Causar ruidos molestos con motocicletas es un delito penal en Chacabuco

Darío Cimenelli, secretario de Seguridad de la localidad de Chacabuco, conversó con Tandil Despierta (Eco TV) acerca de las medidas implementadas para reducir los ruidos molestos causados por motociclistas, así como también para disminuir el peligro que representaban para el resto de los conductores.

El Eco

Los disturbios causados por cerca de cincuenta motociclistas a altas horas de la noche, principalmente en las cuatro avenidas de la ciudad y los accesos a las rutas, junto a los accidentes de tránsito protagonizados, alertaron a las autoridades. Cimenelli señaló que se trata de una problemática generalizada y que, aunque con características particulares, se reitera en localidades cercanas: “El mismo diagnóstico que se va viendo en gran parte de la provincia de Buenos Aires”.

El secretario aseguró que las acciones efectuadas por los conductores dejan de encuadrarse en una simple contravención y se convierten en delitos. Fue así como desde el municipio chacabuquense comenzaron a promover causas penales que finalizaron con el allanamiento de más de 33 motos que podían llegar a ser consideradas peligrosas. A causa del caso omiso que hacen los motociclistas del personal policial, es muy difícil detenerlos con los operativos en la calle, por lo que se debió optar por medidas alternativas.

Específicamente en estos casos, explicó que frente a la sospecha de que se está cometiendo un delito, previsto en el artículo 193 bis del Código Penal, donde se define penalmente responsable a todo aquel que causa un peligro concreto en la circulación, se inició una denuncia y se pidió la conformación de una causa. Seguidamente, luego de acreditar mediante testimonios la identidad de las personas, las motocicletas en las que circulaban y las maniobras que hacían, se documentó todo en la causa penal y, seis meses más tarde, un juez de garantías libró las órdenes de allanamiento para secuestrar las motocicletas como prueba del delito que se comete. “Además de estos allanamientos que nacen de la causa penal, también se incluyen inspecciones que nosotros hacemos en el marco de una ordenanza municipal sobre talleres de motos que se dedican a vender escapes antirreglamentarios, notificamos a todas las estaciones de servicio para que no les carguen combustible si no van con el casco y toda la documentación reglamentaria”, detalló Cimenelli.

En esta primera etapa, en Chacabuco se secuestraron 23 motocicletas y otras 10 mantienen su secuestro activo, por lo que ha disminuido notablemente el ruido y la circulación a altas horas de la noche, según la población local cuya mayoría se encuentra conforme con las medidas. “Como vimos que era muy difícil hacer frente a esta problemática desde los mismos operativos, tomamos la decisión de filmarlos, grabarlos, identificarlos, acreditar que estaban cometiendo un delito poniendo en peligro la circulación y el tránsito en la ciudad, hicimos una denuncia penal y, en ese marco, pedimos que se libren el allanamiento y el secuestro de esas motos. La causa va a seguir y ellos van a ser penalmente responsables por el delito que se les imputa”, especificó.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario