. Obvio que queremos estrenar el uno", le comentaba el campeón de APAC, Diego Castañino, a www.vertigomotorsport.com.ar.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario