Cerca de tres mil personas coparon las calles bajo el grito de “Ni una menos”

Al igual que en el resto del país, Tandil se manifestó en forma masiva contra la violencia de género por las calles céntricas de la ciudad. Además, se hizo lectura de un petitorio en el cual se continúan exigiendo las mismas medidas que el año pasado, considerando que no hubo importantes avances en la materia.

Encolumnadas bajo el lema “Ni una menos”, unas tres mil personas de diferentes edades, mujeres y hombres, agrupaciones políticas y sociales, se movilizaron desde la Glorieta de la Plaza Independencia hacia la avenida España por Yrigoyen, desde donde regresaron por Rodríguez al punto de partida.

Ya desde las 17 comenzaron a arribar gran cantidad de personas al lugar de encuentro donde se realizaron diversas actividades culturales hasta que, a las 18, se dio inicio a la marcha.

Con carteles como “Un femicidio cada 26 horas”, “Basta de femicidios”, “No tengas miedo, no estás sola”, “Ni una menos por abortos clandestinos”, hicieron visible el reclamo y los comerciantes y transeúntes acompañaron con palmas la masiva manifestación.

También estuvo presente la madre de Ayelén Rolando, María Laura Balmaceda, con un cartel en el cual pedía justicia por su hija de 14 años que fue asesinada en agosto de 2014.

Además participaron de la manifestación los concejales, como así también funcionarios radicales como el secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora, el subsecretario de Desarrollo Social Pablo Civalleri y Pablo Esquivel.

Una vez allí, se dio lectura de un petitorio confeccionado por diversas organizaciones y donde se exige la implementación de las medidas necesarias para intentar erradicar este flagelo de la sociedad.

En tanto, la columna de personas se extendió a lo largo de unas tres cuadras que con palmas y cantos de “Tandil escucha, únete a la lucha” y “Vivas nos queremos” hicieron oír su pedido.

La movilización, que se llevó adelante por segundo año consecutivo, no hizo más que visibilizar una problemática que no cesa y que se ha cobrado la vida de cientos de mujeres en los últimos años.

El petitorio

Al finalizar la movilización, la multitud se volvió a congregar en la Glorieta de la Plaza Independencia y se hizo lectura del petitorio.

En el mismo expresaron que “como hace un año atrás miles de ciudadanos y ciudadanas volvemos a encontrarnos en las calles en todo el país para alojar la voz de las víctimas de la violencia femicida, para que esas voces no queden inertes”.

“Contra la trata, muchos representantes de los sectores políticos, judiciales, policiales y mediáticos se hacen los sordos, los mudos, los ciegos”, cuestionaron y marcaron que “un aparato judicial misógino, injusto y arbitrario sigue cosechando víctimas entre las víctimas”.

A su vez, denunciaron que “no hay perspectiva de género en la composición de la Justicia ni en muchos de sus fallos” y que “las mujeres van presas por abortos. Una joven presa en Tucumán, Belén, condenada a ocho años de prisión por homicidio, cuando tuvo un aborto espontáneo, nos obliga a gritar con más fuerza la consigna”.

“Sin Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir, no hay Ni Una Menos”, recalcaron.

Sostuvieron además que “las políticas públicas en relación a los derechos de las mujeres están siendo debilitadas: los observatorios que se habían puesto en práctica dejaron de existir y programas como el de Salud Sexual y Reproductiva empezaron a ser desmantelados y/o abandonados. Las y los trabajadores que se ocupan de la atención de la violencia machista están precarizados y, como todos, amenazados de perder sus trabajos”.

“La ley de patrocinio gratuito no ha sido reglamentada y desde el Ministerio de Justicia ya se alertó sobre la falta de presupuesto para ponerla en práctica. Los contenidos de la Ley de Educación Sexual Integral se están tergiversando para conformar a los sectores más retrógrados. Volvemos a gritar Ni una menos porque aún no se anuncia la puesta en marcha del Plan Nacional de Acción para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres”, manifestaron.

Y pidieron “una Justicia que juzgue a los autores que cometen hechos de violencia contra las mujeres y un Estado que realice esfuerzos reales para hacer frente a las necesidades económicas de las personas”.

“Cuantas más mujeres son encarceladas, un mayor número de niños sufren. El interés superior del niño o niña debe ser considerado al momento de imponer condenas a sus madres y siempre deben preferirse alternativas al encarcelamiento. El disciplinamiento de la protesta social y el encarcelamiento de dirigentes sociales y políticos hablan claramente de una revancha misógina y racista que nos golpea a todas”, criticaron.

Y exigieron la “libertad de Milagro Sala y contra el golpe de estado a Dilma Rousseff”.

Asimismo, aseguraron que “el ajuste y la inflación golpean directamente sobre nuestra capacidad de decir basta. Cuando la pobreza aumenta, las primeras perjudicadas somos las mujeres. Cuando el conflicto social se mete dentro de las casas, las más perjudicadas somos las mujeres.  El ajuste, el tarifazo, los despidos masivos, el fin de la moratoria previsional para las amas de casa que dedican sus vidas al cuidado de los otros, el escandaloso achique del Estado, golpean sobre todo a las mujeres, recortan nuestra autonomía, nos dejan más inermes frente a la violencia”.

Al Municipio

A las autoridades municipales pidieron por la implementación del Programa Provincial que garantiza las políticas orientadas a la promoción, y desarrollo de la salud reproductiva y la Procreación Responsable;  Consejerías para la reducción de riesgos y daños en situaciones de embarazos no planificados, en el Sistema Integrado de Salud.

También la interrupción legal del embarazo en los hospitales públicos y la designación de médicos/as no objetores de conciencia; la atención permanente de una médica legista en la Comisaría de la Mujer y la Familia, la implementación de una línea de atención telefónica para las víctimas de violencia de género, atendida por personal capacitado, la institución del Defensor del Pueblo y la Creación de la comisión de género en el Concejo Deliberante.

Asimismo, la creación de una secretaría de las mujeres con presupuesto, reforzar el equipo interdisciplinario de la casa de abrigo “Marta Pelloni” y las políticas públicas de asistencia y contención, el patrocinio jurídico gratuito para víctimas de violencia de género, que fuera anunciado por el Intendente y finalmente le recordaron al mismo que aguardan que “se concrete la reunión que le solicitáramos en el mes de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer”.

 

Pocos avances

Por su parte, Andrea Rosetti, una de las organizadoras de la marcha en Tandil aseguró que “el corazón de este petitorio es muy similar al del año pasado, se apoya en los mismos reclamos. Podríamos decir que esta espera de 365 días fue de paciencia pero los resultados no son los que esperábamos”.

“En las cosas que tienen que ver con las responsabilidades del Estado nos parece que más allá que hubo un cambio de rumbo político del país, es muy poco lo que se ha avanzado. No está el plan nacional para prevenir las distintas violencias, ni la ley de patrocinio gratuito, que son nuestros grandes desafíos. Si las mujeres pobres no tienen patrocinio gratuito difícilmente puedan tener justicia”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario